Sigue a

fotos-de-alta-velocidad-para-inspirarte.jpg

A.Connah

La fotografía de alta velocidad se da, sobre todo, en los deportes de acción, donde todo ocurre muy rápido, y casi sin darnos cuenta.

En televisión, era bastante complicado y muy caro conseguir captar esos momentos con una cámara normal, que no graba a más de 30 fotogramas por segundo. Por eso, poco a poco se han ido implantando cámaras de alta velocidad que nos permiten ver, por ejemplo, el paso por curva super lento de un Fórmula 1.

Sin embargo, en el mundo de la fotografía esto siempre ha sido mucho más asequible y fácil de conseguir. Con prácticamente cualquier cámara podemos hacer una buena ráfaga y conseguir velocidades de obturación lo suficientemente altas como para conseguir capturar momentos irrepetibles.

Tenemos varias opciones si queremos hacer fotografía de alta velocidad. Bien podemos quedarnos en casa y experimentar con cosas que nos rodean, o bien salir a la calle y capturar todo aquello que se mueva rápido.

Si nos quedamos en casa, una técnica que nos da muy buenos resultados es la de dejar caer sobre un líquido algún objeto y capturarlo justo cuando toca el líquido. Cuando hacemos esto, en la fotografía queda reflejada la onda y salpicones que genera la caída del objeto. En la foto que vemos a continuación, aparece una fresa cayendo sobre un cuenco de leche. Se ha usado una velocidad de obturación de 1/1000 y además, el uso correcto del flash, ha compensado la poca luz que entra a altas velocidades.
fresa-leche.jpg

tesKing (Italy)

Aprovechando la técnica de los líquidos también podemos dejar caer gotas de ese mismo líquido sobre sí mismo. La típica foto de alta velocidad es dejar caer unas gotas de agua con un cuentagotas sobre un recipiente lleno de agua.
gotas-de-agua.jpg

A.Connah

Otra variante del método es usar una taza de café en vez del recipiente de agua, que queda mucho más original, e incluso romántico.
gota-cafe.jpg

[luis]

Y ya, acabando de jugar con líquidos, ¿por qué no buscamos un grifo que gotee y capturamos esa caída? Es más, podemos incluso servirnos del grifo de la ducha y abriéndolo muy poco, conseguir esa estela congelada de gotas cayendo al suelo. Como siempre, hay muchas variantes en este tipo de fotos. Ya todo depende de lo que nos ofrezca nuestro entorno y nuestra imaginación.
agua-ducha.jpg

Viditu

Después de estar mojándonos un rato, ¿por qué no probamos a romper cosas? No es necesario tirar al suelo la televisión de plasma del salón. Nos pueden valer cosas mucho más sencillas, como una bombilla rota. Ahora eso sí, si queremos romperla bien y que el resultado sea espectacular, tenemos que tirarla con muchas ganas al suelo. Si lo hacemos bien, conseguiremos algo parecido a esto:
bombilla-rota.jpg

laszlo-photo

Después de haber barrido el estropicio que hemos montado con la bombilla rota, vayamos a la cocina y busquemos alguna fruta. Mejor que nos salgamos a un sitio con el suelo muy duro y mejor que sea en la calle, porque podemos ponerlo todo perdido. ¿Qué tal si cogemos un coco y lo destrozamos con todas nuestras ganas? Si somos capaces de capturar el momento, nos saldrá una gran foto como esta:
coco-roto.jpg

Bindaas Madhavi

Otra opción que tenemos, y que es super interesante es si tenemos la oportunidad de asistir a una demostración aérea, fotografiar los aviones. Aunque la típica foto de los aviones en el cielo la puede capturar cualquiera de manera muy fácil, lo que sí puede ser la mar de interesante y a su vez complicado, es hacernos con un teleobjetivo y sacar un bonito primer plano del avión. Esto sólo lo conseguiremos con mucho pulso y sabiendo encuadrar en el momento oportuno, a alta velocidad. Para “garantizar” una buena toma se hace como poco imprescindible el uso de la ráfaga en nuestra cámara.
avion-movimiento.jpg

matt.hintsa

Si no tenemos la suerte de asistir a un desfile aéreo, podemos aprovechar también cualquier carrera en circuito para poner en práctica nuestras dotes de capturar fotos en alta velocidad. Bien puede ser una carrera de Fórmula 1, de motos o incluso una carrera de deportivos normales. Depende de dónde nos coloquemos, necesitaremos de un teleobjetivo o no, y la calidad de nuestras instantáneas variará.

La calidad de una fotografía en circuito dependerá en gran parte del lugar en el que nos coloquemos. Ya que no será lo mismo ponernos detrás de las redes de contención en las gradas de una carrera de Fórmula 1, que si nos ponemos tras las protecciones en una curva en una carrera organizada por unos amigos si alquilamos el circuito. En los dos ejemplos que se muestran a continuación se pueden ver los dos extremos:

circuito-curva.jpg

Squicker

circuito-f1.jpg

thirtyfootscrew

Foto de cabecera | Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

35 comentarios