Compartir
Publicidad

Truco express: ahorra limpiando tus objetivos con el líquido artesanal que te proponemos

Truco express: ahorra limpiando tus objetivos con el líquido artesanal que te proponemos
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ciertas aficiones despiertan en algunas personas la necesidad de tratar con un cuidado exquisito los objetos alrededor de los cuales gira esa pasión. Lo reconozco. A mí me sucede. Y no solo con la fotografía. En cualquier caso, soy una de esas personas a las que les gusta tener su cámara y sus objetivos en perfecto estado «de revista» siempre.

Poco después de comprar mi primera cámara réflex, y de eso hace ya algo más de dos décadas, decidí hacerme también con un líquido que me permitiese retirar el polvo y la grasa de mis objetivos. Desde entonces he probado un buen puñado de marcas, buenas y regulares, pero hace unos años una de las personas que me vendía aquellos mejunjes, que eran básicamente agua, decidió compartir conmigo la fórmula de ese «líquido milagroso» que me estaba permitiendo dejar mi equipo fotográfico como nuevo una vez tras otra.

Esta «receta» no forma parte de ningún decálogo secreto para iniciados. En absoluto. Es posible que muchos de vosotros hayáis encontrado en Internet fórmulas similares, pero a los que no la conozcáis puede resultaros de ayuda, sobre todo, para limpiar las lentes de vuestros objetivos.

La fórmula milagrosa

Los «ingredientes» son estos: 80% de agua destilada, 20% de alcohol isopropílico y unas gotas de humectante. No hace falta nada más. El agua destilada y el alcohol isopropílico pueden conseguirse sin dificultad en muchos supermercados y droguerías. El humectante es más difícil de encontrar, pero puede localizarse en algunas tiendas de fotografía, electrónica y de productos químicos.

Lo más interesante es que el precio de todos estos productos es muy bajo, por lo que podemos preparar en casa un litro de solución de limpieza por lo que nos cuesta en una tienda de fotografía un bote de unos 15 cl. O, incluso, por menos. Y, además, funciona. No deja rastro ni de grasa ni de polvo. Eso sí, es importante utilizar un paño muy suave que no arañe la lente externa, y frotar con suavidad. Esta solución es muy útil no solo para limpiar los objetivos; también deja como los chorros del oro las pantallas de los monitores y los televisores, las gafas, los discos de vinilo (para los que, como yo, los seguís escuchando), etc. Sin duda, merece la pena probarla.

Por cierto, los dos objetivos que podéis ver en la imagen que abre el post no son auténticos objetivos. En realidad son unas tazas muy chulas que se pueden comprar por Internet en Photojojo Store. Eso sí, son caras. Ahí queda eso.

En Xataka Foto | Ya podemos limpiar el sensor de nuestra cámara con la misma herramienta que usan los fabricantes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio