Síguenos

Cabe

Hace unos días os estuve comentando un pequeño truco sobre como conseguir hacer que una luz dura de un flash pudiera pasar a ser algo más suave. Hoy os quiero traer un pequeño truquito sobre como conseguir concentrar un poco la luz siempre que dispongamos de un paraguas reflector.

La superficie de un paraguas, al igual que de cualquier superficie (en tamaño), es uno de los factores que hace que una luz pueda pasar a ser más dura o suave, es por eso que si cuanto más diámetro tenga el paraguas que usemos en nuestras sesiones más superficie tendrá para reflejar luz y más suave será (aquí entrar factores como el material del paraguas también).

Diferencia

A parte de la superficie del paraguas también hay un factor importante, y es la distancia a la que se encuentre el paraguas de la fuente de luz. Esto significa que si alejamos el paraguas de la fuente de luz, haremos que la luz que refleje sea más suave al llegar al objeto/sujeto. Por contra si realizamos la acción contraria sucederá lo opuesto.

Por último, y lo que quizá pueda ser el verdadero motivo del post, es conseguir concentrar la luz. Muchas veces no disponemos de un snoot o concentrador de luz, y para muchos flashes portátiles es difícil conseguir concentrar con un haz más o menos grande pues su fuente de luz es extremadamente pequeña y con estos modificadores conseguiríamos concentrar un área realmente pequeña. Una de las mejores opciones para realizar esto es plegar el paraguas, para que se quede semiabierto. Con esto conseguimos reducir la superficie reflectante y ademas dirigirla. Por supuesto el contraste de la escena será mayor que con el paraguas abierto.

Ambos trucos se pueden hacer con cualquier tipo de flash no sólo con los flashes portátiles, pero quise ilustrar con ellos por ser los que la mayoría de vosotros tendréis acceso habitualmente

Esquema

En Xatakafoto | Truco Express: Convertir la luz dura de un flash en una luz más difusa fácilmente

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios