Sigue a

Siempre me han interesado las inspiraciones mutuas dentro del mundo del arte, por ello, cuando veo fotografías basadas en cuadros míticos de la pintura, mis ojos se empañan de emoción al encontrarme de nuevo con un guiño artístico.

Awol Erizku ha sido mi última adquisición en este sentido. Representado por la galería Hasted Kraeutler de Nueva York, el joven fotógrafo etíope (nació en 1988), presentó el pasado 14 de junio una serie basando como icono principal la figura de la joven de la perla vermeeriana reinterpretada bajo su mirada.

Esta imagen, una de las más reproducidas dentro de la historia del arte, vuelve de nuevo a la palestra mediante una chica de color. De color como son todos los modelos que Awol Erizku utiliza en sus retratos. Gente corriente de los barrios neoyorkinos que mediante las poses y los elementos de atrezzo son dignificados y convertidos en sujetos artísticos.

Ése sería el resumen de su serie pero, su obra me da más, sobre todo para hacerme preguntas sobre porqué las reinterpretaciones y los remakes venden tanto. Y no sólo a nivel artístico dentro de la historia del arte, sino en todos los aspectos de la cultura. Lo vimos ayer con Noah Kalina y los Simpons y lo estamos viendo a diario con las parodias del Ecce Homo.

Por ello no es de extrañar que para la exposición de Erizku se eligiese como icono la reinterpretación del cuadro de Vermeer. Imagen que vende y que es un reclamo excepcional para que su obra traspase fronteras. Y es que si no fuese por ese retrato, jamás habría llegado a su fotografía.

Os dejo viendo el vídeo, donde explica cómo recluta a sus modelos y otros aspectos como el hecho de elegir gente de color porque han sido poco representados en la historia de la pintura. Os haga reflexionar o no, es interesante dar oportunidad a los nuevos autores, y Awol Erizku, sin duda, es una joven promesa.

Vídeo | youtube
Fotógrafo | Awol Erizku

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario