Compartir
Publicidad

Truco Express: Cambiando los colores en Photoshop

Truco Express: Cambiando los colores en Photoshop
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dejando de lado los debates habituales acerca del uso del Photoshop, debemos admitir que es una herramienta fantástica. No sólo nos permite realizar acciones casi inimaginables, sino que además nos permite hacer la mayoría de cosas de varias formas. Vamos a ver una de las formas que tenemos en Photoshop para cambiar el color de las cosas.

Este método, aunque lleve un poco más de trabajo que otros, al trabajar con capas, nos permite una vez realizado el cambio de color, volver a cambiarlo en cualquier momento simplemente modificando las capas en cuestión de segundos. Vamos a ver como hacerlo paso a paso con un ejemplo de una manzana amarilla que convertiremos en roja y después en verde.

1. Pasamos a blanco y negro


manzanacambiocolor01.jpg

Empezamos con una manzana amarilla

Tenemos una fotografía en color. Lo primero que vamos a hacer es crear una capa de blanco y negro (Capa > Nueva capa de ajuste > Blanco y negro…). Con esta nueva capa, la fotografía entera se convierte en blanco y negro, pero conservando la información del archivo RGB, es decir, conservando la información de los colores.

Paso a blanco y negro

Aplicamos la capa de blanco y negro

Gracias a las opciones de capa podremos modificar la luminosidad de cada color. En nuestro ejemplo, si movemos la barra que modifica el amarillo, todos los tonos de gris que correspondan a colores amarillentos en el archivo en color verán modificada su luminosidad sin afectar al resto de colores.

Modificando la luminosidad

Aclarando los amarillos en el blanco y negro, la manzana vuelve más luminosa

Ahora tenemos una imagen sin color pero manteniendo las formas y texturas de la imagen original, pero sólo queremos modificar una parte de la imagen. En el ejemplo no queremos modificar el color del rabillo, por lo que los cambios que hagamos sólo deben afectar a la piel de la manzana.

2. Creamos una máscara de capa


Cómo digo, sólo queremos que los cambios afecten al color de la piel de la manzana sin afectar ni al rabillo ni al color del fondo. Para ello necesitaremos crear una máscara en la capa de blanco y negro que afecte sólo a la zona que queramos.

Al crear la capa de blanco y negro debería habérsenos creado automáticamente una máscara de capa. Si no es así, en los botones de la parte inferior de la ventana de las capas podemos crear una máscar pulsando en el tercer botón (añadir máscara vectorial).

Ahora que tenemos la máscara de capa creada lo que podemos hacer es pulsar con el ratón sobre la máscara para seleccionarla e invertirla pulsando en el teclado control + I (comando + I en Mac). La imagen vuelve a tener color ya que la máscara de la capa blanco y negro afecta a la capa entera (la máscara es toda negra y la capa no afecta a la imagen).

Con el pincel (B) y utilizando el color blanco y habiendo pulsado con el ratón sobre la máscara de capa para activarla, iremos pintando de blanco todo lo que deseemos cambiar de color. De esta manera todo lo que vamos pintando volverá a ser blanco y negro.

Blanco y negro con mascara de capa

La capa de blanco y negro sólo afecta a la piel de la manzana

En caso de haber pintado de blanco una parte de la fotografía a la que no queremos que afecte la máscara de la capa blanco y negro, lo que haremos será seleccionar el color negro para el pincel y volver a pintar, esta vez de negro lo que antes pintamos de blanco por equivocación. Ya tenemos preparada en blanco y negro la zona de la fotografía a la que queremos modificarle el color y una máscara de capa que nos servirá también para el siguiente paso.

3. Creamos una capa de color uniforme


Llega el momento de darle color a la zona que tenemos en blanco y negro. Vamos a crear una nueva capa de color uniforme (Capa > Nueva capa de relleno > Color uniforme) y seleccionamos el color que queramos sin preocuparnos mucho, más adelante podremos cambiarlo o ajustarlo fácilmente.

Ahora tenemos una capa de un color que cubre toda nuestra fotografía, pero eso no es lo que queremos. Vamos al cuadro desplegable del modo de capa, justo arriba del todo de la ventana de capas (donde pone “normal”), desplegamos el menú y seleccionamos el modo “Color” que tenemos casi abajo del todo. Aparece la imagen, pero el color afecta a toda la fotografía.

Con capa de color uniforme rojo en modo color

La capa de color rojo uniforme en modo color afecta a toda la fotografía

Nosotros queremos que ese color afecte únicamente a la piel de la manaza, por lo que deberemos crear de nuevo una máscara de capa que afecte únicamente a la zona deseada.

4. Copiamos la máscara de capa


Ya tenemos la máscara de capa creada en la capa de blanco y negro, por lo que sería una pérdida de tiempo crear una nueva y repetir el proceso. Para copiar esa máscara de capa simplemente debemos mantener pulsada la tecla “alt” mientras arrastramos la máscara de la capa de blanco y negro sobre la capa del color uniforme.

Mascara de capa de color uniforme

El color rojo ya sólo afecta a la piel de la manzana

Ahora la capa de color uniforme sólo afecta a la piel de la manzana, pero el color que hemos seleccionado en un primer momento queda poco realista, por lo que debemos realizar ajustes para mejorar el resultado. En este momento descubrimos la ventaja de cambiar los colores de esta forma.

5. Ajustando los colores y la luminosidad


Ahora sólo nos queda ajustar el color para conseguir los resultados que buscábamos. En nuestro caso queremos convertir la manzana amarilla en una manzana roja. Ajustamos la luminosidad modificando las opciones de la capa de blanco y negro.

Manzana roja

Bajamos un poco la luminosidad y el color se vuelve algo más realista

En el caso de la manzana el resultado puede ser un tanto irreal ya que la piel de una manzana amarilla es totalmente distinta a la de una roja, y eso, queramos o no, nos hace ver que ese color rojo no es propio de este tipo de manzanas, pero gracias a la capa de color uniforme podemos cambiar de nuevo el color con unos cuantos clicks.

Hacemos doble click sobre el cuadrado que nos indica el color de la capa de color uniforme y nos vuelve a aparecer la ventana con la paleta de colores. Seleccionamos el que queramos y ya tenemos una manzana verde, igualmente irreal pero que nos sirve de ejemplo.

Manzana verde

Con tres clicks cambiamos de nuevo el color de la manzana

Como veis, gracias a que tenemos una capa de blanco y negro y otra de color uniforme, en un par de clicks podemos cambiar tanto la luminosidad como el color, algo que no podemos hacer si cambiamos los colores de nuestra fotografía directamente con la herramienta “Reemplazar Color” (Imagen > Ajustes > Reemplazar color…).

En resumen


Tenemos otras formas de cambiar los colores en Adobe Photoshop, pero pienso que esta es la que nos permite ajustar de forma más precisa los colores y realizar cambios en cualquier momento y muy rápidamente.

Si buscamos resultados realistas podemos aplicar estos cambios de color sobre objetos con forma y textura que nada tengan que ver con el color ya que por ejemplo, ver un tomate azul, por muy bien que nos haya quedado el procesado, siempre será irreal.

Podemos utilizar esta técnica de forma creativa buscando imágenes reales a las que les dar colores totalmente alejados de la realidad.

Fotografías | José Barceló
En Xataka Foto | El difícil arte de manipular el color

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos