Síguenos

Gav y Dan son dos profesionales del vídeo que acostumbran a colgar vídeos que graban con sus cámaras de alta velocidad. Son impactantes de ver, y muy complicados de conseguir, al menos desde el punto de vista económico. Porque la cámara que utilizan es una Phantom v1610, que cuesta más de 100.000$

Combinando este equipo con una lente macro, es posible capturar vídeo a 1280X800 píxeles de resolución. Esa es la máxima resolución a la que opera esta cámara, que está provista de un sensor CMOS de un sólo megapixel, pero que es capaz de grabar hast aun millón de imágenes por segundo (bajando mucho la resolución, eso si).

En esta ocasión se ve que decidieron sacrificar sólo un poco de su máxima resolución (grabaron a 720p), para alcanzar 18.000 frames por segundo. Una velocidad que permite observar a cámara muy lenta como las pompas de jabón se desintegran.

Via | The Slow Mo Guys

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios