Sigue a Xataka Foto

Fujifilm XF1 en las manos

Pequeña, compacta y diseño retro en cuero y aluminio. Es la principal definición de la más pequeña de la gama X de Fujifilm: la Fujifilm XF1. Una apuesta por la elegancia, con líneas refinadas y un tamaño muy compacto gracias a su ingenioso sistema de objetivo retráctil son los atractivos principales de la cámara se la serie X más accesible de Fujifilm.

Cuando la pude ver en su presentación en la pasada edición de Photokina ya causaba sensación en lo estético. Fujifilm sabe cuidar muy bien este aspecto y con la XF1 esto queda bien patente, convirtiendo a esta compacta en una muy llamativa opción.

Por dentro, no defraudaba sobre el papel de las especificaciones, con un sensor grande y un zoom óptico luminoso y estabilizado. Sin duda una cámara con buenos argumentos más allá de su principal reclamo a primera vista. Una cámara que gustará especialmente al público femenino.

Fujifilm XF1: diseño y construcción

Fujifilm XF1 vista superior

Como indico, es el diseño su principal reclamo a primera vista. Siendo la más pequeña de la serie X, no deja dudas sobre el buen trabajo de continuidad en el cuidado de los detalles que más atraren. Sobria, de líneas elegantes, con un acabado excelente en aluminio y cuero que recuerdan a cámaras de antaño y que resulta muy agradable al tacto, cómoda en las manos y muy atractiva para enseñar (y presumir).

El primer vistazo y, después confirmando el amplio espectro cromático y de personalización que puede tener, esta XF1 está diseñada para gustar y mucho. Es un gadget muy a la moda, del que se puede presumir. Muy cool que dirían algunos. Y ese punto no hay que negárselo. La XF1 tiene un diseño espléndido y un acabado sobresaliente. La elección del color del cuero que la viste ya es pura cuestión de gustos (negro, marrón y rojo), pero mantiene el tono elegante en todo momento.

Fujifilm XF1 vista LCD

Pero, no hay que dejarse cegar por este diseño cuidado. Hay que saber ver más allá y para ello hemos contado con unos días en los que extraer sus principales cualidades. En diseño cabe añadir que posee controles básicos pero suficientes para un buen manejo y que su peso es ligero y cómodo para llevar en un bolsillo. Incorpora un pequeño flash retráctil y opciones para configuración personalizada.

La parte trasera es también sobria pero con un buen orden de los controles y una pantalla LCD de 460k de resolución y 3 pulgadas de tamaño. Por supuesto (y gran acierto), mantiene el diseño de interfaz de sus hermanas la X10 y X100.

Objetivo zoom retráctil: ingenioso y ¿frágil?

Fujifilm XF1 detalle objetivo

Cuando nos encontramos con la cámara apagada y el objetivo retraido dentro del cuerpo necesita de alguna ayuda externa (o algunos minutos de exploración) para encontrar su ingenioso sistema de encendido. Basta extraer primero el objetivo y luego girarlo con su anillo de control de abertura para que pase a stand by y encendido.

El sistema llama la atención pero enseguida te percatas que no es tan cómodo ni tan rápido como pulsar un simple botón de encendido. Aquí no resulta muy intuitivo y requiere tirar del objetivo y hacer un giro para conectar y desconectarla. Una acción que se repite múltiples veces y, a pesar, de su buena construcción, parece evidente que puede acabar sufriendo con este mecanismo y ser su talón de aquiles.

Pero, en los días de pruebas sometidas con cierta intensidad, ha respondido bien sin señales de debilitarse o sufrir en este sentido. Por lo que hay que confiar que es suficientemente resistente para toda la vida de la cámara.

Fujifilm XF1 detalle zoom

En cuanto al objetivo zoom, se trata de un Fujinon de 4 aumentos (25-100 mm equivlanetes) y una abertura f/1,8-4,9. Muy luminoso en su focal más angular y que además posee estabilización. En este sentido el objetivo mantiene el buen nivel de la serie X con buenos resultados, nítido y un manejo cómodo y atractivo a través de su anillo de control manual. Esto lo agradecen los más sibaritas de los gagdets fotográficos pero resulta un poco engorroso para el aficionado más neofito.

Rendimiento de la Fujifilm XF1

Pasando ya al comportamiento que nos puede ofrecer esta pequeña compacta, hay que recordar que posee un sensor relativamente grande: un tamaño de 2/3 pulgadas, como el de su hermana mayor, la X10 (o reciente X20). Se trata de un captor EXR CMOS de 12 megapíxeles que funciona muy bien ofreciendo colores precisos y agradables. Eso sí, para los que gusten de colores saturados pueden optar por los modos Velvia, Provia o Astia que imitan a las clásicas películas de Fujifilm.

Fujifilm XF1 flash

En cuanto al enfoque es más que correcto, veloz en la mayoría de situaciones (aunque siempre funciona mejor el enfoque al centro que el de seguimiento, por ejemplo) y es capaz de logra foco a tan solo 4 cm en modo macro. Por supuesto, unido a la velocidad del procesador, tiene una respuesta acorde con el nivel de Fujifilm y la serie X y ofrece unos buenos resultados con buena luz (en el modo ráfaga permite capturar hasta 10 imágenes por segundo).

Calidad de imagen

Fujifilm XF1 detalle isos

Como indicaba, la XF1 ofrece un buen nivel general y de color con su sensor EXR, con un correcto resultado en la medición del balance de blancos. Incluso utilizando los modos especiales podemos lograr múltiples variaciones para los que gusten de experimentar y obtener resultados más saturados o llamativos (con filtros creativos o incluso panorámicas). Si bien hay que indicar que me gustó más el funcionamiento del modo EXR que el automático.

Estamos hablando de una compacta con controles manuales y que trabaja en archivos RAW lo que nos ofrece amplias posibilidades si queremos prescindir de los modos automáticos y adentrarnos en extraerle todo el partido.

Fujifilm XF1 iso 3200

En cuanto a su respuesta en rendimiento ISO, encontramos una buena respuesta hasta ISO 400 y por encima ya muestra señal de ruido visible aunque es a partir de 1600 cuando ya los detalles pierden definición y el resultado claramente empeora. Es sin duda, su punto más débil, no ya el ruido sino los resultados en situaciones de poca luz. Hay que apelar a su máxima abertura en la focal más angular para poder obtener los mejores resultados sin aumentar la sensibilidad. Pero es limitada si queremos usar las focales más largas.

Conclusiones

Fujifilm XF1 frontal

La Fujifilm XF1 es una compacta atractiva que ofrece una excelente sensación en las manos por su construcción y diseño elegante. Es una digna integrante de la serie X de Fujifilm y sus resultados globales mantienen el nivel, aunque se nota que estamos ante una compacta más asequible. Con todo su diseño y acabado son su mejor arma y lo que más puede atraer a potenciales compradores.

En resultados, la cámara ofrece un correcto rendimiento, es veloz, con un muy eficiente sistema de enfoque, buena calidad del objetivo y fiel reproducción del color. Aunque se echa de menos más luminosidad en el zoom cuando se usa la focal más larga.

A pesar de lo ingenioso de su sistema de encendido y apagado, no resulta del todo intuitivo y cuesta acostumbrarse, además de que le resta velocidad en ese instante. Por contra, se gana en ligereza y un cuerpo delgado fácil de transportar. Por lo que los que valoren más este aspecto no lo encontrarán tan engorroso.

Galería | En Flickr a toda resolución

Ver galería completa » Fujifilm XF1 (9 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios