Barret Oliver, el protagonista de 'La historia interminable', es ahora un gran fotógrafo
Historia de la fotografía

Barret Oliver, el protagonista de 'La historia interminable', es ahora un gran fotógrafo

Si fuiste un niño durante los años 80 seguro que 'La historia interminable' era una de tus películas fetiche. El protagonista, un niño que sufría acoso escolar, se refugia en un libro que encuentra en un desván y encuentra a los personajes del reino de fantasía que está a punto de desaparecer... Ese niño era Barret Oliver y ahora es un reputado fotógrafo.

Durante demasiado tiempo muchos han dicho que el cine de los 80 no era bueno, tan solo era comercial. Pero todos recordamos constantemente a Indiana Jones, a nuestros queridos Goonnies, a los gremlish, el coche de 'Regreso al futuro', a 'Karate Kid'... son películas que vuelven a estar de moda. Y seguro que muchos nos hemos visto tentados a volver a ver 'La historia interminable'. Resulta que el protagonista es Barret Oliver, y ahora es un prestigioso fotógrafo.

Es verdad que la película ha envejecido mal. Los efectos especiales ya no resultan tan llamativos. Y que en este caso, el libro es también infinitamente mejor. Pero todos soñamos con las aventuras de Bastian. Y todos queríamos ser sus amigos... Ese niño de cara angelical resulta que ahora es un hombre con barba y pelos alocados, que se ha especializado en diversas técnicas fotográficas preindustriales del siglo XIX.

Después de participar en 'La historia interminable' protagonizó 'Frankenweenie' el corto de Tim Burton para Disney y en las dos partes de 'Cocoon', la historia de los abuelos que inició Ron Howard. Su vida dio muchas vueltas y terminó en la iglesia de la Cienciología, donde están tantos actores de Hollywood... Se retiró del cine y empezó su relación con la fotografía.

Barret Oliver y la fotografía

Según podemos leer en una entrevista que le hicieron en Photoculture está especializado en los primeros procesos fotográficos de la historia, en la época en la que la industria todavía no producía en cadena productos fotográficos y el autor tenía que buscar los productos en droguerías para crear sus propias fórmulas magistrales.

Cuando el mundo digital irrumpió como un elefante en una cacharrería el material químico empezó a desaparecer y él decidió investigar y continuar el camino que habían marcado los padres de la fotografía con químicos que, combinados adecuadamente, respondían a la luz del sol.

Olvidamos que las fotografías también son objetos, y que la forma en que haces algo, los materiales y las técnicas, a menudo influyen en su significado

Como se convirtió en uno de los pocos que conocían y dominaban esta técnica, decidió crear una empresa en la que ejerce como profesor de fotografía y asesora a todos aquellos profesionales que quieran aprender los procesos nobles para darle un aire distinto a su trabajo.

Barret Oliver 'La historia interminable'
Diversos proyectos de su página

Domina el colidión que permitía tiempos de exposición mucho más cortos que el daguerrotipo y que permitía imprimir en cualquier superficie. También la albúmina, el papel al carbón y todos aquellos procesos que permitan unas texturas y un acabado impensable para la tecnología digital.

Su empresa, The f0 Project, recupera todos estos procesos porque todavía son capaces de ofrecer muchas cosas a los fotógrafos que buscan algo más, que quieren volver al mundo de la fantasía, donde todo es posible (perdón por la referencia rebuscada).

Temas
Inicio