Compartir
Publicidad

La polémica salpica de nuevo el World Press Photo, ¿mano negra o fraude?

La polémica salpica de nuevo el World Press Photo, ¿mano negra o fraude?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si en enero os hablábamos de los fotógrafos españoles que habían ganado en alguna de las categorías del prestigioso World Press Photo, hoy tenemos que hablar de la polémica que salpica al iraní Hossein Fatemi.

Fatemi obtuvo el segundo premio en la categoría "Proyectos a largo plazo", su trabajo, 'An iranian journey', trata de mostrar la sociedad iraní desde un punto de vista distinto, poniendo el acento en las mujeres jóvenes, que según el galardonado premio, no parecen sufrir las consecuencias de vivir en un estado teocrático.

"Este artículo repite alegatos que ya han sido investigados de forma independiente", Lars Boering

Y aunque la polémica viene de antes, cuando el trabajo recibió el premio POYI, ha tenido mayor repercusión tras ganar también el WPP, cuando han salido a la luz imágenes muy parecidas a las de Fatemi hechas por otros fotógrafos y evidencias que tratan de probar que el trabajo del iraní es una gran puesta en escena y que no refleja la realidad.

An Iranian Journey. Hossein Fatemi. An Iranian Journey. Hossein Fatemi.

La polémica parece perseguir al premio que, pese a todas las trampas y situaciones a las que se ha tenido que enfrentar últimamente, mantiene casi intacto su prestigio mundial, aunque he de decir que cada año noto que la afluencia a la exposición es mucho menor. Estas situaciones les llevaron a cambiar el reglamento y el código ético en 2015.

Volviendo al "caso Fatemi" cabe decir que algunas de las sospechas parecen no estar exentas, a priori, de motivos fundamentados, pero tras la evaluación de las pruebas aportadas por los denunciantes, un jurado formado para evaluar estas situaciones ha determinado que no existen pruebas suficientemente fundamentadas para determinar que el fotógrafo ha hecho trampas.

Fatemi Izquierda imagen perteneciente a la serie ganadora del WPP 2017 "an Iranian journey". A la derecha una foto de la misma escena con la modelo en diferente posición.

Ramin Talaie ha escrito un artículo devastador sobre este tema en su perfil de Medium.com en el que bajo un titular muy contundente: "2017 World Press Photo Fake News" analiza los motivos que le hacen pensar que, efectivamente hay tongo. Según este artículo habría que quitarle el premio a Fatemi porque:

Incluye fotografías sin consentimiento

Tenemos que remontarnos a diciembre de 2013, Fatemi ha publicado hace poco su serie en el sitio web de Panos. Una de las fotografías muestra a un grupo de amigas que pasan el rato en una piscina, una de ellas es Nahal, que también sale en otras fotografías de la serie, la chica envió un correo electrónico al director de Panos, Adrian Evans, al que le exigió la eliminación de las imágenes porque, según ella, fueron tomadas sin su consentimiento.

Fatemi Imagen perteneciente a la serie "An Iranian journey" de Hossein Fatemi denunciada por una de las personas que aparecen por haber sido tomada sin permiso.

Tras la retirada de alguna de las imágenes, unos años después Nahal habla con el director de Panos y le confiesa que Fatemi le avisó de que haría las fotos pero que no las vendería a ningún medio.

Preparó las imágenes

Los argumentos menos sólidos vienen a raíz de un email que al tratarse algunas de las personas retratadas de amigas del fotógrafo, las escenas han podido ser preparadas. En el siguiente ejemplo Talaie enfrenta dos fotografías, una perteneciente al trabajo ganador de Fatemi, la otra es de Mojgan Ghanbari. podemos apreciar en la de el último que las personas retratadas interactuaban, de algún modo con los fotógrafos.

Fatemi vs Mojgan Ghanbari A la izquierda la imagen de la serie galardonada en el WPP 2017. A la derecha una foto de Mojgan Ghanbari en la que se interpreta la interactuación entre las mujeres y los fotógrafos.

Esta interactuación es motivo de sospecha y plantea la hipótesis de que, seguramente, fueron dirigidas para posar.

Copió el trabajo de otros fotógrafos

Este es el punto más polémico, los anteriores pueden ser motivo de interpretraciones legales o éticas, pero la acusación de copia tienen un calado bastante más importante.

En el artículo fuente de esta noticia vemos varias imágenes que podrían ser bien una copia del trabajo de otro fotógrafo, bien un punto de vista diferente.

A este artículo contestó Lars Boering, Director General de la Fundación World Press Photo, diciendo, entre otras cosas, que "este artículo repite alegatos que ya han sido investigados de forma independiente. Cuando se presentaron las evidencias a un jurado post-adjudicación, este dictaminó que no había pruebas determinantes por parte de de las acusaciones y que no hubo evidencia suficiente para declarar un incumplimiento de nuestras reglas de entrada al concurso".

Sección de la contestación de Lars Boering al artículo de Ramin Talaie. Sección de la contestación de Lars Boering al artículo de Ramin Talaie.

Estén en lo cierto o no quien pide que le sea retirado el premio a Fatemi, lo cierto es que año tras año asistimos al vergonzoso espectáculo que pone en entredicho la profesionalidad de los fotógrafos. Tanto si hay una "mano negra" interesada en acabar con el prestigio del WPP, como si es cierto la falta de ética de los concursantes, el fotoperiodismo sale mal parado.

En un momento en el que la libertad de prensa es perseguida, en el que decenas de periodistas y fotógrafos son callados con la muerte y cuando más unidos deberíamos estar, surgen noticias como ésta que no ayudan, ya sea, repito, por la falta de vergüenza de fotógrafos que hacen lo que sea por ganar un premio, o por la poca ética de quienes inventan situaciones para ganar prestigio.

Más info | Artículo de Ramin Talaie (en inglés)/ Página web World Press Photo

En Xataka Foto | Cristina García Rodero aparca el blanco y negro en su nueva exposición Tierra de sueños

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos