Compartir
Publicidad
Sigma 60-600 mm f4.5-6.3 DG OS HSM Sport, análisis: un zoom todoterreno que nos lleva al límite
Análisis y pruebas

Sigma 60-600 mm f4.5-6.3 DG OS HSM Sport, análisis: un zoom todoterreno que nos lleva al límite

Publicidad
Publicidad

Al igual que el Sigma 40mm f/1.4 DG HSM Art fue presentado en septiembre en la última edición del Photokina. Desde el principio llamó la atención por su increíble cobertura 10x. La misma empresa no duda en calificar al Sigma 60-600 mm f4.5-6.3 DG OS HSM Sport como un objetivo hiper tele zoom para tratar de entender qué tendremos entre las manos cuando lo utilicemos. En Xataka Foto hemos salido a fotografiar con el llamativo Sigma 60-600 mm f4.5-6.3 DG OS HSM Sport para analizar todas sus características.

Estamos ante un zoom teleobjetivo con rango focal poco menos que impresionante en este campo. Estamos ante un objetivo que nos permite fotografiar a 60 mm y después de un giro importante de muñeca llegar hasta los 600 mm. Y esto con una cámara de formato completo. Si tenemos una cámara APS-C tendríamos que multiplicar por 1,5 o 1,6 y llegaríamos a unos escalofriantes 960mm con una luminosidad 4,5-6,3.

Es un verdadero monstruo que llama la atención por donde lo lleves. Incluso en mi barrio, donde me vieron haciendo las pruebas, se han dado cuenta de que soy fotógrafo porque es imposible de ocultar. Pesa 2700 gr, llega casi a los 30 cm de largo, sin contar el parasol. Entra dentro de la gama Sport de Sigma, donde se ubican los objetivos que la marca tiene para trabajar en la naturaleza y el deporte.

D1304 105 Un tamaño considerable

ágiles y sofisticados. Engloba los objetivos de largo recorrido, zooms o fijos, especialmente las ópticas dedicadas a los deportes o a escenas en movimiento.

Hay pocos objetivos que le puedan hacer sombra en el mercado. Tenemos el propio Sigma 150-600mm f/5-6.3 Sports o el AF-S NIKKOR 200–500mm f/5.6E ED VR. El nuevo Sigma 60-600 mm f4.5-6.3 DG OS HSM Sport cuenta con estabilizador de imagen y como podemos ver en los vídeos que circulan por la red esta protegido contra el polvo y la humedad. Algo básico y fundamental para su uso.

Por supuesto vamos a ver todas sus virtudes y vamos a tratar de encontrar, si los tuviera, alguno de sus problemas... Seguro que muchos estáis pensando que esa luminosidad tan escasa con la focal más larga puede llegar a ser un problema o el peso a la hora de transportarlo... pero no dejan de ser circunstancias a las que hay que adaptarse para conseguir disparar con semejantes distancias focales sin quedarse en la calle.

D1304 106 Detalle del anillo del zoom

Características principales del Sigma 60-600 mm f4.5-6.3 DG OS HSM Sport

Longitud focal

60-600mm

Ángulo de visión

39.6°-4.1°

Apertura Mínima

F22-F32

Montura

SIGMA / NIKON / CANON

Compatibilidad de formato

FF/APS-C

Distancia mínima de enfoque

60-260cm

Número de palas

9

Número de elementos/ grupos

25/16

Diámetro de filtro

105mm

Diámetro/ longitud

ø120.4mm x 268.9mm

Peso

2,700 gr

Precio

1999€

El objetivo viene con su correspondiente funda acolchada, su rotundo parasol y un collar para el trípode o monopie tremendamente robusto pero con un pequeño inconveniente. No se puede quitar para el traslado. En cierta manera es lógico porque tanto el tamaño como el peso no invita a llevarlo a pulso, pero para el transporte de un lugar a otro sería bastante cómodo.

D1304 109 La calidad de la montura

Las siglas, que siempre llevan a confusión, significan:

  • DG: objetivos diseñados para cámaras réflex de formato completo y compatibles con otros tamaños de sensor más pequeños.
  • OS: sistema de estabilización interna. En este objetivo prometen hasta cuatro pasos.
  • HSM: movimiento de giro del motor por ondas ultrasónicas que aseguran un AF silencioso y de alta velocidad.

Diseño y construcción

El Sigma 60-600 mm f4.5-6.3 DG OS HSM Sport no es para el día a día. Casi tres kilos de peso tienen la culpa. En las salidas que he hecho con semejante objetivo he terminado realmente cansado. Incluso con las cómodas correas tipo Black Rapid el peso es considerable, además del de la propia cámara. Y además, si queremos sacarle todo el rendimiento, es interesante ir siempre con un trípode o un monopie por lo menos.

D1304 108 Todos los interruptores a la vista

Es imposible hacerlo más pequeño y ligero. Al menos en los tiempos que corren. Mucho del esfuerzo del diseño se ha ido a aligerar el conjunto para hacerlo más manejable a pesar de sus dimensiones. Por ejemplo el cuerpo del objetivo está hecho de compuestos de magnesio y con plásticos especiales endurecidos con fibra de carbono.

Sigma Iso 3200 1 25 Seg En F 5 0 Con el objetivo en las manos

La montura es metálica para asegurar su estabilidad y duración. Si nos fijamos en sus interior podemos intuir el movimiento interno de lentes para poder tener semejante rango focal. El tubo interior se adentra hasta seis centímetros en el interior de un tubo opaco. Y a pesar de todo el objetivo está bien compensado y en ningún momento tienes la sensación de perder la estabilidad a la hora de sujetarlo. El peso está muy bien compensado.

60_600 60 mm-600 mm

En el cuerpo tiene varios interruptores que nos ayudan a configurar el objetivo que pasamos a describir:

  1. Focus: con tres posiciones. AF para activar el enfoque automático; MF para el enfoque manual y MO para poder enfocar manualmente durante el enfoque automático.
  2. El siguiente posibilita limitar el rango de enfoque automático en tres posiciones: el completo, de 6 m a infinito y de la distancia mínima hasta los 6 metros.
  3. OS: para elegir los distintos modos de estabilización o para anularlo.
  4. Custom: para personalizar su funcionamiento siempre que tengamos un USB dock.

Luego tenemos el anillo de enfoque acanalado de casi 4 cm que hace posible el enfoque manual. Eso sí, tiene un enorme recorrido de 160 grados que obliga casi a hacerlo en dos partes si necesitamos hacer todo el recorrido. A continuación aparece el interrruptor Lock para bloquear el anillo del zoom durante el transporte. es necesario para evitar el desgaste pero no deja de ser engorroso ponerlo y quitarlo.

Y llegamos al anillo del zoom, de casi 7 cm de ancho. Tiene la misma textura que el anillo de enfoque. Y tiene marcas para varias de las distancias focales que tiene el objetivo. Y como no podía ser de otra manera hay que hacer casi dos giros completos de muñeca para pasar de 60 mm a 600 mm... Imagino que no quedará más remedio. Creo que en el fondo es bueno para evitar hacer el juego completo en todas las fotografías...

El objetivo cambia notablemente de longitud cuando cambiamos de distancia focal pero no varía cuando enfocamos, lo cual se agradece... No podemos olvidar que en posición de transporte llega a los 27 cm. Por supuesto, como corresponde a la gama Sport, nos encontramos ante un objetivo sellado contra el polvo y las salpicaduras.

Rendimiento y calidad de imagen

¿Cómo es fotografiar con semejante objetivo? No deja de ser una experiencia distinta para todo fotógrafo que esté acostumbrado a trabajar con objetivos más livianos y angulares. El ángulo de visión se cierra hasta los 4 grados. Y es realmente difícil saber dónde están las cosas. Hay que mirar una y otra vez con el rabillo del ojo hasta que te acostumbras. Luego todo es diversión hasta que empiezas a cansarte por el peso que llevas todo el día.

Sigma Iso 125 1 640 Seg En F 5 6 Iso 125 1/640 Seg f5,6

Un objetivo con semejante movimiento interno de lentes no debería tener una calidad muy alta sobre el papel. A primera vista no supera al peso pesado de Canon que probamos hace unos meses. Es otra liga y no se puede comparar. Este objetivo de Sigma es para los fotógrafos aficionados o los profesionales que empiezan y no pueden hacer frente a gastos inmensos. Y bajo esta premisa el Sigma 60-600 mm f4.5-6.3 DG OS HSM Sport es excelente.

Sigma Iso 400 1 320 Seg En F 6 3 Iso 400 1/320 f6,3

El gran problema es la poca luminosidad del conjunto. No abre más de f4,5 cuando estamos a 60 mm y apenas llega a f6,3 a 600 mm. Esto exige trabajar siempre con una luz excelente si queremos conseguir unas buenas velocidades de obturación para congelar el movimiento de lo que estemos fotografiando. Es verdad que con las cámaras actuales podemos subir la sensibilidad para compensar la poca luminosidad, así que sería interesante considerarlo un objetivo polivalente cuando subimos a 800 ISO como mínimo.

Sigma Iso 400 1 640 Seg En F 6 3 2 Iso 400 1/640 f6,3

También es verdad que está estabilizado (algo que se nota y mucho) y que continuamente nos recuerda, gracias al anillo que incorpora, que es un objetivo destinado a estar montado en un trípode... pero en la naturaleza y en el deporte las cosas se mueven rápidamente y necesitamos velocidades altas como 1/1000 o más rápidas.

La calidad de imagen no es impresionante. No tiene una nitidez brillante como estamos acostumbrados con la serie Art. Mejora notablemente con un buen procesado. Si nos fijamos en el viñeteado, no desaparece hasta que llegamos a f11 (f9 si trabajamos con tercios de paso). Eso sí, como buen teleobjetivo no se aprecia distorsión alguna en las fotografías. Y el bokeh podríamos calificarlo de agradable.

Sigma Iso 400 1 800 Seg En F 5 6 Iso 400 1/800 f5,6

La nitidez se mantiene de centro a esquinas pero la difracción hace acto de presencia en los diafragmas más cerrados, como es lógico. Necesitarían el doble de diámetro para conseguir una mayor calidad pero sería un equipo inviable y cercano a esa locura que es el 200-500 f2,8 de la marca.

Sigma 60-600 mm f4.5-6.3 DG OS HSM Sport, la opinión de Xataka Foto

Estamos ante un objetivo ideal para todos los fotógrafos aficionados que quieren experimentar el trabajo con objetivos de larga distancia focal para diversas especialidades, como la deportiva, la fotografía de naturaleza, incluso para las tomas nocturnas en las que queremos ver la luna enorme entre las torres de Madrid.

Sigma Iso 400 1 1250 Seg En F 6 3 Iso 400 1/1250 f6,3

No es un objetivo puntero. Es un objetivo versátil. Bueno, bonito y barato. Esa es su seña de identidad. Un objetivo para no pasar desapercibido y poder practicar diversas especialidades con garantías de calidad. Incluso puede que sea una opción perfecta para empezar a hacer nuestros pinitos en la fotografía deportiva. El enfoque automático responde a la perfección con la antigua Canon EOS 5D Mark II y pienso que será más rápido y precios con modelos mucho más actuales.

No es fácil de transportar. Es pesado y voluminoso pero permite hacer fotos imposibles por otros medios. Y solo por esto merece la pena. He disfrutado como un niño durante las pruebas. He visto cosas que no imaginaba y fotografías que creía imposibles. El estabilizador de imagen hace su función (muchas imágenes están hechas a pulso) pero por su peso y tamaño recomiendo encarecidamente ir al menos con un monopie. Aunque el trípode es la mejor opción, desde luego.

Sigma Iso 400 1 3200 Seg En F 6 3 Iso 400 1/3200 f6,3

En Xataka Foto pensamos que es un objetivo perfecto si quieres iniciarte en el mundo de los teleobjetivos extremos. Si eres consciente de sus limitaciones y sabes subsanarlas (subir el ISO para compensar su luminosidad y trabajar con trípode) es un teleobjetivo perfecto para llevar en nuestras mochilas. Eso sí, como ocurre con estos gigantes, recomiendo ir antes al gimnasio.

El objetivo ha sido cedido para el análisis por parte de Reflecta. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio