Síguenos

amy hildebrad

Amy Hildebrand es una fotógrafa estadounidense que padece albinismo desde su nacimiento, lo que provocó que perdiera la vista desde muy pequeña. Los médicos aseguraron que su ceguera era irreversible, pero sus padres no se resignaron y enrolaron a su hija en un ensayo clínico. Gracias al implante de unas lentillas especiales y alguna que otra operación, a los ocho meses era capaz de distinguir sombras, formas y colores.

Amy cumplió los 15 años intentando llevar una vida norma. Por entonces era capaz de estudiar como una niña más gracias a la ayuda de una pizarra blanca y un profesor asistente. Fue en aquella época en la que descubrió de forma casual su verdadera vocación: la fotografía.

Un día estaba en la playa con sus padres y cogió una cámara para hacer unas fotos a su hermano pequeño.

Me pasé la tarde entera disparando. Le pedía a mi hermano que corriera hacia los pájaros o que chapoteara. Recuerdo que sentí cierta excitación y terminé varios carretes. Luego me olvidé hasta que revelamos las imágenes y me di cuenta de que había hecho unas fotos bonitas. Mi padre aún las tiene colgadas en su despacho. Creo que ese día descubrí mi vocación
.

Así que pese a todas sus limitaciones decidió estudiar fotografía. Como siempre ocurre en estos casos, encontró mucha gente en su camino sugiriéndole que se toparía con barreras imposibles de superar, entre ellos algunos profesores de escuelas de fotografía que se resistieron a aceptar su ingreso.

Afortunadamente todo esto no la hizo desistir, y hoy se puede decir que lo consiguió. Su marido, también fotógrafo, es además su socio en un estudio de fotografía publicitaria que tienen en Cincinnati.

Es difícil explicar cómo funciona la vista de Amy. Todo se basa en que sólo es capaz de reconocer cosas que están a 20 centímetros de su vista, y utiliza su memoria visual para reconstruir la realidad que no es capaz de captar con los ojos. Quizás este proceso mental sea la causa de la atmósfera y la luz que plasma sus fotos.

amy hildebrad

La fotografía no sólo se enmarca dentro de su vida profesional, puesto que sigue siendo su gran pasión. Y por ello desde 2009 está llevando a cabo un proyecto de 1000 fotografías, una por día, que va publicando en un blog que cada vez tiene más seguidores, e incluso ha captado la atención de la BBC. Un proyecto que está a punto de terminar, y que para ella es una forma de reflejar los claroscuros de su día a día. Sus fotos testifican momentos cotidianos como escenas con sus hijos, o los tristes días en los que su padrastro sufrió de un cáncer que finalmente acabó con su vida.

Su blog se llama With Little Sound (Con poco sonido). Eligió ese nombre porque considera que su trabajo debe hablar por sí mismo. Amy apenas escribe textos cada 30 días. Casi todo nos lo dice con sus fotos.

amy hilderbrand

En cuanto a su equipo: una Canon 5D Mark II con las focales 1.8 82mm, 17.40mm, 1.4 50mm, y un 70-300mm como equipo digital, y una Polaroid 600SE como equipo analógico.

Una verdadera lección que nos enseña que todo puede conseguirse. Cuando muchos de nosotros suspiramos por un equipo mejor, hay personas que logran grandes cosas con barreras mucho más grandes. Historias como estas son cada vez más complicadas de encontrar en una sociedad tan sumida en el pesimismo y el conformismo, así que bienvenida sea.

Blog y fotografías de Amy Hildebrand | With Little Sound

En Xataka Foto | EyeRing: una cámara digital para ayudar a discapacitados

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios