Compartir
Publicidad
Canon PowerShot SX400 IS, análisis
Análisis y pruebas

Canon PowerShot SX400 IS, análisis

Publicidad
Publicidad

La importante caída de las ventas de las cámaras compactas tradicionales parece estar provocando que los fabricantes se vuelquen con las DSLR y las CSC, pero las cámaras bridge no están saliendo malparadas. La PowerShot SX400 IS a la que hemos dedicado este análisis es un claro ejemplo de la confianza que Canon aún tiene en este segmento de mercado, que suele atraer a los usuarios que buscan una propuesta compacta pero con unas prestaciones lo más cercanas posible a las que nos ofrece una réflex o una sin espejo ambiciosa.

Antes de entrar en detalles es necesario posicionar esta cámara en su lugar. Como veréis a continuación, se siente cómoda en un amplio abanico de escenarios, pero es una solución de precio comedido, lo que conlleva unas limitaciones que debemos tener en cuenta y que iremos desgranando a lo largo del análisis. La más evidente viene impuesta por su construcción en policarbonato. No es frágil, pero, obviamente, es menos resistente que las cámaras de aleación de magnesio. Aun así, es una cámara con carácter. Vamos con ella.

Canon PowerShot SX400 IS, especificaciones

Sensor CCD de 16 megapíxeles efectivos con tamaño 1/2,3" y filtro de colores primarios
Procesador de imagen Digic 4+ con tecnología iSAPS
Objetivo 4,3-129 mm (24-720 mm equivalentes en 35 mm) f/3.4-5.8 con estabilizador de 2,5 pasos
Enfoque TTL con 9 puntos
Compensación de la exposición +/-2 EV en incrementos de 1/3 de paso
Sensibilidad 100 a 1.600 ISO
Velocidad de obturación 15 a 1/1.600 s
Matriz de color sRGB
Monitor LCD TFT de 3 pulgadas (230.000 puntos)
Grabación de vídeo Hasta 720/25p
Corrección de ojos rojos
Histograma
Almacenamiento Tarjetas SD, SDXC y SDHC
Dimensiones 104,4 x 69,1 x 80,1 mm
Peso 313 g (batería y tarjeta de memoria incluidas)
Precio 229 euros (IVA incluido)

Sensor, objetivo y procesador

El corazón de la SX400 IS es un sensor CCD con un tamaño de 1/2,3 pulgadas y una resolución de 16 megapíxeles. En mi opinión, la relación que existe entre el tamaño del captador y su resolución es la adecuada si queremos obtener unos fotodiodos con un tamaño razonable que les permita capturar el máximo número de fotones posible. Más resolución probablemente habría reducido algo la sensibilidad efectiva del sensor, y, como veremos más adelante, no «va sobrado», por lo que me parecen acertados estos 16 megapíxeles, que, por otra parte, serán más que suficientes para la mayor parte de los usuarios. No debemos olvidar que una cámara tan apreciada como la X-T1 de Fujifilm también incorpora un captador de 16 megapíxeles (aunque en este caso con tamaño APS-C).

canonsx400frontal.jpg

El sensor CCD y la óptica de esta cámara rinden bien en la mayor parte de los escenarios de captura

Vamos ahora con la óptica. El objetivo de la SX400 IS es un 4,3-129 mm, que en 35 mm equivale a un 24-720 mm, por lo que su polivalencia está asegurada, una cualidad que debe estar presente sí o sí en este tipo de cámaras. Su luminosidad no está mal (f/3.4-5.8), y, aunque no puede rivalizar con la de las cámaras bridge más avanzadas, como la RX10 de Sony que analizamos hace unos meses y su f/2.8 constante en todas las focales, debería ser suficiente para salir airosos de la mayor parte de los escenarios de captura. Eso sí, es justo decir que la cámara de Sony que acabo de mencionar es mucho más cara que esta propuesta de Canon (cuesta casi 800 euros más).

El tercer elemento del «núcleo duro» de esta cámara es su procesador de imagen, un chip Digic 4+ con tecnología iSAPS, que, si bien no alcanza el rendimiento del Digic 5 que podemos encontrar en la SX50 HS, la bridge más ambiciosa de Canon, no rinde mal. Eso sí, no permite alcanzar velocidades de disparo asombrosas, por lo que quien se haga con esta cámara tendrá que conformarse con una cadencia de captura de 0,8 disparos/s hasta que se llene totalmente la tarjeta de memoria. Aun así, para buena parte de los usuarios potenciales de esta cámara esta característica no resultará decisiva. Ya sabemos que más velocidad habitualmente representa también un precio mayor.

Configuración todoterreno

Los demás elementos de la SX400 IS rematan un conjunto bastante completo. El estabilizador óptico rinde bien tanto al tomar fotografías como al grabar vídeo, aunque, como veremos más adelante, en capturas en las que hay disponible poca luz ambiental hay que tener mucho cuidado porque su eficacia se reduce claramente. El enfoque automático, de nueve puntos y con tecnología de detección de caras, resuelve bien la mayor parte de las escenas y con bastante rapidez, aunque, obviamente, no es tan rápido como el que nos ofrecen otras cámaras bridge de prestaciones y precio más elevados, como la RX10 de Sony que mencioné antes.

canonsx400lateral.jpg

Eso sí, su comportamiento al disparar en macro me ha sorprendido gratamente por su precisión, un apartado en el que otras bridge de características similares que también he tenido ocasión de analizar no brillaron especialmente, como la Lumix DMC-FZ72 de Panasonic. Lo que sí tiene en común con otras cámaras de su segmento de precio es la ausencia de un visor electrónico, por lo que no nos queda más remedio que conformarnos con la pantalla LCD TFT integrada, que, como es habitual, tiene un tamaño de 3 pulgadas. Su calidad no está mal, pero tampoco es para tirar cohetes porque su resolución es bastante comedida (230.000 píxeles).

Experiencia de uso

La SX400 IS es una cámara completamente automática, lo que condiciona claramente la experiencia que ofrece a los usuarios. Ha sido diseñada para encuadrar y disparar. Sin más. No es necesario preocuparse de la abertura del diafragma, del tiempo de exposición, de la sensibilidad… De nada. Por supuesto, es evidente que está pensada para usuarios que no quieren preocuparse por estos parámetros y que únicamente desean hacer sus fotos de una forma lo más sencilla posible y con una cámara realmente versátil. Y todo esto esta bridge lo ofrece.

canonsx400pantalla.jpg

Al principio del post ya os adelanté que su construcción es digna, pero muy sencilla (todo el cuerpo es de policarbonato), por lo que lo ideal es tratarla con cierta delicadeza. Por otra parte, es muy compacta y bastante ligera, por lo que es posible llevarla encima sin que nos penalice demasiado. Y su agarre es bastante confortable incluso para las personas que, como yo, tienen las manos grandes, por lo que no puedo objetar nada en este apartado.

El control de la SX400 IS es completamente automático, por lo que utilizarla es «pan comido»

En lo que concierne a los menús, su manejo no puede ser más sencillo. Tiene muy pocos parámetros de configuración, por lo que cualquiera puede hacerse con ella en unos minutos. A lo sumo lo que podemos hacer es determinar la modalidad de enfoque automático, el tamaño del área de enfoque, desactivar el zoom digital, deshabilitar la vista ampliada del área de enfoque, ajustar la estabilización de imagen y poco más. Y quien no se quiera complicar la vida lo más mínimo puede dejarlo todo como viene por defecto. La cámara tomará el control y resolverá todos los parámetros de captura de forma completamente automática.

Canon PowerShot SX400 IS: rendimiento

En condiciones de luz medianamente favorables (no es imprescindible que sean óptimas) el sensor CCD de esta cámara y su óptica rinden de maravilla. Si os fijáis en la imagen que tenéis debajo de este párrafo podréis observar que su nivel de detalle es muy bueno y el ruido es inexistente, al menos cuando la cámara estima conveniente utilizar un valor de sensibilidad bajo. Además, su colorido es muy natural y respeta de una forma fiel la gama cromática de los objetos reales que estamos retratando, lo que en una cámara de poco más de 200 euros se agradece. Y mucho.

test1_2.jpg
Canon PowerShot SX400 IS a f/5, 1/1.000 s y 100 ISO

La fotografía que podéis ver debajo de estas líneas fue tomada durante una noche bastante oscura, y las únicas fuentes de luz eran dos focos no demasiado potentes que permitían al pintor trabajar. En estas condiciones, la SX400 IS decidió incrementar la sensibilidad a 400 ISO y el tiempo de exposición a 1/50 s, dos valores claramente superiores a los de la fotografía anterior. Y, como veis, el resultado es bastante convincente. La gama cromática es fiel a las tonalidades reales de la pintura, el detalle es suficiente y el ruido, aunque es ligeramente mayor que en la fotografía anterior, no molesta.

test2_2.jpg
Canon PowerShot SX400 IS a f/5.6, 1/50 s y 400 ISO

Ahora entramos de lleno en terreno «conflictivo». Cuando la luz ambiental es reducida, la cámara incrementa la sensibilidad a valores cercanos a su máximo ISO (en este caso optó por 800 ISO frente a su máximo de 1.600 ISO) y dilata el tiempo de exposición, lo que, si no usamos un trípode o apoyamos la cámara en una superficie estable, puede provocar que la fotografía salga movida (a pesar de la estabilización de imagen). Pero el mayor problema es que con este valor ISO el nivel de ruido es ya claramente perceptible, por lo que la calidad de imagen de la fotografía se resiente. En la esquina inferior derecha de la instantánea que tenéis debajo de estas líneas podéis ver una ampliación al 100% de la zona recuadrada en rojo. Y, como comprobaréis, el nivel de ruido es importante.

test3_2.jpg
Canon PowerShot SX400 IS a f/3.4, 1/8 s y 800 ISO

Al igual que la fotografía anterior, la que tenéis debajo de este párrafo fue tomada en plena noche, a pulso y con una iluminación deficiente, aunque claramente mejor que la otra. En este caso, aunque el valor de sensibilidad que eligió la cámara es el mismo, el ruido, que existe, no es tan claramente perceptible, por lo que, al menos, no arruina la fotografía. Eso sí, en su beneficio debo decir que el balance de blancos está bastante bien resuelto en todas las instantáneas, por lo que, en mi opinión, la principal pega que puedo poner a la SX400 IS es su elevado nivel de ruido en escenarios de captura con muy poca luz ambiental y a valores de sensibilidad de 800 ISO o superiores.

test4_2.jpg
Canon PowerShot SX400 IS a f/5, 1/8 s y 800 ISO

En este enlace podéis visitar la galería en Flickr a toda resolución.

Conclusiones

Canon PowerShot SX400 IS, la opinión de Xataka Foto

canonsx400agarre-2.jpg
La nueva PowerShot SX400 IS de Canon es una cámara equilibrada. Como hemos visto, se comporta bastante bien en prácticamente todas las condiciones de captura, y solo lo pasa mal cuando la escasa luz ambiental le exige utilizar un valor ISO elevado. Su objetivo es flexible y pone a nuestra disposición un rango de distancias focales lo suficientemente amplio para la mayor parte de los usuarios que pueden aspirar a hacerse con una cámara como esta. Y, en lo que concierne a la grabación de vídeo, cumple, pero nos viene bien tener en cuenta que no es Full HD. Los vídeos de más calidad que es capaz de grabar tienen una resolución de 1.280 x 720 puntos con una cadencia máxima de 25 FPS, por lo que si vamos a reproducirlos en una tele 1080p serán escalados y su calidad se resentirá ligeramente. Eso sí, no es un problema crucial, a menos que queramos verlos a posteriori en una tele de más de 46 pulgadas o un proyector.

Es evidente que esta cámara no es para todos los públicos. Lo que ofrece es una sencillez de uso absoluta gracias a un funcionamiento completamente automatizado, por lo que es interesante para las personas que buscan una bridge que les ofrezca precisamente esto. Apuntar y disparar. Sin más complicaciones. Quien quiera tener algún tipo de control manual puede optar por una de las tres bridge que Canon tiene por encima de la SX400 IS, como la PowerShot SX50 HS o la SX520 HS, por ejemplo, o bien por una súper zoom de otro fabricante. Vosotros tenéis la última palabra.

A favor

  • Su óptica es muy flexible
  • Compacta y ligera
  • Extremadamente fácil de utilizar
  • Ergonomía global muy correcta

En contra

  • Construcción mejorable
  • Pantalla LCD TFT con baja resolución
  • Alto nivel de ruido a partir de 800 ISO
  • Solo graba vídeo 720/25p o de inferior calidad

La cámara ha sido cedida para el análisis por parte de Canon España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio