Síguenos

Ferrotipo

Los procesos fotográficos a lo largo de la historia han sido tan diferentes como numerosos. Cierto es que todos se han basado en la disposición de material sensible sobre el que impresionar las imágenes para poder congelar el momento, pero todos han tenido algo que los ha diferenciado de los otros. Desde la aparición del daguerrotipo hasta la llegada de los sensores fotográficos tal como los conocemos hoy día, ha habido varios procesos que han conseguido plasmar imágenes en multitud de soportes (entendamos al sensor como un soporte, aunque no sea del todo cierto).

Hoy día, la fotografía química está empezando a ser considerada un producto de coleccionista, y realizarla un proceso más artístico y único que antes (siempre fue así pero parece que hoy con las nuevas tecnologías tiende a acentuarse la expresión). Como muchos sabemos hasta la aparición en el terreno de la fotografía de Kodak, la fotografía era una mezcla de técnica, visión, y sobre todo alquimia.

Uno de esos procesos que se realizaron antes de que llegara la fotografía a todos, fue el ferrotipo o como lo llaman los americanos el tintype. Este proceso fotoquímico, creado a mediados del s.XIX, fue una método muy parecido al ambrotipo, pero más barato. El proceso, al igual que en el daguerrotipo, la imagen se exponía en una placa de metal (hierro en vez de cobre), la cual anteriormente se había “teñido” de negro mediante barniz japonés o café, y añadido una capa de material sensible (nitrato de plata y colodión). Aunque la imagen resultante era un negativo, gracias a la placa negra se acababa viendo como un positivo.

Esta pequeña explicación sobre la preparación de un ferrotipo es lo que vais a ver en el vídeo de Bob Shimmin, un fotógrafo estadounidense que aún realiza este tipo de tomas (práctica muy habitual en los Estados Unidos durante su Guerra Civil). En él, veréis como realiza el proceso desde la preparación de la toma a fotografiar, hasta el secado de la fotografía. Uno de los ferrotipos más famosos de la historia es el realizado a Billy “El Niño”, catalogado como la sexta fotografía más cara de la historia.

Billy Billy “The Kid”

Os aconsejo a todos que le echeis un vistazo, y veáis como el ser fotógrafo años atrás podía ser catalogado como algo “muy diferente” a lo que es hoy día. Se que está en inglés pero habiendo explicado un poco en que consiste el proceso (muy por encima y sin entrar en temas más químicos), es posible que podáis seguirlo, pues además es bastante visual.

Sitio Web | Kalamazoo Valley Museum

EN Xatakafoto | Daguerrotipo y calotipo: Los comienzos de la fotografía

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios