Compartir
Publicidad

Rafael Sanz Lobato, por fin su gran exposición llega a Madrid

Rafael Sanz Lobato, por fin su gran exposición llega a Madrid
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En su itinerancia por España, después de haber comenzado en su ciudad natal, Sevilla, Rafael Sanz Lobato, premio nacional de fotografía 2011, llega por fin a la capital con una gran exposición que repasa su trayectoria desde 1960 hasta 2008. Ayer tuvimos la suerte de contar con su presencia durante la presentación de la misma, un lujazo escucharle, pero sobre todo, ver su trabajo.

El gran olvidado, como se recordó varias veces durante su presentación, es historia viva de la fotografía en España, así como considerarse el maestro de Cristina García Rodero gracias a su trabajo documental por los pueblos de nuestra península. Un trabajo impecable que nos retrotae a la postguerra a través de los rostros que traspasaron su objetivo con miradas grabadas en la eternidad.

Sanz Lobato 2
La Caballada, Atienza. 1970

Positivador de su propio trabajo, no ha dejado nunca de trabajar en analógico y blanco y negro, arremetiendo incluso sobre la fotografía digital. Un romántico. Un fotógrafo que deja su alma en todo aquello que fotografía, porque todo lo que pasa por su objetivo conserva su sello. Lo hace con la fotografía documental, con los retratos, con los bodegones y hasta con los paisajes.

Y, precisamente, sobre estos ejes se conforma la exposición que puede verse hasta el 8 de septiembre en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y que ha sido comisariada por David Balsells y Chantal Grande, la cual nos hizo un recorrido entusiasmada hablándonos serie por serie y casi cuadro a cuadro. De hecho hubo un antes y un después de ver la exposición, primero sola y, más tarde, guiada por ella.

La fotografía documental de Rafael Sanz Lobato

"Bercianos de Aliste", "La caballada de Atienza", "A rapa das Bestas" y "Auto sacramental de Camuñas" son las series donde se refleja gran parte de su trabajo. Tradiciones de los pueblos que aún siguen en nuestra memoria gracias a sus inmortales imágenes.

Sanz Lobato 3
Miranda del Castañar, Salamanca. 1971

Miradas desafiantes a cámara, encuadres que nos hacen meternos en la escena para vivirla desde dentro, instantes decisivos como nos contaba Chantal a propósito de la fotografía donde dos señoras taparon su rostro cuando iban a ser retratadas, así como otros tantos momentos reflejados ya para la posteridad.

Paisajes, retratos y naturalezas muertas de Rafael Sanz Lobato

Los paisajes de Sanz Lobato también están impregnados de su propio sello. Igualmente en blanco y negro, llama la atención cómo en sus imágenes los cielos desaparecen para reflejarse en la tierra a través de la luz y la sombra. No hay aire en la parte superior de sus composiciones, lo que ayuda a abstraer de ese modo sus parajes.

Sanz Lobato 4
Homenaje a Morandi, 2007

Los retratos a conocidos del mundo del arte, amigos y otros personajes, corforman una serie completamente homogénea por la disposición de los retratados sobre un fondo y una luz que les hace reflejar su aura. Algunos aparecen con su herramienta de trabajo, pero sobre todo destacan porque la mayoría aparecen "desnudos" frente a la cámara, excepto Chema Madoz, donde hay un juego conceptual entroncado directamente con la fotografía del madrileño.

Las naturalezas muertas surgen de su profunda admiración por los bodegones. Fotografías muy queridas por el fotógrafo que, sin embargo, a mí me atraen menos. Pero ahí están y, de algún modo, siguen siendo pedacitos de alma del fotógrafo. Todo su amor dispuesto en composiciones de objetos, perfectamente trabajados en el espacio, de eso sí que no hay duda.

En resumen

Una exposición imprescindible para conocer a uno de nuestros mejores fotógrafos. Para conocer un tipo de fotografía dentro de nuestras fronteras. Para sorprendernos con alguna imagen que puede recordarnos a los paisajes americanos sin salir de Madrid. Para ver los homenajes que Sanz Lobato hace a Weston y a tantos otros. Porque en su fotografía se ve que hay cultura detrás. Y lo hay porque el sevillano presume de tener una de las colecciones sobre libros de fotografía más importantes de nuestro país. Ahí es nada. Pasen, vean y disfuten.

En Xataka Foto | Rafael Sanz Lobato, Premio Nacional de Fotografía 2011 Más info | Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio