Compartir
Publicidad
Descubre cómo utilizar y sacar el máximo partido a la hiperfocal (Parte 1)
Tutoriales

Descubre cómo utilizar y sacar el máximo partido a la hiperfocal (Parte 1)

Publicidad
Publicidad

No es la primera vez que hablamos en Xataka Foto de la distancia hiperfocal. La hemos tratado en otros posts hace tiempo, pero la verdad es que hasta ahora no le hemos dedicado un post en exclusiva que nos permita afianzar este concepto y profundizar en las posibilidades de este recurso técnico que seguro que muchos ya conocéis, pero que probablemente otros usuarios desconocen o no saben cómo utilizarlo.

Dominar la distancia hiperfocal no solo nos ayudará a controlar con más precisión la profundidad de campo de nuestras fotografías, sino también a obtener mejores resultados en ciertos escenarios que suelen «atragantarse» a algunos fotógrafos, como algunas fotografías de paisajes. Confío en que después de leer este post todos os sintáis cómodos manejando la distancia hiperfocal de vuestra cámara. Vamos allá.

Distancia hiperfocal: concepto

Lo primero que debemos hacer es interiorizar el concepto. La distancia hiperfocal es aquella distancia de enfoque que nos permite obtener la máxima profundidad de campo, que abarcará desde la mitad de la propia distancia de enfoque hasta el infinito. De esta forma todo lo que esté colocado en esa región aparecerá completamente nítido en nuestra fotografía. Como veis, es un recurso muy útil en muchos tipos de imágenes, pero sobre todo en aquellos paisajes y fotografías urbanas en los que queremos maximizar la profundidad de campo y estar seguros de que el motivo que queremos capturar a una distancia relativamente próxima a la cámara saldrá nítido.

La distancia hiperfocal es aquella distancia de enfoque que nos permite obtener la máxima profundidad de campo

Lo siguiente que debemos tener en cuenta es que la distancia hiperfocal está delimitada por tres parámetros: el tamaño del sensor de nuestra cámara, la distancia focal que estemos utilizando y la apertura del diafragma. Basta que modifiquemos uno solo de estos valores para que la distancia hiperfocal cambie, lo que nos deja un margen de maniobra bastante amplio. Como es lógico, el tamaño del sensor de nuestra cámara no va a cambiar, pero sí podemos jugar con la apertura y la longitud focal (a menos que usemos una óptica con focal fija), aunque el valor de estos parámetros está condicionado por la hiperfocal que queramos conseguir.

Así se calcula la hiperfocal

La fórmula que nos permite calcular la distancia hiperfocal es la siguiente:

Hiperfocal = (distancia focal * distancia focal)/(apertura * diámetro del círculo de confusión)

Como veis, es un cálculo relativamente sencillo en el que tenemos dos productos y un cociente. Por un lado tenemos que elevar al cuadrado, o multiplicar por sí misma, la distancia focal. Además, tenemos que calcular el producto de la apertura y el círculo de confusión (CoC), y, una vez que tengamos ambos resultados, calculamos el cociente del primero entre el segundo. Esa será la distancia hiperfocal que estamos buscando.

Conocer la distancia focal y la apertura del diafragma no puede plantear ningún problema a nadie, pero es muy probable que el término «círculo de confusión» no esté claro para todo el mundo. Así que vamos a explicarlo. El círculo de confusión es la parte de una imagen que tiene una nitidez aceptable, por lo que nos permite localizar aquellos puntos fuera de foco que pueden ser identificados por una persona con una vista saludable. Como veis, esta definición es bastante intuitiva, pero también es imprecisa, por lo que es necesario recurrir a una regla que nos permita calcular este parámetro con más precisión.

Hiperfocal 1

Habitualmente en fotografía suele aceptarse que el diámetro límite de un círculo de confusión se obtiene a partir de la mancha o punto irregular más grande que puede ser percibido por el ojo humano como un punto regular. Es evidente que este parámetro depende de la agudeza visual de la persona que mira el punto y de la distancia a la que es observado. En cualquier caso, para dejar este concepto bien atado se ha llegado a la convención de que el círculo de confusión en fotografía es aquel punto que no puede ser percibido por el ojo humano cuando es ampliado en una fotografía impresa a un tamaño de 8 x 10” que está siendo observada a una distancia de 24 pulgadas (unos 61 cm).

La hiperfocal depende de la distancia focal, la apertura y el factor de recorte del sensor

Si no te ha quedado claro del todo el concepto de círculo de confusión, no te preocupes. Realmente lo único que tienes que saber es que este parámetro depende del tamaño del sensor de tu cámara, por lo que el factor de recorte del captador incide en la distancia hiperfocal. Para no entrar en más detalles farragosos (el cálculo del CoC es complejo) lo que nos viene bien tener presente es que el CoC de un sensor de 35 mm suele ser de 0,03 mm, y el de un sensor APS-C suele ser 0,02 mm. En ambos casos he indicado «suele ser» debido a que no todos los captadores de 35 mm y APS-C tienen exactamente el mismo tamaño.

Un ejemplo clarificador

La mejor forma de ilustrar todo lo que hemos visto hasta ahora no es otra que poner algún ejemplo que nos ayude a fijar los conceptos. Tomemos como referencia una cámara con sensor Full Frame y un objetivo con zoom. Si queremos calcular qué distancia hiperfocal vamos a obtener si utilizamos una longitud focal de 50 mm y una abertura de f/8, por ejemplo, tendremos que hacer el siguiente cálculo:

Hiperfocal = (distancia focal * distancia focal)/(apertura * diámetro del círculo de confusión) = (50 * 50) mm /(8 * 0,03) mm = 2.500 mm / 0,24 mm = 10.416,66 mm = 10,41 m

Como podéis ver, nos ha salido una distancia hiperfocal cercana a los diez metros y medio, lo que significa que todo lo que esté colocado entre el infinito y una distancia a nuestra cámara de algo más de 5 metros (10,41 m /2) saldrá enfocado.

En la siguiente y última entrega de este post, que estará lista muy pronto, veremos cómo podemos utilizar las tablas de distancia hiperfocal y qué otros recursos prácticos tenemos a nuestra disposición para no tener que ponernos a hacer estos cálculos sobre el terreno.

Imágenes | Hefin Owen | Pedro Szekely
En Xataka Foto | Principios básicos de la profundidad de campo en función de la distancia focal y diafragma

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos