Síguenos

fulgurador

Durante la pasada visita del Papa a España con motivo de la JmJ mucha gente del público debió alucinar al revisar algunas de las fotos que tomaron, ya que en ellas aparecía un gigantesco “NO”.

Pero no se trata de la magia procedente de ningún ser divino, sino de un dispositivo llamado fulgurator. Este aparato con nombre de herramienta de jardinería no es otra cosa que un dispositivo fotográfico capaz de detectar los flashes de las cámaras y sincronizar con ellos una proyección que, resultando invisible al ojo humano, queda impresa en las fotografías que se toman. Y en el caso de la visita del Papa, fué utilizado como mecanismo de protesta por Santiago Sierra (un fotógrafo que conoceréis por haber rechazado el Premio Nacional de las Artes, al considerar que limitaba su libertad artística) y su socio, el alemán Julius Von Bismarck, el hombre que patentó el invento en 2007.

Estos dos fotógrafos querían expresar el malestar social por la visita del Papa, y decidieron hacerlo a través de un inmenso NO proyectado al lado del Sumo Pontífice. Y por supuesto el debate no se ha hecho esperar. ¿Constituye un problema ético manipular las fotografías que toman otras personas?

Ahora PHotoEspaña 2012 va a recuperar para su muestra dos de las fotografias de los autores de dicha “intervención”. “Es una intromisión como medio de protesta social y está ligado al debate sobre los hackers, la piratería y el copyright, aunque no cabe duda de que es interesante como forma de protesta pacífica”, ha dicho Gerardo Mosquera, comisario de la muestra.

Via | El Mundo

Fotografías | Flickr del proyecto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

30 comentarios