Compartir
Publicidad
Publicidad

Trucos y consejos para fotografiar un coche

Trucos y consejos para fotografiar un coche
Guardar
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No, no somos Motorpasión, pero si nos puede ocurrir que estemos cansados de los paisajes, los retratos, de hacerle fotos a la novia y al perro o de dar paseos fotográficos por los mismos sitios. Queremos cambiar de tema, así que un día nos planteamos variar un poco y lanzarnos a una aventura fotográfica distinta, ¿Porqué no?

Pues como es una magnífica idea, en Xataka Foto vamos a intentar daros algunos consejos, desde un punto de vista amateur, para afrontar, por ejemplo, un reportaje de un coche, ya sea por gusto, porque os acabáis de comprar un coche que os encanta, o simplemente porque queráis venderlo y necesitáis que las fotos digan algo más que las típicas fotos de aquí te pillo aquí te mato.

Yo lo hice y quiero compartir con vosotros las cosas que tuve en cuenta a la hora de hacer las fotos:

El coche, como una patena

Es evidente, si queremos hacerle un reportaje de fotos a un coche es fundamental que este impecable, perfectamente limpio, así que o le haces el reportaje nada más sacarlo del concesionario o bien te pegas una buena mañana dándole a la bayeta.

Y cuando digo limpio no quiero decir que echéis un euro en la manguera del Elefante azul y le quitéis el polvo, hay que limpiarlo a conciencia, carrocería, plásticos, ruedas, llantas, interior, etc. Si podemos sacarle brillo, mejor que mejor.

Buscar localizaciones adecuadas

Vale, ya tenemos el coche impecable pero tampoco vamos a ponernos a hacerle fotos en el garaje, que menos que nos vayamos a algún sitio interesante.

E interesante pueden ser muchos sitios, desde una nave o una escena con ruinas donde el coche contraste y destaque, a un paisaje interesante o reconocible que nos ayuden a componer la foto. Tampoco hay que descartar un fondo neutro, donde sólo destaque el coche y nada distraiga la atención.

Por último no te conformes con sólo una localización. Si buscas dos o tres sitios distintos el reportaje será mucho más completo y te encontraras con muchas más opciones para encuadrar.

Tomas generales

Ya tenemos una localización chula, ahora sólo hace falta estudiar los encuadres. Las tomas generales son indispensables, principalmente el perfil. Normalmente tenderemos a encuadrar horizontalmente, pero no tiene porqué ser así, un encuadre vertical puede darnos mucho juego y nos aleja de la típica foto que todo el mundo hace.

Un buen consejo es ponerse a una distancia considerable, de esta forma intentamos, en la medida de lo posible que se vea el perfil lo más limpio posible, lo que no conseguiremos si estamos demasiado cerca.

Busca encuadres distintos

Pero las fotos generales son muy aburridas, tenemos que intentar dar una vuelta de tuerca más, jugar con los reflejos, por ejemplo, es una buena idea. Intenta componer la foto con elementos del coche y con elementos de la escena, te quedarán fotos más originales:

Otra buena idea es jugar con las lineas, con los contrastes de color, la composición. Fotos “minimal” pero muy resultonas:

No te olvides de los detalles

Vale, ya hemos cubierto las tomas generales, e incluso hemos ido más allá buscando encuadres distintos, pero la cosa no debe quedar ahí, los coches tienen muchos detalles, que descontextualizados, pueden ofrecernos muchas buenas fotos. Por ejemplo, las llantas suelen dar mucho juego para fotos simétricas:

O el interior, que normalmente puede darnos mucho juegos a poco que busquemos un encuadre original y juguemos con la profundidad de campo:

No desprecies el interior

Un coche no es sólo exterior, el interior también puede darnos mucho juego como acabamos de ver. Aparte de los detalles, en el que incluso podemos echar mano de un objetivo macro, podemos intentar una toma general.

Pero normalmente nos encontramos con un problema, tenemos poca luz dentro y mucha luz fuera, y pocos sensores, por no decir ninguno, son capaces de captar ese rango dinámico. Una buena opción es hacer un par de tomas, siempre desde el mismo punto y con la misma focal, y después fusionarlas en nuestro programa de retoque favorito. Nos quedaran tomas mucho más atractivas que si sólo nos quedamos con el interior o el exterior.

Recuerda, de nuevo, buscar una buena localización, que haga la foto atractiva. Si tenemos delante una pared, como que pierde un poco la gracia.

La Luz, tu mayor aliada

Estamos hablando de fotografía, donde la luz es siempre lo más importante. Si quieres hacer fotografías únicas no te queda otra que jugar con ella. ¿Quien ha dicho para hacerle fotos a un coche tiene que verse el coche?

Dispara en RAW

Es un consejo general que siempre ponemos, pero es que no queremos que se os olvide que las posibilidades del RAW son mucho mayores que las del JPG. Nada mejor que tener toda la información en bruto, por si cometemos algún pequeño error de exposición, por ejemplo, o no hemos conseguido el balance de blancos que queriamos, poder corregirlo posteriori.

En las fotos interiores por ejemplo nos vendrá muy bien poder tener un rango donde poder movernos. Yo cuando hice el reportaje disparé en JPG (aun era novatillo) y después me di cuenta de que podía haberle sacado mucho más partido a las fotos si lo hubiera hecho en RAW.

Aun así tampoco las fotos tienen que estar perfectamente expuestas. Jugar con la sobreexposición o la subexposición (como hemos visto antes) puede ofrecernos imágenes que no tenemos por qué descartar.

Experimenta y disfruta

Mi consejo personal es que experimentes y no tengas miedo a arriesgar, llévate la cámara al ojo e intenta buscar encuadres distintos, originales, crea tu propia fotografía, que hacerle fotos a un coche sabe todo el mundo, pero nosotros tenemos que darle ese plus, que para eso leemos Xataka Foto ;)

Fotos | Manolo ToledoSet BMW en flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos