Compartir
Publicidad
Fujifilm X-H1, toma de contacto y muestras: la cámara sin espejo que llama sin complejos a los profesionales
Análisis y pruebas

Fujifilm X-H1, toma de contacto y muestras: la cámara sin espejo que llama sin complejos a los profesionales

Publicidad
Publicidad

Hoy se ha presentado oficialmente la nueva Fujifilm XH-1, la cámara profesional por excelencia de Fuji. El golpe en la mesa de la marca que cambió todo el panorama fotográfico con la Fuji X100. Nos hemos desplazado a la presentación oficial en Lisboa para tener una primera toma de contacto con este nuevo modelo.

Con la Fuji X-H1 comienza una nueva gama dentro del universo de Fuji. Además de la X-Pro 2 y la XT-2, el fotógrafo que quiera apostar por una cámara profesional podrá tener en cuenta la X-H1. Comparten sensor y procesador, pero añaden varias novedades que la hacen situarse un escalón por encima:

X100s 1 750 Seg En F 2 8 Un tamaño considerable
  1. Un estabilizador de imagen de cinco ejes que permite compensar hasta 5,5 pasos de velocidad.
  2. Un nuevo cuerpo mucho más robusto y pesado que los anteriores, con un mejor agarre y de una aleación de magnesio un 25 % más gruesa que la de la X-T2.
  3. Unas prestaciones de vídeo que permiten grabar en 4K, con un nuevo perfil Eterna que permite una mejor postproducción del color y un mayor rango dinámico. Lo más interesante es que también lo podemos utilizar para la fotografía.
  4. Un visor que supera los 3 Mp (3,69 millones de puntos) y que hace que nos olvidemos, de una vez por todas, de los visores ópticos (es impresionante).
  5. Nuevos algoritmos de autoenfoque que nos permite enfocar sin problemas en situaciones de poca luz.

La sensación cuando la tienes entre las manos es que el tamaño ha dejado de ser importante en las cámaras sin espejo. Ya no son ligeras. Son grandes, se agarran de maravilla y te da la sensación de que es imposible romperlas por un mal golpe... Aquella publicidad en la que un fotógrafo se iba encorvando cada vez más según el peso de las máquinas hasta que aparecían las sin espejo ha dejado de tener sentido.

X100s 1 30 Seg En F 4 0 Al lado de su hermana pequeña

Muchos fotógrafos pensamos que una cámara pesada se agarra mejor y evita las fotografías trepidadas. Te da mayor sensación de seguridad, como cuando sujetas una EOS 1 o una D4. Es algo que no se puede entender hasta que las tienes en la mano. Eso sí, las cervicales vuelven a sufrir.

Las primeras sensaciones

Hoy hemos estado todo el día por Lisboa, con diversos talleres en los que hemos podido comprobar las prestaciones de la nueva Fuji X-H1. La idea era comprobar cómo respondía en diferentes situaciones, desde fotografía de boda a fotografía de estudio, pasando por el mundo del retrato y del vídeo hasta llegar a la fotografía callejera.

X H1 1 80 Seg En F 8 0 1/80 F8

Hemos podido probar todo tipo de objetivos, pero el principal ha sido el Fujinon XF 16-55 mm f/2.8 R LM WR. Y como he señalado unos párrafos más arriba, ya no trabajamos con una cámara ligera. El peso se nota y mucho, pero el agarre y la seguridad que te da nos retrotrae a las míticas réflex profesionales que parecía que iban a desaparecer porque abultaban mucho.

X H1 1 30 Seg En F 4 5 La cámara por dentro

Es una cámara bonita, de aspecto retro (como no), con una estética cercana a la Fuji GFX 50S, sobre todo por la presencia de la pantalla LCD con todos los datos de toma. El dial de compensación de exposición ha tenido que dejarle sitio y se ha transformado en un pequeño botón por su culpa. Cuestión de acostumbrarse...

X H1 1 1600 Seg En F 5 0 1/1600 F5

Es la apuesta firme de Fuji ante la presentación de los nuevos modelos profesionales como la Sony A9. Y la confirmación de que volvemos sin remisión a los grandes tamaños. Con las cámaras hemos vivido lo mismo que pasó con los móviles. Antes todos eran pequeños y ahora todos tienen un tamaño exagerado porque es más cómodo...

Manejo de la cámara

La empuñadura marca la diferencia. La sujeción es soberbia y permite colocar los botones y diales con un tamaño adecuado, sin necesidad de dejarse las uñas largas. Si además le calzamos la empuñadura vertical VPB-XH1, exclusiva para la cámara, tendremos duplicados muchos de ellos, además de la posibilidad de añadir dos baterías más (en total podemos trabajar con tres, y en un día intenso solo se ha agotado una).

X H1 1 35 Seg En F 11 1/35 F11

Quien haya trabajado con Fuji no tendrá problemas en moverse por sus pantallas de menú. Los novatos tendrán que leerse el manual para aprender, pero con un día de práctica será suficiente. Ni mucho menos llega a las complicaciones de otras marcas de la competencia. Y es algo que se agradece cuando lo único que quieres es hacer fotos, no perder el tiempo con configuraciones imposibles de infinitas pantallas.

Y como siempre, si queremos trabajar en Manual podemos mover el dial de las velocidades y el anillo del diafragma de los objetivos. Si queremos Prioridad a la abertura, fijamos en A el dial de las velocidades y jugamos con el diafragma. Y si preferimos trabajar en Programa fijamos el anillo del objetivo en A y la rueda de obturación en A. No hay nada más sencillo y eficaz.

Calidad de imagen

Y llegamos a lo realmente importante. A lo que marca la diferencia entre una cámara y otra. Y en este caso tenemos que decir que los resultados son idénticos a los de la X-T2 o la X-Pro 2. El sensor y el procesador es el mismo. No hay cambios. No hay una evolución. Nos encontramos ante una de estas cámaras pero en su versión deportiva, si me permitís la comparación. El corazón no cambia; solo el cuerpo porque ha ido al gimnasio y se ha puesto más fuerte.

X H1 1 55 Seg En F 3 6 1/55 F3,6 ISO 3200

Por lo tanto no hay sorpresas. Hasta 3200 ISO todo es perfecto. A 6400 ISO, dependiendo del destino y del trabajo que tengas que entregar, podría llegar a servir sin demasiados problemas. Pero gracias al estabilizador IBIS no hay problema. La trepidación es cosa del pasado... Otra cosa es que los objetos se muevan y no se puedan congelar a 1/5 sg...

El rango dinámico es amplio, como nos tiene acostumbrados Fuji. La principal novedad es que gracias al perfil de vídeo Eterna, que podemos utilizar en fotografía, los resultados son asombrosos incluso en jpeg, como muy bien nos ha enseñado el fotógrafo David Airob con unos ejemplos. Ahí es donde radica la diferencia de calidad. Y por lo que a muchos fotógrafos les puede interesar el cambio.

Como conclusión

Llega la pregunta del millón. ¿Merece la pena? ¿Si tengo la X-T2 tengo que cambiar de máquina? Todo depende, como siempre, de nuestro presupuesto y sobre todo de nuestras necesidades. Todo es igual, pero el cuerpo de esta cámara es mucho más fuerte. Se agarra mejor y tiene la importante novedad del estabilizador.

X H1 1 250 Seg En F 2 8 1/250 F2,8

Es verdad que el autoenfoque es más rápido. Que el perfil Eterna aporta mucha más información. Pero es una cámara para aquellos que día a día la sacan a trabajar, que quieren fiabilidad en cualquier momento y situación. Es para fotógrafos profesionales. La Fuji X-T2 se queda para los aficionados avanzados. ¿Y la X-Pro 2? Tenemos tres líneas en la gama alta, cuatro si metemos también a la serie original.

X H1 1 80 Seg En F 2 8 Si pensamos en utilizarla como cámara de vídeo...

Al final es el usuario el que decide. Y desde hoy lo tiene más difícil. Con las tres (cuatro) conseguirá exactamente lo mismo, pero depende de su filosofía de trabajo. La Fuji X-H1 viene pisando fuerte. Seguro que convence a muchos profesionales que quieren un cuerpo robusto, con una buena respuesta de autoenfoque, y con una calidad de imagen superlativa.

X H1 1 80 Seg En F 2 8 6 1/80 F2,8

Todas las marcas han presentado ya sus pesos pesados. La batalla ha comenzado. Solo el tiempo nos dirá qué cámara vencerá. Y la nueva Fuji,como habéis visto, tiene una hoja de especificaciones impresionante. Por ahora, va delante. Y por solo 1.899 euros (solo cuerpo).

En Xataka Foto| Fujifilm X-H1, la primera sin espejo de la Serie X con estabilizador incorporado de cinco ejes apunta alto

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos