Sigue a

Fujifilm X-Pro1 1

Aprovechando la celebración del CES en Las Vegas, parece que el equipo de Fujifilm ha querido apostar fuerte con su nuevo buque insignia, la rumoreada y esperada Fujifilm X-Pro1. Que ya desde su denominación final deja clara sus intenciones. Un nuevo sistema, con nueva montura X que sigue la estela de su exitosa Fujifilm X-100 (que por cierto también se lanza en una versión limitada en color negro) y que parece diseñada para enamorar a fotógrafos. De hecho, la X-Pro1 no es otra cosa que la culminación, en gran medida, de lo que los sistemas de cámaras compactas sin espejo con objetivos intercambiables a día de hoy (con permiso de la Sony NEX-7).

En Fujifilm han sabido escuchar a los usuarios, a los fotógrafos, a los que de verdad le ponen pasión pero también el listón alto en exigencias. Y por eso esta X-Pro-1 posee características, diseño y –apunta que resultados– para complacer al fotógrafo más exigente. No lo olvidemos, su verdadero objetivo y para quién está dirigida, más allá de que cualquiera guste de darse un capricho (caro, por cierto). Aunque ya se habían filtrado sus características y hasta su aspecto, veamos en detalle lo que nos presenta esta Fujifilm X-Pro1.

Fujifilm X-Pro1: nuevo sistema, nuevo sensor

Fujifilm X-Pro1 2

Aunque el sensor de la X-100 ya resultaba especialmente destacado, no han querido desaprovechar la oportunidad para apostar muy fuerte, como venimos indicando, y de hecho para la X-Pro1 En Fujifilm han desarrollado un nuevo sensor APS-C X-Trans CMOS (con un factor de conversión 1,5x) de 16 megapíxeles. Que según pregonan, con una resolución incluso superior al formato completo. No se esconden aquí, claman a los cuatro vientos sus bondades con este nuevo captor y a la espera de una prueba de campo a fondo, habrá que tenerlo muy en cuenta. No hay nada mejor para presentar una nueva cámara (y nuevo sistema) que dotarlo de un sensor a la altura de las expectativas y que consiga sorprender. Aquí Fujifilm acierta captando la atención y poniendo un corazón potente a su nuevo buque insignia.

No podemos pasar por alto que este captor también viene acompañado de dos importantes elementos: el uso de una matriz “inspirada en la película” (nueva disposición del filtro de color RGB) y un procesador EXR Pro, suficientemente potente para mover los datos captados por el sensor, con un procesado veloz y preciso.

En cuanto a la montura X, destaca lo bien aprovechada que está para sacarle el máximo partido a los objetivos Fujinon, con una una distancia hasta el borde de solo 17,7 mm. Aunque esto hace presagiar que con futuros adaptadores el abanico de posibilidades en cuanto a objetivos a aprovechar con la X-Pro1 puede ser casi infinito (los usuarios de Leica se frotan las manos desde ya).

Fujifilm X-Pro1: exquisito diseño y objetivos de focal fija

Fujifilm X-Pro1 fujinon

Del resto no podemos obviar el excelente diseño, retro, negro, resistente con buenos materiales y una distribución de los controles parece que bien estudiada y mejorando la experiencia de la X-100. Y manteniendo el visor híbrido, algo que se ha convertido en marca de la casa y no podían abandonar, ahora mejorado y adaptado a las exigencias de un sistema con objetivos intercambiables.

Viene acompañada, además, de tres objetivos Fujinon XF de focales fijas, luminosos y compactos y de excelente construcción: el XF 18mm F2 R, el XF 35mm F1.4 R y el XF 60mm F2.4 R Macro. Estos tres objetivos, en su equivalente en 35mm serían tres “clásicos”: un angular 27mm f/2, un estándar 53mm y un teleobjetivo corto macro de 91mm.

Lo que corrobora que las intenciones de Fujifilm son bien altas: encandilar al fotógrafo profesional o al menos a los más exigentes. Es una apuesta que gusta mucho, ya que demuestra que la combinación de este sistema con focales fijas de grandes aperturas puede deparar una calidad de imagen que intuimos puede sorprender. Aunque hay que ser prudentes. Desde ya queremos ver un cara a cara con su principal rival, la Sony NEX-7.

Aún no se conoce disponibilidad en España ni precio oficial, pero parece que pueda rondar los 1.600 euros el cuerpo y con alguno de los objetivos en un kit sobre los 2.000 euros. Quizás sea la parte más negativa, pero desde luego que la apuesta no es precisamente el mercado de consumo. Estaremos atentos a la confirmación oficial.

Más info | Fujifilm
En Xataka | La Fujifilm X-Pro1 sube al olimpo de las cámaras
En Xataka Foto | La nueva CSC de Fuji será una realidad en unas semanas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios