¿Es la fotografía una herramienta sexual o violenta? Vogue acusada de "Violencia doméstica"

Sigue a Xataka Foto

Vogue

Otra vez la revista Vogue es salpicada por un caso de “escandalo” fotográfico. Bien es sabido que la fotografía de moda cada día es una fotografía que busca impactar, incluso dejando de lado los valores que algunos de los grandes de la moda, como Helmut Newton, habían tatuado a fuego en sus “normas”.

Este es el caso de la última portada de la revista de moda, realizada por Terry Richardson, la cual ha acabado por ser la causante de una nueva acusación de colectivos feministas en Estados Unidos, y más en concreto en New York; en la que los modelos Stephanie Seymour y Marlon Teixeira aparecen en una actitud un tanto desenfrenada, y en la que el modelo aparece agarrando a la modelo por el cuello con el ademan de intentar ahogarla (por supuesto según el colectivo).

Estos colectivos hicieron llegar una carta al director del grupo editorial en la que se manifestaba el total desacuerdo con la portada, llegando a decir que era muy preocupante la “glorificación” que se le daba a estos gestos dentro de revistas de tanto prestigio y de tanta difusión; pues consideran que “la asfixia no es ningún acto que deba ser realizado para vender revistas, pues mucha gente puede considerar este acto como un acto de pasión por encima de lo que es, de un acto de violencia”.

La carta continúa mostrando su malestar, manifestando: “Un estudio de 11 ciudades en el año 2008, dejó patente que el 48% de las mujeres que fueron asesinadas habían sufrido anteriormente alguno de estos episodios de asfixia”

Vogue2 Campaña de D&G retirada en España en 2007

Por último, el colectivo ha instando al director a que prometa no volver a usar fotografías de esta índole en la revista, o en cualquier otra de la línea editorial.

La verdad es que una noticia como está no es una verdadera novedad, y es que el mundo de la fotografía de moda, siempre ha ido muy ligado a temas controvertidos y muchas veces de carácter sexual y/o violento. Sin ir más lejos, la firma D&G se vio involucrada en un caso parecido hace 4 años en nuestro país, teniendo que retirar su campaña por promover (presuntamente, por supuesto) la violencia de género. Otro claro ejemplo ha sido la retirada de la campaña de la firma Miu Miu, por hacer apología al suicidio.

La fotografía de moda nunca está exenta de polémicas, y es que el tema sexual parece que es imposible desligarlo completamente de ella; desde temas de fotógrafos utilizándola con intereses no tan “profesionales”, pasando por críticas sobre la “mujer objeto”, la temática violenta e incluso el uso excesivo del Photoshop.

Vogue3 Campaña de Miu Miu retirada por incitar al suicidio infantil

Escándalo tras escándalo sólo nos sugiere pensar que, para algunos la fotografía es un espejo claro de la realidad o de la sociedad del momento, pero ¿es realmente la fotografía un instrumento sexual o violento? ¿es posible no que muchos de los fotógrafos o directores artísticos sólo piensen las fotografías pensando en el cliente potencial y no el observador viral (tengamos en cuenta que es prensa y por tanto al alcance de todo el mundo)?

¿Y vosotros? ¿Habéis pensando alguna vez en la repercusión de lo acontecido en vuestras fotografías?

En Xatakafoto | Ser fotógrafo… ¿se hace o se nace?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

35 comentarios