Compartir
Publicidad
Fujinon XF 16mm f/1.4 R WR, análisis
Análisis y pruebas

Fujinon XF 16mm f/1.4 R WR, análisis

Publicidad
Publicidad

La última incorporación al cada vez más completo catálogo de la serie X es el Fujinon XF 16mm f/1.4 R WR. Un angular compacto y resistente muy luminoso, muy polivalente y que, sobre el papel, se trata de un objetivo de focal fija cuya calidad debe estar a la altura del resto de objetivos de Fujifilm. Para descubrirlo, nada mejor que ponerlo a prueba junto con la nueva X-T10.

La apuesta de Fujifilm por ofrecer objetivos de focales fija es clara y contundente, así que su catálogo no para de crecer con diferentes opciones. Este XF 16 mm (un 24 mm equivalente) se sitúa entre el más angular del catálogo, el XF14mm F2.8 R y el veterano pancake XF18mm F2 R. Justo en esa intersección encontramos este nuevo objetivo para completar las opciones de objetivos angulares ideales para fotografía de paisaje principalmente, pero también por su gran apertura y su nula distorsión para arquitectura, interiores e incluso reportaje.

Características

Repasamos sus principales características técnicas:

Tipo Fujinon XF 16 mm f/1.4 R WR
Construcción del objetivo13 elementos, 11 grupos (incluye 2 elementos asféricos y 2 de dispersión extrabaja)
Longitud focal (equivalente en 35 mm) f=16 mm (24 mm)
Ángulo de visión 83,2°
Abertura máx. f/1.4
Abertura mín. f/16
Número de hojas 9 (abertura del diafragma redondeada)
Tamaño del filtro φ 67 mm
Gama de enfoque 15 cm - ∞
Ampliación máx. 0,21x
Dimensiones externas: Diámetro x Longitud (aprox.) φ 73,4 mm x 73 mm
Peso (aprox.) (sin tapas ni parasoles) 375 g

Diseño y ergonomía

Fujifilm X T10 Enmano2

Este objetivo guarda una gran similitud con otros objetivos de la montura X con calidad en los materiales y acabados que se aprecia al tacto. Acabado metálico que se complementa con su sellado resistente, que lo hace ideal para combinarlo también con la X-T1 para su uso con condiciones climáticas adversas.

Destacar la posibilidad de accionar el anillo de enfoque con un click para activar el uso manual o autofocus

Su peso es muy contenido, 375 gramos, con lo que queda muy equilibrado con cualquiera de las cámaras Fujifilm, incluida con la que hemos realizado la prueba, la pequeña X-T10. Un angular muy ligero en el que destaca el tacto del anillo de aberturas de diafragma o el anillo de enfoque, que se acciona fácilmente hacia atrás para utilizar el enfoque manual (dejando al descubierto los valores de profundidad de campo) o se devuelve a su posición con un clic hacia adelante para seguir utilizando el autofocus. Este útil sistema ya lo encontramos en otros objetivos como el 23 mm o el 14 mm y resulta muy práctico en el manejo.

Fujifilm X T10 Enmano1

Algo a destacar en cuanto al enfoque es que permite una distancia mínima de enfoque de tan sólo 15 cm, lo cual nos permite muchas opciones para macrofotografía. Y en cuanto a la velocidad de enfoque, desde las especificaciones se indica que lo consigue en tan solo 0,11 segundos y en la prueba hemos comprobado que en buenas condiciones de luz funciona muy bien y con eficacia. Solo se ralentiza ligeramente en interiores o en algunas escenas con muy poca luz, aunque tampoco es algo muy notable. En este sentido se comporta como el resto de últimos objetivos de la serie X, y es algo que Fujifilm va mejorando con nuevos modelos.

Calidad de imagen

Fujifilm X T10 1075
Fujinon XF 16mm f/1.4 R WR (con X-T10): 1/250 s; f/11; ISO 200
Fujifilm X T10 0178
Fujinon XF 16mm f/1.4 R WR (con X-T10): 1/200 s; f/16; ISO 200

La aberración cromática y reflejos están casi ausentes

Como cabía esperar, el objetivo responde con gran calidad. Ofrece imágenes de gran nitidez, incluso a máxima apertura. La distorsión está muy bien controlada e invitan a usar este angular incluso para múltiples tipos de fotos y escenas. La aberración cromática y reflejos están casi ausentes. Buena parte de ello es el revestimiento de la lente (como es Nano-GI que indica el frontal, que reduce las imágenes “fantasma” y destellos).

Recordemos que en su construcción se ha cuidado especialmente evitar cualquier tipo de reflejo, con sus 13 elementos distribuidos en 11 grupos y con dos elementos esféricos y dos elementos ED de dispersión extrabaja. Todo ello para minimizar al máximo cualquier aberración que, efectivamente, queda muy bien controlada, así como su distorsión.

Bokeh bastante bueno

Fujifilm X T10 0100 Fujinon XF 16mm f/1.4 R WR (con X-T10): 1/500s; f/2.8; ISO 200

Con una apertura máxima de f/1.4 podemos, no solo, disparar en condiciones de poca luz, sino también conseguir una corta profundidad de campo con gran desenfoque, evidenciando un bokeh bastante bueno, muy gradual y suave. Algo que contribuye su diafragma de nueve palas redondeadas. Así que ideal para los más fanáticos del bokeh.

Conclusiones

Fujifilm X T10 Cristales

Por su nula distorsión y luminosidad se trata de un angular mucho más polivalente de lo que cabía esperar

Poca sorpresas con este nuevo objetivo Fujinon. Cumple con lo esperado y en la misma línea de los mejores objetivos de su catálogo. Gran calidad óptica que funciona realmente bien, posee un tamaño comedido y equilibrado, cuenta con resistencia a salpicaduras, polvo y temperaturas extremas y, sobre todo, posee nula distorsión, además de la posibilidad de enfocar a tan sólo 15 cm. Todo ello lo convierte en un angular mucho más polivalente de lo que cabía esperar. Es junto con el 23 mm o el excelente 56 mm, una de las ópticas más destacadas del sistema.

Un objetivo muy bien equilibrado y que ofrecerá muchas satisfacciones incluso a los más exigentes. También es cierto que su precio lo sitúa solo para los más avanzados, ya que roza los mil euros de precio, en la línea del resto.

Fujifilm X T10 Wr

El objetivo ha sido cedido para el análisis por parte de Fujifilm España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

En Flickr | Galería a toda resolución

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos