Cómo trabajar con una cámara y un móvil: la simbiosis perfecta
Fotografía móvil

Cómo trabajar con una cámara y un móvil: la simbiosis perfecta

En los tiempos fotográficos que estamos viviendo lo más importante es la inmediatez. Todo tiene que estar ya, en el momento, para ayer. Y la mejor forma de conseguirlo, dicen, es con la fotografía móvil. Pero se nos está olvidando que con nuestra cámara digital y un móvil los resultados son mejores y prácticamente igual de rápidos. Así que vamos a conocer cómo podemos trabajar sin problemas con una cámara y un móvil.

Este artículo surge a raíz de una experiencia personal reciente. Llevo trabajando de fotógrafo desde los 18 años. Como siempre digo, la cámara me ha permitido entrar en los palacios y en las casas más humildes. Conocer a los intelectuales y a los olvidados de la sociedad. Pero los tiempos cambian y cada vez me paso más tiempo escribiendo y enseñando fotografía que con la cámara al hombro.

Siempre hago actos, presentaciones y demás. Pero hace poco tuve una entrega de diplomas presidida por una ministra en el que necesitaban las fotografías rápidamente para las notas de prensa. El jefe de prensa se presentó y me dio la noticia inesperada... Necesitaban las imágenes en el menor tiempo posible.

Móvil y cámara
Móvil y cámara

Yo, con una mentalidad de principios de siglo, le dije que en cuanto llegara a mi casa se las enviaba. Me miró, con mucha educación, y me dijo:

¿No tienes móvil?

La respuesta era obvia. Claro que sí. Lo primero que pensé es hacer las fotos con el móvil, pero el problema es que en un salón de actos oscuro no quedaba más remedio que subir a 3200 ISO como mínimo si no tenía flash. Y eso no hay móvil que lo soporte.

Un vistazo a…
Comparativa FOTOGRÁFICA entre los MEJORES móviles de 2021: esta vez NO HAY DUDAS

Trabajar con la calidad de una cámara y la rapidez de un móvil

Pero me di cuenta de lo versátiles que son las cámaras actuales. Y una función de la que pocas veces se habla es la conectividad de las cámaras. Incluso en la publicidad se olvida decirlo. Si nos fijamos en la de la Sony A7 IV ya ni se destaca en el resumen.

Móvil y cámara
Prestaciones destacadas

Tenemos que adentrarnos en las especificaciones completas para encontrarlo. Puede que incluso mucha gente piense que estamos en la misma situación que la función 3D de las televisiones. Pero está ahí, escondido entre las múltiples prestaciones. Y con posibilidades cada vez más interesantes.

Móvil y cámara
Entre las especificaciones

Sé que los fotógrafos deportivos, por ejemplo, tienen optimizado este tema hasta niveles insospechados, pero si no necesitas enviar inmediatamente tu trabajo vamos a ver un método que permite entregar cualquier trabajo en menos de 5 minutos.

Aquel día estaba con mi Sony A7 III y un iPhone 13. Una cámara que ya se ha quedado anticuada (pero sigue siendo perfecta) y uno de los móviles del año. Así que explicaré cómo hacerlo con estos dos equipos. Os aseguro que los pasos a seguir no cambian mucho si no tienes los mismos dispositivos.

Eso sí, es interesante pasarse por la página oficial de tu cámara para ver los móviles verificados. Una sorpresa desagradable es que mi móvil personal (Xiaomi) no lo está... Así que me tendré que olvidar de gastarme poco dinero en estas cosas... (Sí que lo he probado, pero no es tan rápido y falla cuando menos te lo esperas).

No hace mucho tiempo, apenas seis años, en Xataka Foto recomendábamos comprar una cámara con conexión WiFi. Y por entonces estaban de moda las tarjetas Eyefi Mobi Pro, que permitían conectarse con la cámara... Los tiempos cambian muy rápido.

A partir de este momento vamos a tener lo mejor de cada dispositivo trabajando en conjunto. La calidad de la cámara con la conectividad del teléfono. Nos olvidamos de descargar las fotos en un ordenador y de tener calidad justa cuando disparamos en entornos con poca luz.

Cómo enviar las fotografías de nuestra cámara a través del móvil

Para lograr un buen trabajo tenemos que instalar en nuestro teléfono móvil la aplicación de transferencia compatible con nuestra cámara. En el caso de Sony tenemos Imaging Edge Mobile. Cada marca tiene su propia aplicación (Canon tiene Canon Camera Connect; Nikon funciona con Snapbridge; Fuji con FujiFilm Camera Remote...

En mi caso, y por la comodidad que supone tener la licencia, también tengo instalado Adobe Lightroom. Como ya hemos visto en este artículo, los resultados son prácticamente iguales a los de la aplicación de escritorio.

Los pasos a seguir

Lo primero es hacer correctamente tu trabajo. Así que antes de lanzarte a la aventura tienes que probar en la tranquilidad de tu casa que todo funciona a la perfección. No recomendaremos nunca hacer esto durante el trabajo que te han encargado:

  • Descargamos las aplicaciones en el móvil.
Móvil y cámara
Imaging Edge Mobile
  • Hacemos una fotografía de prueba con nuestra cámara.
  • Sincronizamos la cámara con el móvil siguiendo las instrucciones. En el caso de la Sony A7III los pasos son:

    • Pulsamos el botón de reproducción
    • Pulsamos el botón Enviar (el icono del móvil) o vamos al menú Red>Func Enviar a smart.>Enviar a smartphone y elegimos Seleccionar en este dispositiv.
    • Elegimos las imágenes que queremos transferir.
    • Ahora vamos al móvil y en Imaging Edge Mobile vamos a Conectarse con una cámara nueva>Escanear un QR Code. Escaneamos el QR con el móvil y ya tendremos ambos aparatos conectados para siempre.
  • Una vez descargadas las fotografías podemos verlas en el móvil sin problemas. Hay que recordar que el tamaño de estas copias es de 2MP.

  • Y a partir de este momento puedes enviarlas o mejor aún, hacer un revelado rápido en Adobe Lightroom para mejorar su aspecto.

Como estas copias son para las redes sociales no tiene mucho sentido hacer un revelado por zonas. Así que incluso con el ajuste automático los resultados son muy buenos (siempre y cuando la fotografía lo sea).

Móvil y cámara
En ese botón está la clave

Una vez terminada la sesión, apenas tarde diez minutos (era la primera vez que lo hacía) en seleccionar las fotos que mejor contaban el acto que fotografié, descargarlas en el móvil y procesarlas en Lightroom para enviarlas por correo electrónico.

Hace cinco años el mismo proceso me hubiera llevado media hora por lo menos, eso sin contar el tiempo que tardo en llegar a mi casa y la descarga de todas las fotografías. Se reduce el tiempo de entrega, la calidad es similar para el destino final y todos terminamos contentos.

El único problema de todo es realmente la velocidad. No puedes editar más de 600 fotografías en cinco minutos con garantías. Siempre se pueden quedar las buenas fotografías olvidadas y nunca será lo mismo revelar un RAW que un proxy de 2MB.

Pero toca adaptarse. Ya no necesitas solo una buena cámara que permita disparar con calidad en situaciones de poca luz. También tienes que comprar un buen móvil que te deje hacer tu trabajo con garantías... Al final, como siempre, todo depende de uno, pero con los mejores dispositivos todo será mucho más fácil.

Temas
Inicio