Compartir
Publicidad
Publicidad

Fotografía infrarroja fácil

Fotografía infrarroja fácil
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son muchas las técnicas específicas que se han abierto a los aficionados con la llegada de la fotografía digital. Una de ellas es la fotografía infrarroja, que produce unos resultados muy plásticos y sorprendentes.

Actualmente, alguien que domine las técnicas de procesado puede conseguir resultados similares con Photoshop pero no es tan difícil, ni tan caro, realizar verdaderas fotografías infrarrojas.

Para realizar este tipo de fotografía sólo necesitamos una cámara, un trípode y un filtro infrarrojo del tipo Hoya-R72. El precio varía bastante según el diámetro y se puede encontrar desde 19 euros para una rosca de 52 mm. La función de este filtro es bloquear todo el espectro de luz visible y dejar pasar únicamente la luz infrarroja. No confundir con el filtro de corte IR que llevan las réflex digitales, que lo que hace es impedir que la luz infrarroja pase al sensor.

Casi todas las cámaras compactas y bridge nos servirán para realizar esta técnica, ya que no llevan filtro de corte de radiación infrarroja. Para comprobar si nuestra cámara lo tiene o no podemos hacer una prueba muy sencilla, ponemos el mando de la televisión o el dvd apuntando hacia nuestra cámara y pulsamos cualquier botón, si vemos la luz por la pantalla de la cámara o al hacer una foto, es que no lleva filtro de corte y podremos utilizarla sin problemas. Si vamos a emplear una compacta tendremos que construirnos algún adaptador para sujetar el filtro delante del objetivo, no es complicado y se agudiza el ingenio.

mando_ir

Como he dicho antes, las cámaras réflex digitales llevan filtro de corte de radiación infrarroja, por lo que en teoría si le ponemos además un filtro de corte de luz visible, como el R-72, no dejará pasar nada de luz. Digo en teoría porque he comprobado que con mi Canon 350D sí puedo hacer este tipo de fotografías, necesita un poco más de tiempo de exposición, pero se puede. Lo mejor como siempre es probar.

flor_canon_ir

fotografía tomada con la Canon 350D y un objetivo de 50mm más un tubo de extensión de 12mm, sobre trípode a ISO:100, t:4,5 segundos, f:4,5. Lleva un toque de ayuda de luz con un flash externo

Además de la cámara y el filtro tendremos que contar con un gran aliado, el sol, ya que sino no tendremos suficiente luz para hacer la toma. La fotografía infrarroja varía totalmente la visión normal de casi todas las cosas, pero quedaremos impresionados con lo que nos muestran las imágenes de naturaleza, sobre todo paisajes con mucho verde y cielo, en el que podemos incluir algún elemento arquitectónico.

Ya lo tenemos todo y estamos ante un buen motivo, así que vamos a seguir unos sencillos pasos:

  • Montamos la cámara en el trípode y el disparador. Si no tenemos disparador usaremos el disparo retardado para evitar trepidaciones.
  • Ajustamos la sensibilidad lo más baja posible, ya que el uso del filtro mete mucho ruido en la imagen y nos conviene que quede lo más limpia posible.
  • Pasamos a enfoque manual y encuadramos y enfocamos la imagen, si tiramos con compacta nos ahorraremos este paso.
  • Montamos el filtro sobre el objetivo.
  • Ponemos el modo manual y una abertura media, entre f:4,5 y f:6,3 estará bien.
  • El tiempo de obturación tendremos que sacarlo por el método prueba/error, ya que el fotómetro no es fiable en este caso, podemos empezar probando con 5 segundos y subir o bajar según veamos el resultado.

Ahora ya tenemos nuestra primera foto infrarroja, que quedará más o menos así:

retiro_ir_antes

imagen tomada con una cámara Kodak DX-6490 y un filtro Hoya-R72 adaptado a la parte frontal del objetivo

¡Pues que fea! Pues sí está un poco rara, ahora vamos a ver como podemos arreglarla un poco con algún programa de procesado. Indico el proceso con Photoshop, pero se puede hacer de igual modo con otros programas.

  • Abrimos la imagen, y ajustamos los niveles. Normalmente da buen resultado el ajuste automático, pero si queremos podemos hacerlo de forma manual.
  • Ahora ya tenemos una imagen menos roja, pero vamos a intentar potenciar otros colores y equilibrar más la toma. Para ello vamos a: “Imagen/Ajustes/Mezclador de canales…”
  • Seleccionamos el Canal de salida rojo y ponemos en canales de origen el rojo al 0% y el azul al 100%, el verde no lo tocamos.
  • Después seleccionamos el Canal de salida azul y ponemos en canales de origen el rojo al 100% y el azul al 0%, el verde no lo tocamos.
  • Ya tenemos la imagen totalmente equilibrada, ahora nos quedan los últimos toques al gusto, un poco de saturación selectiva, algo de niveles y quizás una máscara de enfoque.

retiro_ir_despues

Y este es el resultado final, como veis la imagen ha cambiado totalmente creando una gama de colorido totalmente sorprendente.

Animaos, es fácil y barato y los resultados son muy satisfactorios.

Fotos | Mario Ximénez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos