Sigue a Xataka Foto

video dslr

Esta limitación histórica, que consiste en que ninguna cámara DSLR puede grabar más de 30 minutos seguidos de vídeo, no se debe a ninguna limitación de hardware o software. De hecho algunas cámaras cuentan con versiones no oficiales de su software que permiten saltarse la restricción.

La ITA (Acuerdo sobre la Tecnología de la Información) es un mecanismo de reducción arancelaria regulado por la Organización Mundial del Comercio aplicable a ciertos productos tecnológicos. Entre esos grupos de productos no están incluidas las cámaras de vídeo, pero sí las cámaras fotográficas.

De este modo, si un fabricante de cámaras fotográficas quiere que su producto se acoja a esas ventajas arancelarias que le permiten ahorrarse un 5,6% de impuestos, debe establecer de fábrica la limitación de 30 minutos en la grabación de vídeo. De lo contrario, podría considerarse una cámara de vídeo y pagar las tasas correspondientes.

Afortunadamente, parece que algunos países han empezado a mantener reuniones informales en torno a este tema, y existe interés creciente en incluir las cámaras de vídeo en la ITA. Esto supondría que las cámaras DSLR ya no dejarían de grabar en el minuto 29:59.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que son decisiones altamente politizadas y burocráticas que pueden llevar mucho tiempo. Y siguen existiendo otras limitaciones tecnológicas, como el tamaño máximo de 4Gb de los archivos de vídeo que se alojan en las tarjetas de memoria, problema heredado del histórico sistema de ficheros Fat32 que se implementa desde hace décadas en Microsoft Windows.

Via | dpreview

Fotografía | Flickr de John Poole

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios