Compartir
Publicidad
World Press Photo, contra las manipulaciones con su nuevo código ético
Concursos

World Press Photo, contra las manipulaciones con su nuevo código ético

Publicidad
Publicidad

Después de celebrar 60 ediciones y haber presentado su nuevo jurado para la edición de 2016, el prestigioso concurso World Press Photo ha entendido que debe elaborar un código ético. Y ello era necesario a raíz de las polémicas que han alimentado el concurso estos últimas ediciones, el año pasado, en 2013 o en 2010, sólo por poner unos ejemplos.

El código ético quiere, sobre todo, reforzar la idea de que "los participantes en el concurso World Press Photo deben asegurarse de que sus imágenes proporcionan una representación exacta y justa de la escena que fueron testigos, de este modo la audiencia no será engañada." Y para ello los participantes:

  1. Deben ser conscientes de la influencia que su presencia puede ejercer sobre la escena que fotografían, y deben resistirse a ser engañados por las oportunidades de la foto.
  2. No deben contribuir intencionadamente, o alterar, la escena que fotografían.
  3. Deben mantener la integridad de la imagen al asegurar que no hay cambios sustanciales en el contenido.
  4. Deben asegurarse la información del pie de foto es exacta.
  5. Deben garantizar que la edición de la fotografía o reportaje fotográfico ofrece una representación precisa y justa de su contexto.
  6. Deben ser abiertos y transparentes sobre todo el proceso a través del cual se realizan las imágenes y deben poder explicarlo a la Fundación World Press Photo.

Coto a las manipulaciones

Además, se ha concretado más lo que se permite en cuanto a edición para que no sea considerado manipulación. Por ejemplo, se permite el recortar y reencuadrar la imagen, pero sin que ello descontextualice el resultado final, aplicar viñeteo, contraste y saturación (incluso se podría realizar un saturado selectivo), virado al blanco y negro. Lo que no se permiten son cambios en la densidad, contraste, color y/o niveles de saturación que alteren el contenido al oscurecer o eliminar fondos y/o objetos o personas presentes en ese fondo de la imagen y variaciones en el color que den lugar a cambios significativos en la tonalidad, de tal forma que los colores procesados sean distintos de los colores originales.

Tampoco está permitido eliminar marcas físicas en el cuerpo, pequeños objetos en la imagen, puntos de luz reflejados, oscuridad, elementos extraños en el borde de la imagen que no pueden ser eliminados con un recorte de la imagen.

Y todo ello sin olvidar que también se debe incrementar la información que los fotógrafos proporcionan en el pie de foto y en el que deben reflejar lo que existe en la fotografía y lo que está sucediendo dentro de la foto; nombre de la ciudad, región o estado y país donde se realizó la fotografía; la fecha en que la foto fue hecha y si hay algo que no se ve en la foto pero que sea de interés para contextualizar la imagen (por ejemplo, si hubo heridos, muertos, etc).

La organización World Press Photo, como no podía ser de otra manera, promete que esta edición se van a aumentar los controles en la selección de las imágenes.

Más información | Código ético World Photo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos