Compartir
Publicidad
Publicidad

Utiliza valores ISO altos: ventajas

Utiliza valores ISO altos: ventajas
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Es habitual que la gran mayoría de aficionados a la fotografía digital tengan una enorme animadversión al ruido. Suele ser, incluso, un motivo de obsesión que suele limitar desde la adquisición de un modelo determinado de cámara (por responder peor a los valores altos), hasta descartar determinadas fotografías. Es comprensible hasta cierto punto, pero creo que hay que saber encontrar ventajas en el uso de valores ISO altos y usarlos adecuadamente, incluso en el procesado posterior.

Hacer algunas pruebas, intentar descubrir lo positivo de ello que nos ofrecen las cámaras digitales, puede suponer romper algo esa lacra que para muchos parece este aspecto. Creo que hay que encontrar el lado favorable y extraer las posibilidades porque se puede encontrar una nueva vía que se suele descartar con demasiada celeridad.

Estamos de acuerdo que el ruido digital al usar valores ISO altos es más molesto o menos estético que el grano que aportaba la película química. Pero hoy en día, cualquier cámara digital, ya sea compacta o réflex, suele disponer de la posibilidad de utilizar número elevados, aumentando la sensibilidad y permitiéndonos fotografiar en situaciones de luz muy bajas. ¿Por qué renunciar a tener una imagen irrepetible por no querer usarlo?

Veamos como minimizar el impacto de ese ruido digital y cómo sacar sus principales ventajas:

  • Encuentra el límite de tu cámara. Todas las cámaras ofrecen usar valores muy altos, como ya hemos indicado, pero es conveniente usar todos e ir probando hasta saber cuál es el que nos marca el límite para que sea aceptable. Esto es muy subjetivo, por ello hay que hacerlo en diferentes situaciones, con luz y en oscuridad, así conoceremos cómo se comporta el sensor de nuestra cámara en los distintos valores. Si es aceptable a 800, 1600, 3200,... ese será nuestro valor máximo que usaremos cuando lo necesitemos.
  • Convertir la fotografía en blanco y negro. En color, una imagen disparada a 1600 ó 3200 ISO, por ejemplo, puede dar bastante ruido en las sombras, pero al convertirla en blanco y negro, se minimiza el impacto y el resultado varía bastante la percepción del ruido. El resultado se asemeja más a una fotografía tomada con película.
  • Dispara en RAW. No es que se obtenga menos ruido que en JPEG, pero al menos sí disponemos de más posibilidades para mejorar la toma con unos ajustes básicos.
  • Desenfoca ligeramente. Si la fotografía la queremos a color y el ruido se aprecia muy notable, con desenfocar un poco la imagen, podemos reducirlo bastante (dependiendo de la toma).
  • Cuidado con el calor. Cuando aumentamos la sensibilidad del sensor con valores ISO altos, estamos llevando al mismo a un calentamiento intenso. Esto no hay que temerlo, las cámaras están preparadas para ello, pero cuando la temperatura ambiente es alta, el ruido aumenta. En consecuencia, el calor es un enemigo a tener en cuenta (10º C más pueden duplicar la señal de ruido). Protege la máquina y mantenla, en lo posible, alejada de fuentes de calor y del sol directo en pleno verano.
  • Usar el filtro de reducción de ruido de nuestra cámara. En las compactas avanzadas podemos encontrar esta opción, aunque es en las réflex donde este filtro resulta efectivo en determinadas situaciones.
  • Juega con la nitidez. Como usar un ISO alto nos reduce la nitidez de la imagen, podemos jugar a usarlo como ventaja y puede resultarnos un efecto del que sacar partido. Junto con con el valor que seleccionemos, dispara a una velocidad algo más baja y el resultado puede ser muy sugerente. Los objetos o motivos en movimiento son especialmente indicados.
  • Aumenta las posibilidades en fotografía de interior. Muchas veces no disparamos cuando estamos en interiores poco iluminados por miedo al ruido o a que salga movida la imagen. Si sujetamos bien nuestra cámara, elegimos bien el encuadre y usamos un valor ISO alto, podemos sacar mucho partido a esos rincones y espacios que solemos descartar habitualmente.

piglicker

Como digo es cuestión de probar, de experimentar y de perderle el miedo. El ruido es la peor cara de la fotografía digital (aunque cada vez se consiguen sensores mejores), pero podemos sacarle partido a nuestro favor y encontrar imágenes que de otro modo no obtendríamos.

Y si no te gustan las imágenes con ruido o simplemente quieres reducirlo puedes usar algunos de los programas existentes para ello. O seguir nuestros consejos para reducirlo.

Fotos | piglicker y magnatite

En Xataka Foto:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos