Sigue a

Nikon D800



Hace unos días hemos tenido la ocasión de poder probar la nueva Nikon D800. Cuando salió la Nikon D800 de manera oficial (tras muchos meses de rumores) hablábamos del camino del guerrero samurai, con ello queríamos referirnos metafóricamente a que la marca nipona iniciaba un nuevo camino con esta cámara.

Como impresión general, resulta ser una de las mejores cámaras “todo terreno” que he tenido en mis manos. Y digo “todo terreno” refiriéndome a que esta cámara ha diseñada para poder ser utilizada en casi cualquier tipo de fotografía. Además durante parte de las pruebas comenzó a llover copiosamente y como si nada. Por otro lado, tampoco resulta ser un mero avance de la Nikon D700 (que en su día tuve ocasión de probar) por la adición de vídeo y el nuevo sensor como se pudiera pensar. Y es que tampoco compite con la Nikon D4. Es otra cosa. Es mucho más.

Sus 36 Megapíxeles resultan ser un duro competidor frente modelos de formato medio. Pero recordemos que es una cámara destinada al sector profesional. Si no vas trabajar profesionalmente y, en depende qué sectores, la D800 no resultará estrictamente necesaria como actualización a una Nikon D700 o Nikon D3, por ejemplo.

Es una cámara que enamora por su rendimiento, por sus prestaciones y por su versatilidad para salir airosa en casi cualquier tipo de situación. Aunque como casi siempre habría cosas que podrían mejorarse. Es como si dijéramos que en ningún aspecto es perfecta pero en todos los aspectos saca un 9,5.

Nikon D800 y Nikon D4

Resulta inevitable comparar las Nikon D800 y D4. En esta ocasión la política de Nikon ha cambiado pues no es el sensor de la D4 en la D800 (como en su día ocurrió con la D3 en la D700).

Más del doble de megapíxeles que la Nikon D4, ¿pero compensa?. Creo que sí. Sobre todo, en determinados sectores como puede ser publicitario, este cuerpo puede ser alternativa a la hora de realizar sesiones fotográficas al formato medio. El rendimiento es muy similar al de la Nikon D4 en cuanto a términos de imagen.

Nikon D800 DxOMark

Una de las diferencias apreciables entre ambas radica en el modo de disparo en ráfaga: la D800 llega 4 fps (6 fps en DX formato recorte de 15 Megapíxeles y usando el grip MB-D12) por los 10 a 12 fps que alcanza la D4.

Nikon D800

Otros de los factores diferenciadores son la duración de batería (hasta 2500 fotografías la D4 por 850 de la D800) o el menor peso de la D800 peso 0,900 kg. Aunque desde luego esta ligereza puede resultar algo negativo en cuanto pongamos el 24-70 o bien un 70-200, es decir, algún objetivo que tenga cierto peso. En este último aspecto he notado una ligera descompensación que obliga a agarrar bastante bien la cámara. Aunque este aspecto puede ser más subjetivo y dependerá de las manos de cada uno. En mi opinión se hace necesario contar con el grip MB-D12 para darle ese puntito de estabilidad.

Nikon D800

Entonces ¿porqué la diferencia de precio entre ambas?. Por ejemplo, un detalle omitido deliberadamente en la D800 es la compatibilidad con el WT-5. Pero uno de los factores verdaderamente diferenciadores en el precio de ambas (aunque no justifique tanta diferencia por sí solo) es el visor superior de la D4. La Nikon D4 utiliza LEDs individuales en cada área de enfoque automático, sin interferir con la visión del motivo. Así en ambientes oscuros no cuesta nada enfocar a donde queremos cosa que con la D800 sí he notado que cuesta ver si ha enfocado donde queremos en ambientes oscuros (al menos, a la primera). No es que no enfoque, que lo hace rapidísimo, sino que en ambientes oscuros resulta algo más complicado “saberlo” o darte cuenta. El otro factor determinante (supuestamente) en el precio es la diferencia en la velocidad de ráfaga, ya comentado anteriormente.

Esto último es muy importante en aquella fotografía donde se requiere velocidad de reacción. Ahí en ese campo flojea (si es que podemos ponerle “peros”) con respecto a su hermana mayor D4. En cambio, si tienes unos instantes, como en paisaje o retrato, la D800 gana muchos enteros pues aunque tal vez no sea la más rápida del mercado de las réflex si es bastante más rápida que las cámaras de formato medio con las que pretende competir.

Nikon D800 frente a Nikon D3S

¿Y con respecto a la D3s? Pues ocurre que si atendemos a todos los test la D800 tiene mucho más detalle a niveles de ISO altos con respecto a la Nikon D3s, pero, en cambio esta última muestra un rendimiento mucho mejor en las sombras lo que podemos ver a 12.800/25.600 ISO. En general, la D800 presenta un mayor rango dinámico que la D3s.

¿Merece la pena realizar el cambio en este caso? En este caso sinceramente creo que no, salvo que por necesidades de producción se necesiten resoluciones más altas para impresiones de gran formato.

Nikon D800 frente a la Nikon D700

3 años después de la D700, un gran éxito basado en el uso del sensor de la D3, Nikon cambia de rumbo en su estrategia y lo que parecía que sería un sensor D4 en la D800 cambia para adoptar un sensor en la D800 completamente diferente y de mucha más resolución. La D800 nos ofrece con respecto a la D700 la posibilidad de impresiones a gran tamaño ya que la D700 se quedaba algo corta con sus 12 MPx.

dxomarkDxOMark

La D800: Sensaciones

¿Merece la pena esta D800? Sí, rotundamente. Ahora bien si la pregunta es: ¿Merece la pena que cambie mi cuerpo Full Frame de Nikon por esta D800? Depende.

Ya he adelantado algo al principio. Depende de las necesidades profesionales de los trabajos. Ha habido un montón de rumores antes y después de anunciarse este modelo. Una de las razones es que la D700 es una cámara m uy extendida y popular entre el ámbito profesional y aficionado. Tras unos 3 años del lanzamiento de la D700 mucha gente deseaba ya cambiar. El retraso de la presentación de este modelo, la posible llegada no se sabe aún si APS-C o FF de una posible D400, el nuevo rumor de una full frame D600, … etc; son cosas que contribuyen a que la comunidad de la fotografía nikonista estuviera bastante impaciente, preguntándose qué traería Nikon para los próximos años en el ámbito de fotograma completo.

Nikon D800

La primera sensación que tuve al coger la D800 es la de estar ante una cámara “indestructible” y muy “cómoda”. Me explico. Da sensación de ser muy robusta y se nota muchísimo a pesar de pesar menos de 1Kg (muy similar al de la D700, aunque esos 200g más que mi habitual D7000 se notan si no estás acostumbrado). La ergonomía es fantástica en mi opinión, con un agarre sobresaliente, pues aunque no nos facilitaron una correa para las pruebas y casi todo el tiempo la llevé agarrada con la mano durante las pruebas no resulta incómoda.

Nikon D800

Como pega en cuanto a ergonomía y funcionalidad diré que me sigue pareciendo un error el no contar con los modos semiautomáticos (S,P,A o M) de forma directa en el dial izquierdo de la D800, por mucho que se se suponga que es uno de los detalles que distinguen los modelos profesionales de Nikon del resto. De igual forma, no poder contar con 2 modos programados (como el U1 y U2 de la Nikon D7000) también me parece un detalle que le resta versatilidad.

Nikon D800

Son dos detalles que aceleran el flujo de trabajo y no restan “profesionalidad” alguna a los trabajos. Tener que acceder, por ejemplo, al modo A (prioridad a la apertura) desde el panel LCD superior sigue siendo incómodo y lento.

Otro detalle de ergonomía (muy acertado, en mi opnión) es que se ha inclinado un poco hacia abajo la parte superior de la empuñadura, lo cual permite una mayor separación entre en obturador y el dial trasero contribuyendo a una mayor comodidad en mi opinión.

Nikon D800 - D700

Otro detalle que la alejan de la D700 es el cambio del botón de Autofocus en la parte lateral izquierda como veis en la siguiente imagen (un botón es igual que el de la D7000):

af

Continuando con su manejo, deciros que en los pocos días que tuve ocasión de probarla y tras recibir la batería con menos de media carga y realizar más de 400 fotografías con ella, no necesité en ningún momento realizar una carga adicional. Como ya conocimos la D800 viene con 2 slots uno para tarjetas tipo SD y otro tipo Compact Flash.

Nikon D800

Recibida con un Nikkor AFS 24-70mm F/2.8G, que pesa también algo menos de un kilogramo, el conjunto no puede ser más satisfactorio aunque lo lógico es completar con un 50mm, 85mm, un 70-200mm y tal vez el 14-24mm. Sin embargo, a este modelo le hace falta el grip MB-D12 para mejorar sobre todo la estabilidad. Ya os he comentado que tiene cierta tendencia a vencerse hacia delante (cuando la tenemos en las manos) con un objetivo no demasiado pesado como fue en este caso el 24-70mm.

Nikon D800

Pero cuando piensas en que Nikon D800 sube el listón de la calidad de imagen, rango dinámico, el enfoque automático e incluso nivel de ruido todo ello casi al nivel de cámaras de formato medio que cuestan muchísimo más se te pasa enseguida.

En cuanto a su gama cromática es muy buena y fiel a la realidad como podemos apreciar en la siguiente imagen, tomada a ISO 6400 durante nuestras pruebas:

Nikon D800 ISO 6400 f/3.5 24mm 1/50

O en cuanto a calidad de imagen podemos apreciar la gran cantidad de detalle en esta otra toma a 1600 de ISO:

Nikon D800 ISO 1600 f/8 70mm

La medición matricial funciona muy bien en situaciones complejas de luz como era en esta ocasión:

Nikon D800 ISO 100 f/8 24mm

ISO y ventajas de un sensor de 36 Mpx

Con esta cámara Nikon envía un nuevo mensaje: En la línea profesional tenemos una cámara de uso general y alta resolución (D800) y otra cámara de alto rendimiento específicamente para los deportes, noticias y vida al aire libre (D4).

Sensor

Tradicionalmente, las cámaras réflex digitales de alta resolución se han dirigido a paisaje, macro y fotografía de estudio. Con la llegada de esta D800 el propósito “específico” se convierte en “general”, pues tradicionalmente se ha “unido” el mayor número de píxeles con un bajo rendimiento a ISOs altos si lo comparamos con un sensor más pequeño. Con la D800 no ha ocurrido eso. Y esto abre muchas más posibilidades.

Veamos un ejemplo de fotografías a ISOs altos con sus correspondiente recortes al 100%:

Nikon D800

Nikon D800

Por problemas técnicos ajenos a nuestra voluntad no es posible contar con la información de vídeo y ofreceros el vídeo de prueba. Podéis ver una buena comparativa en el siguiente vídeo.

Vídeo: Comparando con la Canon 5D Mark III



AdoramaTV Pro

Conclusiones

¿Qué pretende pues Nikon ahora? A escala, en su día, la D700 se convirtió en un problema para Nikon (pues se comió en gran parte las ventas de la D3). La gente se preguntaba por qué gastar mucho más en la D3 si podías comprar una cámara más pequeña y ligera con casi las mismas características. Le añadías un grip y casi era la D3. Aquí no.

Por eso desde Nikon insisten (mucho) en que es un producto distinto. Un nivel distinto. Tal vez por alejar la D800 de la comparación D700-D3 frente a la D800-D4. Tal vez por eso determinadas prestaciones han sido bastante diferenciadas entre la D4 y la D800. A partir de ahora parece se abrirá una nueva vía de trabajo con esos 36 Megapíxeles.

El veredicto: que puedes hacer casi cualquier tipo de fotografía que quieras y hacerlo bien. Y que, por precio, supone una alternativa más que digna a las cámaras de formato medio.

En Xataka Foto | Nikon D800: El camino del guerrero samurai | Nikon D4: toma de contacto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

45 comentarios