Publicidad

Cecil Beaton, el fotógrafo que no dudó en cambiar la belleza y el glamour por ser reportero de guerra
Fotógrafos

Cecil Beaton, el fotógrafo que no dudó en cambiar la belleza y el glamour por ser reportero de guerra

Publicidad

Publicidad

Como sabréis, de vez en cuando nos gusta echar la mirada atrás y recuperar a esos grandes nombres de la fotografía que ha habido a lo largo de la historia. Y esta vez hemos querido destacar la figura de Cecil Beaton (Londres, 1904-1980), fotógrafo y diseñador por cuyo objetivo pasaron bellezas de la talla de Marilyn Monroe, Marlene Dietrich y Audrey Hepburn.

Conocido por sus fotografías de moda, retratos de sociedad y de las estrellas de Hollywood, Sir Cecil Beaton (fue condecorado en 1956 como Caballero de la Orden del Imperio Británico) es uno de esos artistas totales que no sólo se volcó en la fotografía. De hecho fue también muy conocido gracias a su trabajo para los estudios de Hollywood como director artístico y escenógrafo en películas tan populares como My Fair Lady.

15591258961 529eee05a0 O Audrey Hepburn por Cecil Beaton. Imagen con licencia de dominio publico de The Coincidental Dandy

Sus inicios en Inglaterra y el salto a Nueva York

Hijo de un próspero comerciante, nació en Hampstead, Londres, y fue educado en algunos de los mejores colegios londinenses. Desde muy joven sintió una gran atracción por la fotografía por lo que a los 11 años ya tuvo su primera cámara, una Kodak A3 proporcionada por su niñera y con la que empezó a retratar a su madre y hermanas.

15594551382 37d2d18579 O Daisy Fellowes por Cecil Beaton. Imagen con licencia de dominio publico de The Coincidental Dandy

Cursó historia, arte y arquitectura en la Universidad de Cambridge pero estaba más interesado en las relaciones sociales que en las tareas académicas y no llegó a graduarse. Sin embargo, en ese entorno hizo valiosos contactos que le sirvieron más tarde para empezar a trabajar como fotógrafo.

15398600187 Daee830110 O "The Soapsuds Group" por Cecil Beaton. Imagen con licencia de dominio publico de The Coincidental Dandy

En los años 20 logró que un retrato suyo apareciera en la revista Vogue. Su sensibilidad y la capacidad para retratar el glamour y la sofisticación de las damas de la alta sociedad británica y de las estrellas del teatro y el cine le valieron para entrar en la plantilla de la revista e iniciar una relación laboral que duraría décadas. Allí tomó contacto con lo más selecto de la aristocracia inglesa llegando incluso a fotografiar a los miembros de la familia Real Británica.

15581965161 990a284580 O Retrato de la Reina Isabel de Inglaterra por Cecil Beaton. Imagen con licencia de dominio publico de The Coincidental Dandy

En 1928 viajó por primera vez la ciudad de Nueva York donde ya era conocido por sus retratos de la alta sociedad y su trabajo en Vogue y Vanity Fair. En la Gran manzana empezó a llevar una agitada vida social y entró en contacto con ilustres nombres de la cultura como Andy Warhol, Marlon Brando, Truman Capote, Greta Garbo, Gary Cooper, Coco Chanel, Pablo Picasso, Winston Churchill o Marlene Dietrich, a los que, como no podía ser de otro modo, retrató con su cámara.

15576593121 Ac3d5f619c O Marlene Dietrich por Cecil Beaton. Imagen con licencia de dominio publico de The Coincidental Dandy
19749046315 F51353936f K Elizabeth Taylor por Cecil Beaton. Imagen con licencia de dominio publico de The Coincidental Dandy

Los horrores de la guerra y la vuelta a los EEUU

A pesar de llevar una intensa vida social, cuando se declaró la Segunda Guerra Mundial Cecil Beaton no dudó en implicarse en la contienda de la mejor manera que sabía: haciendo fotos. Así, se convirtió en reportero de guerra como fotógrafo oficial del gobierno británico y de varias agencias militares.

Cecil Beaton Photographs General Royal Air Force Retrato de un aviador de la Royal Air Force por Cecil Beaton. Imagen con licencia de dominio publico de la colección de The Imperial War Museums

Su cámara pasó entonces a retratar algo muy distinto de lo que había hecho hasta ahora: el horror de la guerra y cómo afectó a la gente. Sus fotos de Londres devastada por los bombardeos de la aviación alemana se publicaron en revistas de los EEUU gracias a su estrecha relación con el país que le había acogido. Especialmente sonada fue una de sus imágenes, la de una niña herida en la cama de un hospital abrazada a un muñeco, que fue portada de la revista LIFE y tuvo gran influencia para que los EEUU acabaran entrando en la contienda, algo a lo que en principio eran reacios.

Cecil Beaton Eileen Dunne Aged Three Sits In El famoso retrato de una niña herida que fue portada de Life. Imagen con licencia de dominio publico de la colección de The Imperial War Museums
Cecil Beaton Soldier Drinking Tea Soldado bebiendo té por Cecil Beaton. Imagen con licencia de dominio publico de la colección de The Imperial War Museums
Cecil Beaton Photographs General Cbm1725 Retrato de niño británico por Cecil Beaton. Imagen con licencia de dominio publico de la colección de The Imperial War Museums

Cuando terminó la guerra, Beaton regresó a norteamérica y retomó su trabajo como fotógrafo de moda y retratos aunque muy pronto inició una nueva andadura. Y es que, a lo largo de su carrera, Beaton fue dejando poco a poco de prestar atención a los retratos y a centrarse más en algo que siempre había cuidado desde que empezó a hacer fotos: la escenografía y el diseño de vestuario.

Sus contactos, y su probada capacidad para recrear la belleza y recrear atmósferas que mezclan a partes iguales glamour y dramatismo le llevarían a trabajar primero para Broadway y más tarde para los grandes estudios de Hollywood.

Y la cosa no fue menor, porque su trabajo fue ampliamente reconocido por el mundo del espectáculo. De hecho, su participación en My Fair Lady (George Cukor, 1964) le valió para ganar el Óscar de Hollywood al mejor diseño de vestuario y la mejor dirección artística, aunque cinco años antes también lo había ganado por el diseño de vestuario de la película Gigi (Vicente Minnelli, 1958).

15594541822 68e4db5faa Coco Channel por Cecil Beaton. Imagen con licencia de dominio publico de The Coincidental Dandy
15606031402 F97359f7bb O Marilyn Monroe por Cecil Beaton. Imagen con licencia de dominio publico de The Coincidental Dandy

Por todo ello, su reconocido talento y su amplio legado (que incluye miles de retratos de algunos de los personajes más conocidos del Siglo XX y varios libros de su puño y letra), no nos cabe ninguna duda de que Cecil Beaton fue uno de los grandes genios del arte, y en particular de la fotografía, de su tiempo.

Foto de portada: Marlene Dietrich por Cecil Beaton. Imagen con licencia de dominio publico de The Coincidental Dandy

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir