Publicidad

Samsung presenta un nuevo sensor para móviles de “solo” 50 Megapíxeles y nos recuerda la importancia del tamaño de los píxeles
Actualidad

Samsung presenta un nuevo sensor para móviles de “solo” 50 Megapíxeles y nos recuerda la importancia del tamaño de los píxeles

Publicidad

Publicidad

Se llama Samsung ISOCELL GN y, tal y como nos cuentan los compañeros de Xataka Móvil, se trata de un sensor con píxeles de gran tamaño con la idea de rendir mejor en entornos de baja iluminación. Por eso su cifra de resolución es notablemente más baja que los 108 Megapíxeles de este otro también de Samsung que, por el momento, tiene el récord en cuando a resolución para cámaras de móviles.

Por tanto han creado un captor de imagen con un tamaño de píxeles mayor de lo que se utiliza actualmente en este ámbito. A saber: normalmente los sensores para móviles usan píxeles de 0,7 a 1 micras, que agrupan mediante la técnica del pixel bining para conseguir píxeles más grandes (entre 1,6 y 2 micras) que son capaces de captar más luz (reduciendo la resolución claro).

Samsung Isocell Gn11 3 El nuevo sensor de Samsung

Sin embargo, el nuevo sensor ISOCELL GN tiene píxeles de 1,2 micras, algo más pequeños que los del iPhone (que llega a 1,4) pero con un tamaño considerable para lo que se estila y, además, la posibilidad de recurrir a la misma técnica antes comentada para conseguir píxeles aún mayores que utilizar con baja luz.

¿Cómo funciona un sensor de imagen?

De cualquier manera llama la atención que Samsung aposte por recortar la resolución de este sensor a “solo” 50 MPíxeles ¿para qué? Efectivamente, la respuesta a esta pregunta ya la hemos adelantado: para hacer mejores fotos en condiciones de baja luminosidad.

Sin embargo, lo que nos proponemos explicar es porqué un sensor con píxeles más grandes es más efectivo para estas condiciones que que otro con un mayor número de píxeles. Y para eso hay que ir al principio, a la teoría sobre lo que es un sensor.

Samsung Isocell Gn11 5 Aquí nos podemos hacer una idea de cómo es un píxel. Foto de Wikimedia Commons

Los hay básicamente de dos tipos (CCD y CMOS), pero ambos consisten en un conjunto de millones de células (los píxeles) fotosensibles, que almacenan una carga eléctrica al recibir luz. Esta carga se convierte en una señal eléctrica que el procesador finalmente transformará en una fotografía, proceso en el cual se incluye la posible amplificación de la señal a través de la sensibilidad ISO.

Pero además, durante el momento en el que se exponen a la luz se produce un calentamiento, que puede ser muy elevado si la exposición dura mucho o se fuerza mucho la sensibilidad, y también verse agravado por el propio calentamiento de los píxeles circundantes. Por tanto, para hacerlo sencillo de entender, si los píxeles tienen mucho espacio alrededor eso significa que tienen menos posibilidad de calentarse y producir ruido.

Samsung Isocell Gn11 2 En cuestión de sensores, el tamaño sí importa. Foto del sensor retroiluminado y con inteligencia artificial recientemente presentado por Sony.

Y para eso hace falta una de estas dos cosas: o que los píxeles estén insertados en un sensor muy grande, o que su número se reduzca. Y, claro, lo del tamaño del sensor es algo que está muy limitado en un móvil, con lo que si se busca que los píxeles “estén desahogados”, lo mejor es no meter demasiados en un mismo sensor.

Por otro lado, es sencillo entender que si los píxeles son más grandes tienen más capacidad de captar luz, sobre todo cuando esta escasea. De modo que ahí tenemos la explicación de porqué es más interesante limitar el número de píxeles de los sensores cuando lo que se busca es calidad de imagen.

Samsung Isocell Gn11 6 Un sensor mayor tiene evidentes ventajas, sobre todo cuando hay poca luz, aunque también tiene inconvenientes.

¿Vuelve la guerra?

Lamentablemente, los fabricantes han tenido tendencia a enzarzarse en lo que ya hace mucho tiempo hemos venido denominando como “La Guerra de los Megapíxeles”. Esto parecía haberse superado, pero está bastante reavivado en los últimos tiempos con sensores como el que os contábamos de 108 Megapíxeles.

Sin embargo, el hecho de que Samsung (autora de ese mismo captor) desarrolle otro que vaya en contra de esa “loca carrera por ofrecer cuantos más píxeles mejor” es una buena noticia. Lo cierto es que los fabricantes de móviles hace tiempo que se dieron cuenta que la cámara es uno de sus principales argumentos de venta, por lo que es lógico que prioricen la calidad.

Samsung Isocell Gn11 4 El sensor, también de Samsung, de 108 Mpíxeles.

Y aunque está claro que la tecnología aplicada al desarrollo de sensores avanza sin descanso (por ejemplo, la semana pasada conocíamos que Sony está desarrollando los primeros con inteligencia artificial integrada), de momento ni el uso de diversas cámaras, la inteligencia artificial o el big data parecen poder superar las ventajas de un sensor con “píxeles gordos”.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios