Sigue a

portada

Hay ocasiones, en las que a la hora de crear una imagen en blanco y negro nos interesa potenciar especialmente “aquellos blancos que son más blancos y aquellos negros que son más negros”. O lo que es lo mismo: conseguir que el fondo oscuro no compita con un motivo más luminoso en primer plano. En estos casos, no es necesario disponer toda la información del color. Puede ser el caso de querer potenciar un espacio negativo, o una fotografía macro en la que queremos diferenciar cláramente las texturas de una flor del fondo desenfocado.

Y para ello existe un método tan efectivo como sencillo. Consiste en utilizar el modo de fusión de color. Este modo de fusión mezcla la luminancia (o lo que es lo mismo, los tonos de gris de la imagen original) con la saturación de una capa de color negro.

Para ello sólo hay que crear una nueva capa de color negro, superpuesta a la imagen, con el modo de fusión “Color”. Esto se puede hacer tanto en Photoshop, como GIMP.

modo fusion negro

Foto de portada | Sergio Perea

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario