Compartir
Publicidad
Publicidad
'Magnum, Hojas de contacto', la exposición que nos cuenta cómo hacer una fotografía
Actualidad

'Magnum, Hojas de contacto', la exposición que nos cuenta cómo hacer una fotografía

Publicidad
Publicidad

Ayer se presentó al público la exposición 'Magnum, Hojas de contacto' en la Fundación Canal. Todo un homenaje a una de las herramientas más poderosas que hemos tenido los fotógrafos para editar las fotografías hasta la llegada del mundo digital. Que mejor forma de entender lo que supuso con las hojas de contacto de algunos de los mejores fotoperiodistas del mundo.

Siempre he pensado que uno de los mejores libros que se han editado jamás es 'Magnum. Hojas de contacto'. Esta exposición precisamente lo que hace es seguir el camino marcado por el libro de Kristen Lubben. En ella podemos ver 94 fotografías de 65 de los autores más importantes de la agencia junto con los contactos originales (en muchos casos) de donde salieron. Es toda una lección de fotografía.

En realidad es un sentido homenaje a una forma de trabajar que ha desaparecido. Ya nada es igual. Era la mejor forma de entender el trabajo de un fotógrafo. Eran sus apuntes, su desarrollo hasta conseguir ese disparo que conseguía contar una historia compleja con la ayuda del editor. Ahora, con las cámaras digitales se pierde la secuencia, ese proceso que todos hacemos hasta llegar al disparo certero. Como decía Cartier Bresson:

En las hojas de contacto todo queda reflejado: lo que nos ha sorprendido, lo que hemos captado al vuelo, lo que nos hemos perdido, lo que ha desaparecido, o un acontecimiento que se desarrolla en nuestra presencia hasta que se convierte en una imagen plenamente satisfactoria

Magnum Iv Entrada a la exposición

En la agencia Magnum, con la presencia de editores de la talla de John G. Morris se convirtieron casi en un sello de identidad y la mejor herramienta para seleccionar, de una forma rápida y certera, los resultados de todos y cada uno de los carretes que llegaban. Con su desaparición termina una época y empieza una nueva.

La exposición en la Fundación Canal

Deja la sensación de estar dentro de un laboratorio de fotografía

¿Y cómo presentar semejante exposición dedicada a las hojas de contacto? Dando la sensación de estar dentro de un laboratorio de fotografía. No falta nada, las mesas donde se colocaban las hojas de contacto con la presencia de un cuentahilos (en este caso sustituidos por lupas para la correcta observación por parte del espectador) y un tablero frontal donde se colocan las copias impresas (muchas veces los mismos originales que llegaron a las revistas) y todo acompañado de una tenue luz roja.

Magnum Iii

Esto provoca esa sensación de meterse en el cuarto donde todo ocurría. Hay poca luz, pero te sientes como si todo acabara de salir a la luz. Por este motivo no es una exposición para ver con prisas. Tenemos que detenernos en cada hoja, sujetar la lupa (qué pena que no tenga más aumentos) y empezar a buscar ese instante en el que todo está perfecto. Descubrir la evolución de la mirada del autor y encontrar ese disparo señalado con un lápiz rojo. Es una sensación única y emocionante para cualquiera que ame la fotografía.

La selección es cronológica y exquisita

Porque ahí vemos algunos de las secuencias en las que están muchas fotografías icónicas del siglo XX, desde el famoso salto de Dalí por Philippe Halsman a los negativos que se derritieron del desembarco de Normandia que hizo Robert Capa. La selección es cronológica y exquisita. Están desde los más famosos fundadores a algunos de los fotógrafos menos conocidos por parte del público.

Empieza con la primera época del fotoperiodismo con los trabajos de Henri Cartier-Bresson, David “Chim” Seymour, Herbert List, George Rodger, Robert Capa y Philippe Halsman. Entre los 50 y los 60 se puede considerar la época dorada de las hojas de contacto por temas de clasificación y de relaciones entre la agencia y las revistas. Así podemos ver los trabajos de Werner Bischof, Marc Riboud, Erich Lessing, Inge Morath, Elliott Erwitt, Marilyn Silverstone, Burt Glinn, Eve Arnold, Cornell Capa, Bruce Davidson, Constantine Manos, René Burri...

Magnum I Peter Marlow

Ya en los años 80 el trabajo de los fotógrafos de Magnum sigue la senda marcada por sus antecesores. Así lo podemos ver en la obra de Raghu Rai, Susan Meiselas, Micha Bar-Am, Hiroji Kubota, Alex Webb, Abbas, Richard Kalvar, Peter Marlow, Steve McCurry, Ian Berry, Martin Parr, John Vink, Jean Gaumy, Ferdinando Scianna, Stuart Franklin y Gueorgui Pinkhassov. En las últimas décadas, con la fuerte presencia de Martin Parr. el trabajo se vuelve de nuevo más arriesgado y disfrutamos de los nuevos lenguajes de Patrick Zachmann, Nikos Economopoulos, Larry Towell, Eli Reed, Martine Franck, Chris Steele-Perkins, Chien-Chi Chang y Bruce Gilden. Y por supuesto nuestra querida Cristina García Rodero.

Podemos ver hojas de contacto de negativos de 35 mm, de formato medio, de cámaras de placas e incluso llegamos a ver su muerte con una aproximación a la edición con la ayuda de un conocido software. Hoy quedan algunos nostálgicos que siguen con la película, como Christopher Anderson, Jacob Aue Sobol, Jonas Bendiksen, Thomas Dworzak, Trent Parke, Paolo Pellegrin, David Alan Harvey, Thomas Hoepker, Alec Soth, Donovan Wylie, Marc Power, Mikhael Subotzky y Jim Godberg.

La visita

Es una visita fundamental, como tantas de las últimas exposiciones que hemos presentado aquí en Xataka Foto. En esta ocasión tenemos una clase magistral de fotografía. Hay que ir con tiempo, con calma, con la idea de detenerse y analizar cómo se hicieron las fotos que a muchos nos han llevado a colgarnos una cámara al hombro.

Magnumprotestas En Paris 1968 Magnum Protestas En París 1968
El valor de esta exposición es reconocer la importancia de una forma de trabajar que está a punto de desaparecer

El valor de esta exposición es reconocer la importancia de una forma de trabajar que está a punto de desaparecer y que ha supuesto una forma de mirar única. Incluso los programas modernos permiten hacer lo mismo, pero el resultado final es distinto. Ya no podemos tocar, pintar, directamente en el papel. Ahora nos separa una pantalla. Todo será distinto.

Magnum Una Llama En Times 1957 Magnum Una llama en Times Square 1957

Y como sucede en bastantes ocasiones, el catálogo es una extensión perfecta de lo visto en las paredes. Es el mismo libro que podemos encontrar en las tiendas desde hace mucho tiempo, pero a un precio muy ajustado. Si no lo tienes, puedes ir escribiendo la carta a los reyes magos.

‘Magnum. Hojas de contacto’

Fecha: Del 5 de octubre de 2017 al 5 de enero de 2018

Lugar: Fundación Canal. Canal de Isabel II

Entrada libre

Laborables y festivos: 11-20 h. Miércoles: hasta las 15 horas.

Calle Mateo Inurria, 2. 28036 – Madrid– España

www.fundacioncanal.com

En Xataka Foto| Las hojas de contacto tienen que volver

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos