Sigue a Xataka Foto

Sony NEX-3N vista frontal

Como los rumores previos se habían encargado de preavisar, por fin hoy Sony anuncia oficialmente su nueva Sony NEX-3N. La más asequible de su gama NEX que viene con la vitola (como tanto gusta en marketing) de ser la compacta sin espejo con objetivos intercambiables más ligera y pequeña del mercado. Veamos cuáles sus características.

En el proceso de miniaturización de las cámaras CSC, Sony ha logrado con la Sony NEX-3N una cámara realmente pequeña si nos atenemos a sus dimensiones (110 × 62 × 35 mm) y peso (269 gramos con batería incluida). Pero no por ello ha restado opciones que la eleven como una potente NEX y aparecer en el escaparate como una de las opciones más asequibles y competitivas en relación calidad- precio.

Sony NEX-3N, más pequeña y más NEX

Sony NEX-3N vista trasera

Como indicaba, no pierde su sello de autenticidad y se incorpora a la familia con esta montura incorporando un sensor Exmor CMOS APS HD de 16,1 megapíxeles, acompañado del procesador BIONZ y una pantalla LCD de 3 pulgadas con capacidad para inclinarse hasta 180 grados y una resolución de 460.000 puntos. Eso sí, no tiene capacidad táctil. Como caracteriza a las NEX, su sensor Exmor es potente en cuanto a sensibilidad, alcanzando valores desde 200 hasta 16.000 ISO.

En su diseño encontramos las mismas señas de identidad que esperábamos, con un grip pequeño pero de un material que facilita el agarre. También destacar que posee, esto sí que es una novedad, una palanca junto al disparador, para controlar el zoom. Es una incorporación heredada de las compactas y que se añade aquí para ponerlo sencillo y poder disparar con una mano, sin tener que recurrir a girar el anillo del objetivo zoom. Esto tiene cierta lógica si entendemos que la Sony NEX-3N está dirigida a usuarios que buscan una cámara de mejores prestaciones que con una compacta al uso, pero sin renunciar a un manejo simple y cómodo para cualquier situación.

Flash incorporado y buena autonomía

Sony NEX-3N con flash

Además, destacar que no renuncia al flash incorporado y la posibilidad de utilizar un visor electrónico opcional, que no viene mal para aumentar sus posibilidades. En vídeo graba a 1080p (en formato AVCHD a 50i/25p) y, según se anuncia, incorpora una batería capaz de soportar hasta 480 disparos, lo que no está nada mal en cuanto a autonomía. De hecho, parece uno de sus puntos fuertes.

No encontramos conectividad Wi-Fi ni opciones de GPS, prestaciones que quedan en sus hermanas mayores y que aquí se entiende su ausencia para ofrecer un modelo más asequible y sencillo.

Eso sí, la Sony NEX-3N viene acompañada en el kit básico del objetivo zoom 16-50mm f/3.5-5.6 de un tamaño muy compacto para acompañar al reducido cuerpo y que conforma un equipo realmente ligero. Además, incorpora sistema de estabilización óptica.

Sony NEX-3N con zoom

En el apartado de prestaciones, se especifica un nuevo sistema denominado Auto Object Framing, que sirve para encuadrar a los sujetos automáticamente. Es una ayuda en la composición, en la que tras detectar lo más destacado de la escena (una persona o dos, objetos en movimiento,…) y ejecuta un recorte automático para mejorar la composición. Algo que habrá que probar y ver cómo funciona, aunque suena sobre el papel una novedad enfocada a simplificar aún más el proceso de capturas para los que huyan de complicaciones.

No se conoce aún precio oficial en España, pero debería estar en los escaparates en la próxima primavera.

Más info | Sony

Ver galería completa » Sony NEX-3N (3 fotos)


Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios