Síguenos

Hacía mucho que no veíamos a gente hacer el más absoluto ridículo desde que hablábamos sobre si lo eran, en ocasiones, las poses en la fotografía de moda ¿Hasta qué punto alguien está dispuesto a tener una foto exclusiva o especial en su reportaje de boda? Bueno, pues hay gente para todo y que, lo peor, está dispuesta a todo, hasta jugarse la vida. Al parecer, en Israel, sí, o al menos desde un estudio denominado White Studio. Me cuesta creerlo, la verdad.

Lo que vemos en este vídeo, colma el tope de la estupidez humana, en este caso, a la hora de lograr una fotografía diferente. Por algo, en ciertos, anuncios y películas existen profesionales que se dedican a ello y se juegan la vida. Pero es su trabajo.Os imagináis lo que le pasaría a algún fotógrafo por recrear esto en una sesión de boda aquí en nuestro país.

Más de uno hubiera recibido tal paliza que meses después seguiría en el hospital, aunque de barbaridades y estupideces que suceden en las bodas ya, desgraciadamente, sabemos todos de algunas. Desde luego, no merece la pena jugarse el tipo de esa manera y echar a perder el vestido por lograr una fotografía. De hecho, no es la primera vez que la novia fallece porque tiene problemas el vestido como ya ocurrió en Canadá el año pasado y una novia murió ahogada en la sesión de fotos porque el vestido se empapó tanto que la arrastró al fondo.

Además, me cuesta creer que en la fotografía editada la novia haya logrado mantener esa dulce sonrisa cuando lo que parece mostrar el vídeo es pánico.

Desde luego, si nos planteamos en cualquier tipo de sesión fotográfica que conlleve algún riesgo físico, la recomendación es la lógica: contar con personal preparado profesionalmente para ello y medir muy bien los riesgos para que estos puedan minimizarse todo lo posible. No lo repitáis en casa, niños.

Y, por cierto, ¿dónde estaba el novio?

En Xataka Foto | ¿Son ridículas las poses en la fotografía de moda?

Vídeo | trash the dress de White Studio en Vimeo

Vía | ISO1200

Deja un comentario

Ordenar por:

33 comentarios