Sigue a

Torre de Pisa, Martin Parr

Recientemente debatimos en Xataka Foto sobre la ética del uso de las fotografías en la actualidad, y ya apuntábamos algunos ejemplos de lo fácil que es demostrar que todos hacemos las mismas fotos. Siguiendo con esto, podríamos hacer otra reflexión sobre el medio fotográfico centrándonos en los temas.

¿Es indispensable ser “originales” para hacer una fotografía interesante y que aporte algo?

Yo creo que no, que simplemente debe ser útil en algún sentido, pero seguramente si le preguntásemos lo mismo a los que llevan toda la vida en esto nos darían una respuesta diferente. Puede que porque ellos entienden realmente de qué va esto del medio fotográfico, o puede que simplemente estén hastiados de ver fotografías y de que sus usos sean siempre los mismos.

Y si es que sí, ¿cómo se puede ser original hoy en día en fotografía?

A esto da o intenta dar respuesta la revista Source, a través de un artículo publicado en su último número de invierno, en el que retransmiten la pregunta a expertos del medio y obtienen tantas respuestas diferentes como encuestados.

Yo lo tengo claro, y es que todo aburre antes o después, en todas las disciplinas y a todos los niveles. Y si no que se lo digan a Martin Parr, quien al parecer ha hecho una interesante reflexión sobre esto al recibir la citada pregunta, apuntando todo lo que no hay que hacer y que, según él, deberemos evitar a toda costa si pretendemos tener una pizca de originalidad en nuestro proceso de creación fotográfica.

Estos son los quince clichés que el bueno de Martin asegura que están en el lado opuesto de la originalidad, y digo yo que algo de razón tendrá cuando lleva tantos años viendo fotografías:

  1. La foto hecha desde arriba a una multitud.
  2. La farola torcida.
  3. El diario personal.
  4. La mirada nostálgica de lugares/personas que van a desaparecer.
  5. El escenario peculiar y de fuerte carga visual (circos, etc.).
  6. La calle.
  7. La foto en blanco y negro con mucho grano.
  8. Los nuevos ricos.
  9. Fotos “poéticas”.
  10. La tipología moderna (catálogos de la vida urbana actual).
  11. El melodrama escenificado.
  12. El retrato formal.
  13. El paisaje panorámico.
  14. Las imágenes con fuerte manipulación digital.
  15. Ruinas.

Children icecream, Martin Parr

La verdad es que yo no sé si tiene razón o no, pero lo que sí sé es que hoy en día, con la cantidad de cámaras y gente con cámaras que está haciendo fotos, si queremos destacar la mejor forma es rompiendo moldes y pensando “out of the box”.

Esto no significa necesariamente hacer fotos a todos tus primos, amigos y conocidos con un besugo en la cabeza y/o un zapato en la boca (algo que en mi opinión también es cada vez más habitual, hacer cosas raras porque sí), que eso ya lo hizo Ouka Leele hace muchos años con sus pulpos de Peluquería. Pero sí que creo necesario que reflexionemos sobre el propio medio y la manera en que utilizamos la fotografía, qué fotos hacemos, por qué y para qué, pues de otro modo lo único que haremos será contribuir a engrosar ese “exceso de imágenes” que sufrimos en la actualidad.

Vía | Cuatrocientos
Fotos | Martin Parr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios