Sigue a

disc

El fotógrafo Trevor Paglen ha tenido la idea de seleccionar y archivar una serie de fotos, destinadas a durar miles de millones de años. Pero ¿cómo conseguir que aguanten el paso de los acontecimientos que tendrán lugar en nuestra civilización? La solución: enviarlas al espacio.

Su proyecto se llama “Las Últimas Fotos“. Paglen entrevistó durante años a científicos, artistas, antropólogos y filósofos con el fin de seleccionar una colección de 100 imágenes que representaran a la humanidad, y luego trabajó con científicos del MIT para crear un disco de archivos cuyo fin será perdurar durante miles de millones de años.

El soporte de las fotografías es un disco en el que son nano-grabadas en un disco de silicio, que después es fijado dentro de una cubierta de aluminio chapada en oro. Este procedimiento es parecido al utilizado por la sonda Voyager I en 1977. En aquel disco de oro Carl Sagan incluía 116 imágenes de animales, alimentos, arquitectura, retratos y vida humana cotidiana, así como sonidos.

En aquel momento no se incluyeron microfotografías y se buscaba que el contenido llegara a una civilización extraterrestre, pero en esta ocasión el fin es crear una especie de baúl del tiempo que sea capaz de resistir la erosión y la actividad de nuestra civilización en la superficie terrestre. Es, en realidad, un archivo para la humanidad.

disco oro

El disco se pondrá a bordo del satélite de comunicaciones EchoStar XVI y será puesto en órbita el mes que viene. El motivo, es que los satélites están destinados a ser los artefactos más duraderos de nuestra civilización, de modo que dejando ahí las fotografías se asegura de que ningún acontecimiento terrestre las destruya. El tiempo dirá si la idea es una locura o una genialidad.

Galería de imágenes seleccionadas | Wired

Via | Wired

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios