Publicidad

SanDisk Extreme CompactFlash, análisis

SanDisk Extreme CompactFlash, análisis
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Existen multitud de programas como Crystal Disk Mark, por ejemplo, que nos permiten saber con bastante exactitud la velocidad de escritura y lectura de una tarjeta de memoria, un disco duro o un pendrive. En nuestro caso, aprovechando que estábamos probando el Canon EF 200-400 f/4 L IS USM x1.4 sobre una Canon EOS 1D-X hemos pensado en hacer un análisis práctico del comportamiento de la tarjeta en condiciones de trabajo.

Podíamos haber puesto un programa como el mencionado y daros unos datos sin más. Ante esta situación nos planteamos ¿cuál era el punto más interesante a analizar en una tarjeta de este calibre para un fotógrafo? No es tanto las tasas de lectura de datos cuando pasamos los datos a nuestra red, ordenador o sistema de almacenamiento sino su comportamiento a la hora de escribir los archivos desde nuestra cámara mientras disparamos. Así teniendo una tarjeta rápida y una cámara rápida, hemos realizado nuestras pruebas.

SanDisk Extreme CompactFlash

Antes de comenzar con el análisis repasemos las especificaciones indicadas por el fabricante:

  • Disponible en las siguientes capacidades: 8GB, 16GB, 32GB, 64GB, 128GB (es la que nos ha sido facilitada)
  • Rendimiento: el modelo de 8GB llega hasta 60MB/en velocidad de lectura y escirtura, los modelos de 16-128GB (UDMA-7) alcanzan los 120MB/s en la lectura de datos y los 60MB/s en la escritura.
  • Rango de temperaturas probado: -25ºC a 85ºC * Sellado con silicona para protección contra caídas y vibraciones.
  • Garantía limitada de por vida (consultar condiciones en la web del fabricante).

Hace bien poco que la Canon 1D-X y la Nikon D800 daban paso al uso de tarjetas CompactFlash UDMA-7. Esto hizo que algunos poseedores de estos dos modelos y otros que vinieron después se planteen el uso o no de este tipo de tarjetas de memoria. Las tarjetas de memoria UDMA 7 se caracterizan porque en teoría pueden llegar a alcanzar tasas de transferencia de datos de 167MB/s en comparación con los 133MB/s que pueden alcanzar las UDMA 6, es decir, un 20% más de velocidad podemos llegar a tener al usar las UDMA 7.

SanDisk Extreme CompactFlash de 128 GB: Pruebas en cámara, disparando sobre la Canon EOS-1D X

Pero la teoría está muy bien, y, aunque la velocidad de lectura es importante pienso que, a mí, personalmente, me parece menos prioritario la velocidad de lectura al leer los datos de la tarjeta y transferirlos a mi servidor NAS que cuando estoy realizando fotos y necesito realizar una ráfaga a toda velocidad. Tened en cuenta, también, que los valores que os damos son orientativos y tienen un cierto margen de error. Además también dependerá en cada caso del hardware y cámara de cada uno.

Para ello hemos realizado varias pruebas sobre la Canon EOS-1D X y hemos comprobado cómo responde la SanDisk Extreme CompactFlash Memory Card de 128 GB. En todas las pruebas hemos configurado la cámara en modo RAW.

SanDisk Extreme CompactFlash

Así las primeras pruebas han ido dirigidas a detectar cuándo se llena el buffer de la cámara, es decir, hemos visto cuándo aparece "busy" trás una ráfaga en la cámara (hemos parado un cronómetro en ese momento) y hemos esperado a que se vaciase el buffer por completo (cuando desaparece el indicador rojo en la parte posterior de la cámara) parando otro cronómetro. Este segundo tiempo nos da un valor aproximado que tardan los RAWs en escribirse en la tarjeta.

SanDisk Extreme CompactFlash Memory Card de 128 GB
BUFFER LLENO Tiempo Obturador(s) Tiempo Buffer(s) RAWs MB Velocidad de transferencia Promedio
4.32 16.20 47 844 52.09 52.26
4,20 16.11 47 844 52.39
4,36 16.48 48 862 52.31

SanDisk Extreme CompactFlash de 128 GB: Más pruebas, ráfagas continuas de 10, 15 y 30 segundos

Hemos visto que tras poco más de 4 segundos el buffer de la cámara se llena y, aunque sigamos con el obturador apretado, la cadencia no es la misma y se producen pequeños retardos mientras se vacía el buffer. Esto no es culpa de la tarjeta (seguramente), ya que tenemos dependencia del hardware de la cámara también en nuestra medición. Pero sí que es cierto que lo que nos interesaba es saber cuántos RAWs y en qué tiempo se escribe para saber el rendimiento de la tarjeta dentro de la cámara que es lo verdaderamente importante. Además tened en cuenta que en el caso de estar usando el enfoque continuo (AI Servo) el tiempo aumentaría un poco más ya que la cámara necesita ir enfocando el motivo en movimiento.

SanDisk Extreme CompactFlash Memory Card de 128 GB
Tiempo de vacíado de Buffer(s) RAWs MB Velocidad de transferencia(MB/s)
30s 43.01 109 1957 45.50
15s 27.85 81 1454 52.21
10s 22.73 66 1185
52.13
Buffer lleno
(unos 4s)
16.17 47 844 52.26

Detalles finales: copiando las imágenes a nuestro sistema

Tratar de reproducir un sistema homogéneo al que todos pudierais tener es muy complicado, pero hemos tratado de buscar unas condiciones "ideales" usando USB 3.0 (5Gbit/s teóricos). Por ello, hemos realizado la descarga de los archivos a través de un lector USB 3.0 en un MacBook Air 11" (que posee también puertos USB 3.0) y, finalmente, en mi red Gigabit (1GBit/s = 128MB/s teóricos)

SanDisk Extreme CompactFlash Memory Card de 128 GB
Tiempo de volcado RAWs MB Velocidad de transferencia(MB/s)
16.76 109 1957 116.76
12.32 81 1454 118.02
10.02 66 1185
118.26
7.21 47 844 117.06
(*)7.90 47 844 106.83

(*) Red Gigabit

SanDisk Extreme CompactFlash

Hemos usado los datos de la tarjeta del apartado anterior (guardé cada tanda en carpetas diferentes para la prueba en el Mac), posteriormente, ya de vuelta, probé con la tanda más pequeña en mi red Gigabit, viendo que el resultado es algo inferior. Tampoco es demasiado significativo, pero la velocidad de transferencia sí que cayó un poco con respecto a los puertos USB 3.0 del Mac. Todo esto depende de multitud de factores de nuestras propias redes locales así que es más difícil de evaluar. Aún así los valores quedan cerca de lo indicado por el fabricante.

Conclusiones

Personalmente, me importa mucho menos lo que tarde en copiarse una sesión a mi sistema que lo que tarde cuando trabajo. Si cuando estoy disparando fotografías empiezo a tener problemas de escritura porque la tarjeta va lenta, entonces sí es un verdadero problema. En este caso y probada con el buque insignia de Canon, la Canon EOS 1D-X, concluímos que la SanDisk Extreme CompactFlash de 128 GB que hemos probado es una auténtica maravilla a la hora de trabajar con ella en cámara y que los tiempos "medidos" de escritura y lectura se aproximan bastante a lo indicado por el fabricante. Todo un auténtico lujo de tarjeta si lo tuyo es la fotografía donde reaccionar es lo más importante.

Esta tarjeta de memoria ha sido cedida para el análisis por parte de Sandisk España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | Sandisk

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir