Síguenos

John Karakatsanis

Es el último rumor y parece cerca de confirmarse. En una estrategia calcada a la de Apple, esa en la que coges una tecnología existente, le pones un nombre nuevo y la vendes como nueva, HTC podría presentar en su próximo teléfono estrella, el HTC M7, un sensor nunca antes visto en un teléfono móvil: una suerte de adaptación del sistema Foveon de Sigma al que la firma taiwanesa llamaría “Ultrapixels“, porque eso del megapixel debe ser ya cosa de pobres.

El movimiento resulta extremadamente interesante en tanto y en cuanto supone un paso más en el desarrollo, tecnológicamente hablando, de la fotografía en los dispositivos móviles. Se agradecen los avances en el campo de los sensores de los dispositivos móviles, aunque sean producto del marketing y no de un sincero interés por la fotografía, pero aun es necesario un control pleno sobre la toma (tiempos de exposición, apertura…) para aprovechar estas evoluciones.

En este sistema llamado Ultrapixels, existirían tres sensores apilados de 4,3 megapixels cada uno y de manera que cada sensor se dedicase en exclusiva a un canal RGB. Un sensor registraría toda la información del rojo, otro del verde y otro del azul. Las imágenes tendrían un tamaño de 4,3 megapixels con un peso de 4,3 megapixels x3 (aproximadamente 13 megapixels) en caso de almacenar los datos en bruto.

Queda por ver, una vez se confirme el rumor, cómo se implementa en la práctica y qué resultados ofrece porque si bien el sistema gestiona muy bien la reproducción del color, no tiene en la gestión del ruido una de sus virtudes.

Foto |John Karakatsanis en Flickr
Vía | Gigaom

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios