Sigue a Xataka Foto

Specter - Oriol Domingo

¿Habéis oído hablar del espíritu de la navidad? Bien podría ser esta escurridiza serpiente de luz fotografiada por Oriol Domingo. Esta estupenda captura de nuestro amigo, fotógrafo amateur desde hace muy poquitos años, es el mejor ejemplo de aquello que no nos cansamos de repetir: la creatividad y el ingenio son las llaves que abren cualquier puerta en el mundo de la fotografía.

Fotografiar va muchas veces más allá de inmortalizar aquello que vemos e implica, como es el caso, inmortalizar aquello que imaginamos, crear una realidad que pose para nosotros. Y si, como Oriol, encima sois capaces de improvisarlo con lo primero que encontráis y convertirlo en una bella escena no queda más opción que reconocerlo y aplaudir.

Specter - Oriol Domingo

De la fotografía me quedaría con muchas cosas. Me ha gustado el procesado, a medio camino entre la ilustración y la escena de un videojuego épico. Los tonos fríos, el entorno ruinoso y las líneas de la esquina colaboran para crear cierta inquietud.

Si seguimos analizando la imagen podemos incluso llegar a identificar elementos contrapuestos, lo que por un lado da fuerza al conjunto y por otro, pienso, permite que cada cual interprete la fotografía a su gusto. ¿El espectro entra o sale de la chimenea? La luz es de un intenso blanco, cosa que puede interpretrase positivamente, pero a su vez es agresiva en su formas y luego está la silla, que como tal “humaniza” al espectro pero que se encuentra dentro de una chimenea, donde uno no la asimila.

Como podéis comprobar, este creativo ejercicio de light-painting encierra muchas cosas, aun inluso cuando no exista una intencionalidad directa por parte del autor y viene a demostrar el potencial visual que tienen determinadas técnicas tan sencillas como la de pintar con luz.

“Specter”, datos EXIF

Cámara: Canon EOS 40D
Objetivo: Tamron 10-24
Exposición: 30 segundos
Apertura: f/11
Sensibilidad: ISO 250
Fecha: 1-12-12
Localización: Alella (Barcelona)

Resueltas las incógnitas de los datos puramente técnicos acabamos con el cómo y el por qué de esta bonita fotografía de boca de su autor, Oriol Domingo:


Como muchas ideas, ésta se me ocurrió al toparme con un sitio interesante, en este caso fue la chimenea de un lugar abandonado. En la habitación únicamente había la chimenea y una silla, así que para crear una composición interesante se me ocurrió combinar las dos cosas con un poco de light painting para simular la llegada de un “espectro”.

La única cosa que llevaba en la mochila para hacer luz era una pequeña linterna que llevo siempre encima, pero necesitaba algun tipo de envoltorio para que las estelas de la linterna quedaran difuminadas. Como no encontré ningún objeto que me sirviera como difusor volví a mirar en mi mochila y acabé usando una bolsa electrostática (de las de guardar componentes de PC), la cual me sirvió para crear distintas intensidades de luz mientras movía la linterna.

Para no aparecer en la foto final, usé una apertura un poco cerrada y así incrementar el tiempo de exposición, de manera que después de hacer la parte de light painting (unos 5 segundos) salí del encuadre para seguir exponiendo la parte de pared que tapaba inicialmente mientras dibujaba con la linterna.

En cuanto al procesado, añadí dos texturas de papel antiguo con mucha transparencia, y también desaturé la parte pintada con la linterna (inicialmente amarillenta) para simular mejor la textura del “espectro”. Para acabar de conseguir la ambientación misteriosa que quería usé las funciones de Split Toning de Lightroom
con los colores verde y azul para las iluminaciónes/sombras respectivamente.

Foto | Oriol Domingo, en nuestro grupo de Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios