Compartir
Publicidad
Después de leer 'Cienojetes. El gatillazo de la fotografía española'
Actualidad

Después de leer 'Cienojetes. El gatillazo de la fotografía española'

Publicidad
Publicidad

Hace poco entré en los cuarenta. Desde entonces todo son achaques. El último ha sido decir adiós a una muela que llevaba tiempo incordiándome. Por este motivo ha venido el ratón Pérez y me ha traído un libro que llevaba tiempo detrás de él. Lo he leído durante el fin de semana, junto con el dolor que ha dejado la muela y unos síntomas alérgicos bastante desagradables. El libro es 'Cienojetes. El gatillazo de la fotografía española', una antología de artículos irónicos sobre el mundo de la fotografía.

La historia del libro 'Cienojetes. El gatillazo de la fotografía española' viene de lejos. Empezó con un artículo en 2012 lleno de intenciones. En primer lugar los autores prefirieron el anonimato. Se bautizaron como Nicon Pepinos y Nacho Canon. Y se dedicaron, año tras año, hasta su desaparición el 19 de julio de 2017, a mirar el mundo de la fotografía con suma ironía. No dejaron a nadie con cabeza, ni un estilo dejaron con cabeza. Y sirvió para enfadar a muchos, hacer reflexionar a otros cuantos y hacer reír a la mayoría.

De aquella historia ha nacido un libro que reúne los mejores artículos. Está publicado en FracasoBooks, la editorial de Paco Gomez que no quiere ser una editorial, sino

el paraguas que envuelve una serie de libros autoeditados y financiados a través de campañas de crowdfunding. Pretende generar productos personales al margen de los intereses y estilos editoriales. Nos interesan los mecanismos de investigación que exploren las relaciones entre la imagen y la palabra. También la historia, el cine, la ciencia ficción y el humor.

Al final me he decidido y lo he comprado en un museo donde la fotografía debería estar encumbrada y solo es una anécdota. Tuve la oportunidad de comprarlo en una feria de fotolibros al mismo Paco Gomez, pero no me atreví por no caer en una contradicción de comprar un libro que critica muchas de las cosas que allí pasaban. Confieso que me lo he leído en tan solo un fin de semana, entre mocos y dolores. Y tal como me pasó con el blog, me ha gustado. Sobre todo me he reído. Algo que nos falta mucho en estos tiempos.

El libro 'Cienojetes. El gatillazo de la fotografía española'

El libro de formato bolsillo, perfecto para llevarlo en el transporte público, se abre con una nota del editor, una presentación de los autores, una frase de Tesla y una fotografía de Cristina de Middel como una reina de Juego de Tronos y un índice con los 46 artículos seleccionados y el famoso diccionario.

En total suman poco más de 200 páginas solo aptas para aquellos que sean capaces de captar la ironía de sus palabras. De hecho es muy gracioso leer las reacciones de los lectores al final de cada artículo. Incluso en algún momento un lector comenta airado hasta que se da cuenta del tono de Nicon Pepinos y Nacho Canon.

Está ilustrado con fotografías en glorioso blanco y negro de imprenta periodística siguiendo la moda de algunos fotolibros. Se puede leer al azar, como capítulos sueltos o hacer una lectura tradicional de principio a fin. Lo más importante es que siempre te sacará una sonrisa. Lo peor, desde mi punto de vista, y es algo que afortunadamente se ha solucionado, es contar todo bajo el anonimato. El cómico se degrada a hater, a troll.

Ojetesii Páginas del libro

Puedes encontrarlo en librerías de museos, en librerías modernas y puede que hasta en centros comerciales por 20€. Y por supuesto lo puedes comprar en la página de la no editorial.

La realidad de Cienojetes

Siempre depende del lugar en el que estés en el mundo de la fotografía. Cuáles sean tus referentes, tus aspiraciones y tu calidad. La fotografía siempre ha sido la misma. Ha cambiado la técnica, los métodos, las cámaras... pero todo sigue siendo igual. Hay gente mala que se cree buena, maravillosa que no se cree nada y envidiosos. Y la mayoría que solo vemos la fotografía como una mera forma de expresión o a lo sumo, de entretenimiento. Y dentro del mundo profesional, todo es igual. Solo que ahora tenemos el altavoz de las redes sociales.

La mayoría de mis experiencias en este mundo siempre han sido buenas. Cada uno es como es y hay que saber encontrar lo mejor de cada uno. Los que trabajan son los que se mantienen. Es así de sencillo. Te puede gustar lo que hacen o no. Puedes estar en contra de su discurso. Pero están ahí por su perseverancia y su trabajo. Mantenerse no es fácil. Y tú tienes que elegir donde estar. Y alejar las envidias de tus pensamientos.

Ojetesiii La famosa pirámide

Algo muy curioso del blog de Cienojetes es que mucha gente empezó a estar orgullosa de estar dentro de algún artículo. Eso quería decir que eras algo dentro de este mundillo. Y estar en la famosa pirámide de personalidades llenó de orgullo a muchos. Otros ni siquiera saben si están porque estarían trabajando...

El fondo, lo que se criticaba en el blog y podemos tener ahora en el libro, no es solo el mundo profesional, sino todo lo que hay alrededor del mundo de los talleres, las modas fotográficas, la obsesión por figurar y tener el famoso fotolibro cuanto antes fruto de un proyecto elaborado. Todas estas cosas son las que escuecen.

Este es el papel de Cienojetes, reírse de todo para hacernos reflexionar.

Pero es necesario. Siempre ha existido la figura del bufón, el único que tenía permiso para reírse del rey para que bajara al terrenal mundo. Ese papel lo tienen ahora los cómicos, aunque algunos quieren ponerles límites en el mundo actual. Este es el papel de Cienojetes, reírse de todo para hacernos reflexionar.

A lo largo de los artículos que se pueden leer en el libro, extraídos directamente del blog (no es material nuevo), explotan la figura del cuñado fotógrafo, los HDR, los gurús fotográficos, las modas pasajeras... solo hablan de la realidad de la humanidad encerrada en la fotografía.

Ojetesi Un buen libro para nuestra biblioteca

Eso sí. Nadie puede decidir qué es lo bueno y lo malo. Quién acierta o fracasa estrepitosamente. Es solo una opinión con la que puedes estar de acuerdo o no. Es un gusto encontrar a personas como las dos que se presentan ahora en el libro. Con las ideas claras. Bienvenidos al mundo de la crítica irónica fotográfica.

A lo mejor te ves reflejado. Puede que conozcas de primera mano de los que hablan, o actúes como dicen en el libro. Si es así tienes dos caminos: seguir por la misma senda o intentar cambiar. Pero hagas lo que hagas dará igual, porque la fotografía siempre estará ahí. Y nunca podremos gustar a todo el mundo. Ni siquiera nuestras fotografías.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio