Síguenos

portada

Desde la K-5, allá por 2010, Pentax no había comercializado ningún modelo nuevo de réflex digital. Y tras su adquisición por parte de Ricoh, es su primera incursión en este mundo.

Con la nueva Pentax K-30 parece querer convertirse en un nuevo competidor de las dos grandes (Canon y Nikon) por conquistar el mercado de las réflex de aficionado. Y como veréis, plantean esta batalla con muy buenos argumentos.

Pentax K30, diseño, resistencia y ergonomía

La primera cosa que nos llama la atención nada más sacar la cámara de su caja es su diseño agresivo, lleno de ángulos, con zonas de sujeción recubiertas de goma, que parecen querer reivindicar la ergonomía y resistencia que prometen las especificaciones.

2

Una cámara réflex con un cuerpo sellado es algo que tradicionalmente correspondía a modelos de gamas más profesionales. Pero Pentax ha querido romper el molde con este modelo intermedio, que además incorpora algunas prestaciones de su modelo antecesor, más enfocado al segmento semiprofesional: la Pentax K-5.

Es muy loable esta característica en una cámara de este precio. No obstante, no hay que olvidar que la construcción sigue siendo policarbonato (plástico) y no aleación de magnesio (como es el caso de su hermana mayor, la Pentax K-5), de modo que aunque el sellado funcione impecablemente, tengo serias dudas de que con el uso vaya perdiendo fiabilidad. El plástico y la goma, se rompen y se deforman más con el uso, de modo que esas juntas que están selladas ahora, quizás no lo estén tanto después de unas cuantas aventuras.

No obstante, como digo, es un sellado bastante consistente, y se agradece mucho. Es importante quedarse con la idea de que es raro un sellado como este en una cámara de esta gama. Lo aprecias en cada rincón: desde las ranuras de la tarjeta o la batería, hasta el propio objetivo del kit. Mucha goma para sellar todas las aberturas y rendijas, permiten que la cámara aguante incluso ser puesta debajo del grifo con un chorro continuo de agua. Es sin duda un gran punto positivo para esta Pentax K30.

3

Primer contacto

Al agarrarla, llama la atención el tacto del grip, que está cubierto de goma y es muy grande y ergonómico. Cuando tienes la cámara en la mano te transmite sensación de resistencia, que afianza esa imagen de cámara todoterreno que reza la publicidad. Ayuda que el grip sea más grande de lo habitual, seguramente diseñado así para poder alojar el sistema de baterías que comentaré más adelante.

La apertura se controla con una rueda situada en la parte trasera, mientras que el tiempo de exposición tiene otra rueda de dial situada en la empuñadura. Tener las dos ruedas me parece todo un acierto, aunque por el tamaño de la cámara, no sean especialmente cómodas. De hecho, la rueda de la parte delantera está tan cerca del interruptor, que puedes cometer el error de apagar la cámara sin querer. No obstante, mejor eso que nada.

4

Otra cosa que me ha gustado especialmente es el sistema de visor, basado en pentaprisma, y no en pentaespejo, que es lo que suelen montar en las réflex más básicas. Tiene una magnificación de 0.92x y cobertura del 100%, casi tanta como la de la Pentax K-5 (0.98x). El tamaño y la calidad de este visor me ha parecido sobradamente satisfactorio.

pentaprisma

El compartimento de la batería acepta también pilas comunes, algo muy útil si vamos de viaje y nos quedamos sin batería. Además, la cámara detecta electrónicamente el tipo de alimentación (batería, pilas alcalinas, pilas normales, etc) para adaptar el consumo de la cámara a éste.

Esta funcionalidad es una novedad respecto a modelos anteriores, y una grandísima idea. Me imagino cualquiera de esos viajes en los que me quedé sin batería y no tenía enchufe a mano. Esta idea nos puede salvar la vida.

Sin embargo, por poner un “pero”: para poder poner las pilas AA hay que usar un accesorio opcional (Battery Holder D-BH109), que no venía en la caja. Algo que me parece absurdo, ya que se trata sólo de un trozo de plástico. ¿Qué más daría incluirlo dado el precio que ya hay que pagar por la cámara? En un principio hasta pensé que se trataba de un error, pero en la misma caja ya nos indican que es un accesorio opcional.

Además, debo decir que la duración de la batería tampoco está entre lo mejor que he probado. Era previsible, ya por su tamaño. Pero tampoco es algo preocupante. En definitiva, es una duración suficiente para lo que se espera de una réflex.

6

La pantalla trasera es una LCD de 3 pulgadas, con ajustes de brillo y color, resolución de 921.000 puntos y una visión en gran angular. Una pantalla muy semejante a la de otras cámaras similares, sin nada destacable. No es abatible, y extraña un poco porque hoy está muy de moda incluirla. Seguramente los chicos de Pentax decidieron prescindir de ella para reforzar más la idea del sellado y resistencia de la cámara. Entiendo que con una pantalla abatible este tema sería un quebradero de cabeza para un diseñador. Pero lo cierto es que en cámaras de este tipo, ya se echa de menos, sobre todo para grabar en vídeo.

pantalla

El sensor, una de sus principales bazas

El CMOS de tamaño APS-C y 16 megapíxeles usado en las K-5 y K-01 también está presente en este modelo. Era de esperar, teniendo en cuenta que tiene fama de ser uno de los sensores APS-C con mejor rendimiento del mercado. No ha hecho falta volver a inventar la rueda.

Gracias a ello, he podido tomar fotografías con un asombrosamente bajo nivel de ruido para un sensor de este tamaño. En este aspecto, considero que anda al mismo nivel que una Nikon D7000.

5

El sensor está acompañado de un motor de procesamiento de imagen que utiliza un procesador Prime M. Esto ayuda a obtener una buena calidad de imagen, captura de vídeo HD, y bajo ruido cromático. La cámara permite ráfagas de nada menos que 6 fotos por segundo, una velocidad de obturación máxima de 1/6000 segundos, una ISO máxima de 25600 (forzado, claro) y un enfoque de 11 puntos, entre otras prestaciones.

compara isos

El funcionamiento del enfoque es adecuado (11 puntos), aunque la velocidad no me ha parecido nada espectacular. No se si influirá haberla probado con el objetivo 18-55 del kit. Pero la verdad es que empieza a renquear un poco en condiciones de baja luz. A veces ayuda algo la luz auxiliar de enfoque, pero no siempre es posible recurrir a ella.

En cuanto a la opción de grabar vídeo la Pentax K-30 ofrece la posibilidad de trabajar a 30, 25 y 24 fps en la grabación FullHD (1920×1080), y a 60 fps en modo 720 líneas. Esto se consigue gracias al eficiente modo de compresión h.264. Como he comentado antes, la cámara viene provista de un procesador Prime-M, que está especialmente optimizado para la gestión de vídeo. Sorprende, por ejemplo, que permita control manual de la exposición. Y además el sistema Shake Reduction de Pentax ayuda mucho en la estabilización de la imagen.

iso 3200

Algunas opciones creativas

Para los amantes de las opciones creativas, Pentax k30 tiene la posibilidad de crear varios modos de HDR, a cada cual más agresivo. No soy muy amigo de este tipo de montajes, pero al menos puedo decir que la opción HDR Auto Image” crea imágenes con un aspecto bastante más natural de lo habitual. Otro tema es cuando empezamos a elegir otros modos (HDR 1, 2 o 3) en los que las fotografías empiezan a tornarse en esa fiesta de de luz, halos y colores saturados que estamos ya acostumbrados a ver en Flickr.

También dispone de 19 modos creativos tan dispares y extraños como el modo “Retrato con escena nocturna” o “Mascota”. Todavía estoy tratando de descifrar qué particularidades tienen. Siento no ser una buena referencia en este tema, pues son opciones que suelo obviar en las cámaras réflex. Tan sólo indicar que existe un mareante número de modos creativos diferentes.

negativo

Conclusiones

En esta Pentax K30 se nota mucho mimo e interés por crear una cámara muy equilibrada. Han intentado no pasar por alto ningún detalle técnico. No se si al enumerar algunas pegas menores que me he ido encontrando ha quedado otra sensación, pero mi valoración es que se trata de una cámara muy completa para su precio.

Creo que de todas sus características, la que más destaca es la de una cámara bastante resistente y sellada. Esto la convierte en una opción ideal para viajes y fotografía de naturaleza. Si tuviera que ir a la montaña a esquiar o hacer alpinismo, y necesitara una cámara con buenas prestaciones, buen precio, que pesara poco, y aguantase a – 10º sin duda eligiría esta.

El sensor es excepcional, el nivel de ruido a ISOs altas, muy bajo para lo que acostumbra a ser una APS-C. Queda por encima en control del ruido en ISOs altas y rango dinámico de por ejemplo, una Canon 7D (un ejemplo de una cámara mucho más cara y considerada de una gama más alta).

Pero aunque, en conjunto, la Pentax K-30 es un buen producto, también he encontrado algunos “peros”. Por ejemplo:

  • Un grip demasiado grande para poder albergar tanto baterías recargables como pilas AA, se puede hacer incómodo para algunos usuarios con manos pequeñas. Sin embargo, hay que decir que una vez te acostumbras, hasta es ergonómico. En mi caso, como he comentado antes, me ha resultado satisfactorio.
  • Y ya que hablamos de baterías, la Li-ion podría durar un poco más. Tiene un tamaño muy pequeño. Quizás podrían haber desarrollado una que llenara perfectamente el compartimento, que está preparado para albergar 4 pilas AA.
  • La cámara no dispone de entrada HDMI (aunque sí salida AV). Una de esas extrañas ausencias, sobre todo en una cámara que en general está tan bien pensada como esta. La implicación de esto, es que si queremos ver videos directamente en la TV a través de un cable, nos tendremos que olvidar de los 1080p
  • La pantalla no es abatible, aunque es un punto perdonable porque seguramente el fabricante ha primado la resistencia o el sellado del cuerpo.

En definitiva, una gran cámara, que podemos situar en la gama de aficionado, pero en la que encontramos características muy avanzadas para su precio (unos 800 euros incluyendo el objetivo del kit 18-55mm f3.5-5.6). Muy recomendable.

Ver galeria completa » Fotos con la Pentax K30 (9 fotos)

En Xataka Foto | Pentax K-30: Todo lo que necesitas saber sobre la nueva réflex de Pentax

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios