Sigue a

Sparkles and Wine - Opale, un videoclip de Nacho Guzmán

Ya sabéis que aunque la mayor parte del tiempo hablamos de fotografía pura y dura, también nos apasiona la iluminación y la fotografía en el cine y en el audiovisual en general.

Hoy os traigo el “teaser” de lo que será el primer videoclip del grupo francés de música electrónica Opale, homenaje al gran director de cine francés Henri-Georges Clouzot. ¿Que por qué? Cuando lo veáis lo entenderéis.

Se titula Sparkles and Wine y según su propio director y productor, Nacho Guzmán, se ha inspirado en base a la inacabada L’Enfer de Clouzot, el director de fotografía Andréas Windig y en su proceso de creación artística, con especial hincapié en el feedback óptico (o arte kinético).

Una iluminación muy especial

Sin duda, un trabajo muy centrado en el apartado visual al más puro estilo analógico y que desde luego consigue impactar y transmitir sensaciones poderosas. En este aspecto, creo que también el buen trabajo de la actriz Stella Stocker aporta mucho.

Sabéis que existen muchos tipos de iluminación de retrato dependiendo del ángulo de la fuente de luz respecto al sujeto. Si ahora los juntamos todos y pasamos por todos ellos rápidamente, al menos a mi maltrecho cerebro le cuesta asimilarlo tan rápido, y el efecto es impresionante.

Para la elaboración del efecto esfera tuvimos que partir de cero. Tan sólo existe un documental sobre la película (L’Enfer) y en él no se muestra absolutamente nada sobre las técnicas o herramientas utilizadas para crear los ambientes y los efectos de luz tan esquizofrénicos. Así que decidí diseñar mi propio modelo de esfera gigante.

El ingenio es la clave del éxito

Nacho fabricó su esfera con la ayuda de los chicos de construcción de Downtown Abbey, y junto a Clara Muñoz – directora de fotografía – la equipó simplemente con dos LED Lights de 10 × 10 cm enganchados directamente a la esfera que gira alrededor del rostro de la actriz, además de un cable de LEDs de tipo árbol de Navidad (sí, de esas “de los chinos”).

Como veis, una vez más, se demuestra que no hacen falta grandes y carísimos medios para conseguir resultados impresionantes, sino únicamente apasionarse y agudizar el ingenio.

Por tanto, he aquí otro gran ejemplo de producción exitosa de bajo presupuesto, o mejor dicho de presupuesto cero, al estilo de mis favoritos y amigos Magnetova, que también os recomiendo.

En la parte técnica, decir que el proyecto ha sido grabado en dos días, empleando una cámara Canon EOS 5D Mark-II y dos objetivos: un Samyang 35mm f/1.4 y un Canon 24-105mm f/4.

Vídeo | Vimeo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios