Compartir
Publicidad
La técnica del enfoque de doble distancia para la fotografía de paisaje
Tutoriales

La técnica del enfoque de doble distancia para la fotografía de paisaje

Publicidad
Publicidad

La fotografía de paisaje es una de las especialidades que más nos gusta a los fotógrafos. Cuando por fin tenemos tiempo para salir nos enfrentamos a muchas dudas. Una de las que sedan con más frecuencia es dónde enfocar. Muchos se inclinan por la técnica de la distancia hiperfocal pero hoy os vamos a proponer otra más efectiva. Hoy vamos a aprender a enfocar con la técnica de la doble distancia.

Hace tiempo hablamos aquí de los problemas de la distancia hiperfocal, una técnica de enfoque que tiene a sus seguidores y a sus detractores, entre los que me incluyo. Su origen viene del mundo del cine, de un aparato conocido como la rueda Kelly. Para no complicar el tema, diremos que el problema de la distancia hiperfocal depende mucho de la ampliación que hagamos de nuestra fotografía. No es precisa del todo (siempre se recomienda enfocar medio metro o más de la distancia indicada en las tablas) y por lo general el fondo suele tener una nitidez blanda.

De hecho, muchos fotógrafos recomiendan otras técnicas mucho más eficaces para lograr imágenes con una profundidad de campo mayor y con una gran nitidez del primer al último plano. La más interesante, y que es posible gracias a la técnica digital es el apilamiento de imágenes, del que ya hemos hablado en otra ocasión. El resultado es espectacular y hoy por hoy es la que más utilizo para la fotografía de paisaje.

Pero a fuerza de buscar otras técnicas que permitieran una buena profundidad de campo con una nitidez total en todos los planos encontré una que ha llamado mi atención desde entonces. Se llama enfoque de doble distancia y hace poco he visto un vídeo donde explican muy bien cómo se debe hacer.

La técnica del enfoque de doble distancia

En los tiempos en los que investigaba los pros y los contras de la distancia hiperfocal encontré esta técnica que es sencilla y sobre todo permite conseguir una excelente nitidez con un solo disparo. Pero no basta por sí sola. Como todo método que busca la máxima profundidad de campo y una definición perfecta necesita tener en cuenta los siguientes pasos:

Ddistanciai Todo enfocado
  1. Siempre tenemos que poner la cámara en un trípode. Es la mejor forma de evitar la trepidación y pequeños movimientos imperceptibles que arruinen el disparo final. Tiene que ser uno robusto, firme, que fije la cámara como una roca.
  2. Por supuesto la clave es disparar con un autodisparador o directamente con el móvil, como permiten las cámaras más modernas del mercado. Personalmente prefiero hacerlo con el autodisparador para evitar problemas con las baterías, pero puede que sea manía de un viejo cascarrabias.
  3. Elegimos el diafragma de nuestro objetivo, olvidándonos de los más abiertos por problemas de viñeteado y poca profundidad de campo y de los más cerrados por los problemas de difracción. El punto medio está en f8-f11. Algún día buscaremos e investigaremos sobre el verdadero punto dulce de cada objetivo.
  4. Y desactivaremos la estabilización del objetivo. Esta es otra historia que viene arrastrándose desde hace mucho tiempo y que genera mucha confusión, pero hasta que se hagan las pruebas pertinentes lo mejor es desactivar esta función para evitar que el sistema se vuelva loco.
Ddistanciaii Distintos objetivos

Con todos estos aspectos técnicos apuntalados podemos centrarnos en las dos cosas más importantes de una buena fotografía de paisaje: la luz y el encuadre. Una vez resueltos estos dos puntos, y todos sabemos que es lo más difícil, llega el momento de enfocar. ¿Dónde? ¿al infinito? ¿al primer plano? ¿a la hiperfocal?... Como ya hemos quedado recomiendo el enfoque de doble distancia. Incluso he encontrado un artículo de Universo fotográfico, en la que demuestran, con fórmulas matemáticas, este procedimiento, llegando a las siguientes conclusiones:

1) El enfocar al punto óptimo de enfoque NO nos garantiza nitidez en la zona elegida; pues la nitidez depende del número f. Nos garantiza la nitidez con el menor número f. 2) Si el número f elegido no nos da nitidez en la zona elegida, el enfocar al punto óptimo de enfoque puede presentar más inconvenientes que ventajas. 3) El criterio para determinar el punto óptimo de enfoque se basa en colocar la película donde los círculos de confusión de los puntos extremos de la zona que deseamos nítida son iguales. 4) La regla de los 2/3 es bastante práctica y precisa en multitud de ocasiones. En la mayoría de los casos podemos obtener nitidez en los puntos adecuados, "perdiendo" solamente medio diafragma (ver tabla I). 5) Si el segundo objeto que deseamos nítido está muy alejado del primero, debemos enfocar al doble de la distancia a la que está el primer punto, que deseamos nítido, respecto de la cámara.

El procedimiento está resumido en el último punto pero paso a detallarlo para facilitar el trabajo:

  1. Buscamos cuál es el punto más cercano a la cámara que queremos que esté enfocado. Podemos usar un metro de los de toda la vida, o incluso alguna aplicación de realidad aumentada, o la pura y dura estimación de dar unos pasos (aproximadamente un metro por zancada en el caso de que midas 181 cm). Es fácil calcularlo en un día que no tengamos nada que hacer.
  2. Si el objeto más cercano está a un metro solo debemos enfocar a dos metros con el diafragma f11 que hemos elegido.
  3. Hacemos el disparo con todas las precauciones indicadas y listo.
Ddistanciaiii Profundidad de campo

Esta técnica no depende ni de la distancia focal de nuestro objetivo ni de el diafragma. Aunque por motivos obvios será mejor disparar con el diafragma indicado y con objetivos angulares si queremos mucha profundidad de campo y conseguir lo que buscamos: la misma nitidez en el primer plano y en el fondo. Espero que os sirva para vuestras futuras fotografías.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio