Sigue a

Poco a poco voy cumpliendo años y, quién lo iba a decir, me estoy aproximando a esa franja de la vida en la que a tu alrededor paulatinamente van apareciendo bebés. Un amigo, que observaba lo mismo tomó una decisión al respecto. Está decidido a ser padre. ¿El problema? Que no sabe cómo funciona el asunto…

Como es lógico entre amigos traté de ayudarle y, echando mano de lo que tenía más cerca, internet, encontré este vídeo que os muestro aquí encima, que sinceramente creo que puede ser de gran ayuda. Lógicamente, lo quería compartir con vosotros.

Ya en serio, como véis esta es otra forma de usar la fotografía: el stop-motion. Se trata de recrear el movimiento de objetos supuestamente estáticos usando fotografías.

A diferencia del timelapse, en el stop-motion el movimiento se reproduce habitualmente a una velocidad normal, mientras que el timelapse condensa en pocos segundos acciones que pueden tardar mucho tiempo en desarrollarse.

Algunos de los aspectos claves para que el stop-motion sea exitoso se basan puramente en la técnica. Por ejemplo, la iluminación estable o el cambio continuado de la pose de los modelos para con ello lograr la reproducción fiel del movimiento a 24 fotogramas por segundo serán determinantes para lograr un buen resultado final.

Es interesante ver cómo en este ejemplo que os traemos se combinan stop-motion y timelapse. El movimiento en el vídeo se reproduce por el uso del stop-motion. Pero lo cierto es que la toma de fotografías se llevó a cabo durante 9 meses, por lo que en ellas quedan también reflejados los cambios en el cuerpo de la chica producidos por el embarazo (time-lapse).

Este clip es un proyecto personal de Cassidy Curtis, animador de Dreamworks, que como véis empleó los nueve meses de embarazo de su pareja para hacer un vídeo de 50 segundos en el que explica el curioso proceso por el cual crearon a su bebé.

Encuentro que tiene mucho mérito su perseverancia tomando fotos y, sobre todo, la concepción de la idea. Un gran ejemplo de que las posibilidades de la fotografía son mucho más amplias de lo que a veces pensamos.

Y pensar que yo tenía entendido que aquí en España los niños se hacen de otra manera. En cualquier caso, estoy seguro de que a mi amigo le gustará mucho más este nuevo método importado del otro lado del charco.

Vía | Other things, blog personal de Cassidy Curtis

Más | Flickr de Cassidy Curtis

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios