Sigue a Xataka Foto

Indoor clouds by Berndnaut Smilde

¿Habéis visto alguna vez una nube dentro de una habitación cerrada? Yo nunca jamás, sin embargo estas imágenes no son composiciones realizadas a base de Adobe Photoshop ni recreaciones generadas digitalmente por ordenador sino que se trata de fotografías reales de nubes de verdad.

Hay fotógrafos que prefieren ser observadores de la realidad y se topan con las imágenes, ya sea accidentalmente o mediante la búsqueda. Se trata de fotógrafos que siguen un proceso basado en el reconocimiento de imágenes o escenas, aguardan como cazadores y cuando reconocen la “presa” disparan para capturarla.

Indoor clouds by Berndnaut Smilde

Pero hay otros que prefieren crearlas y componerlas ellos mismos, a veces partiendo incluso de cero. Berndnaut Smilde es uno de estos últimos fotógrafos y si te interesa esa parte más creativa de la fotografía echa un ojo a su nuevo proyecto porque no sólo es visualmente y conceptualmente interesante, sino que además es innovador y original.

Smilde, neerlandés afincado en Amsterdam, ha elaborado un método para crear pequeñas y perfectas nubes blancas en el interior de una habitación, a través del control de la temperatura, la humedad y la iluminación. Todo ha de estar meticulosamente controlado y medido. Y cuando la habitación está preparada, se activa una máquina de humo y… ¡voilá!

La nube sólo dura unos segundos hasta desvanecerse, lo justo para realizar un par de disparos, pero durante ese instante decisivo la escena es sencillamente increíble.

Indoor clouds by Berndnaut Smilde

Así, el autor consigue auténticas piezas de arte efímero que son inmortalizadas a través de su cámara, haciendo de estas imágenes su obra final. Podríamos hablar del surrealismo de Magritte, o de la interpretación del uso clásico del espacio y el color, pero eso os lo voy a dejar a cada uno de vosotros.

Y si pensamos por ejemplo en la famosa fotografía de Chema Madoz en la que se ve una nube “dentro” de una jaula, o esa otra en la que la nube parece ser la copa de un árbol, nos damos cuenta de que no es necesario complicarse tanto para crear fotografías originales y conceptualmente ricas con nubes u otros elementos. Pero en cualquier caso, es innegable que tiene mérito el hecho de que además de ser buenas imágenes también su proceso creativo sea inaudito y parte del trabajo duro.

Es curioso que, además de la estupenda aplicación artística que Berndnaut ha sabido explotar, las nubes interiores han sido nombradas como uno de los mejores inventos de 2012 por la revista TIME.

Si queréis ver con más detalle cómo lo hace, no os perdáis este vídeo:

Página oficial | Berndnaut Smilde

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios