Compartir
Publicidad

Nikon sí necesita una cámara sin espejo, ¿o no?

Nikon sí necesita una cámara sin espejo, ¿o no?
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recordaréis que hace poco discutíamos argumentos a favor y en contra de la entrada de Canon en el mundo de las cámaras sin espejo de objetivos intercambiables. Mientras se resuelven estas dudas, Nikon cada día da más pasos en firme hacia esa dirección.

Estas últimas semanas se han ido sucediendo distintos rumores sobre este nuevo sistema de cámaras, que podríamos resumir en los siguientes puntos. Recordad que ninguno de ellos es oficial y todos son susceptibles de verse modificados:

  • El sensor tendrá 17mm de diagonal, y un factor de recorte de aproximadamente 2.5X, situándose en un término medio entre las compactas de gama media/alta y las micro 4/3, como podéis ver en el gráfico.
  • La denominación será Nikon Coolpix Pro. Parece un dato trivial, pero ya veremos que tiene su relevancia.
  • Inicialmente se lanzarán una lente angular de tipo pancake y dos zoom. La alta luminosidad y la calidad serán marca de la casa.
  • El lanzamiento no será a corto plazo: se habla de Octubre para el primer anuncio oficial, seguramente más tarde de lo deseado por culpa de los recientes terremotos en Japón.
Tamaños de sensor

¿Con quién compite entonces Nikon? Con respecto a todas las EVIL actuales se queda con un tamaño de sensor sensiblemente menor, con un peor comportamiento en sensibilidades altas, y más problemas para mantener una alta calidad de imagen. Con respecto a las compactas de gama alta, el tamaño será superior y el precio también lo será.

Como adelantaba, creo que el nombre nos da varias pistas, apuntando a las compactas con su parte "Coolpix", y con un giño a la gama alta por la coletilla "Pro".

Personalmente la veo como una versión más conservadora de la idea de la Ricoh GXR (olvidando el sensor intercambiable): un sistema con una gama limitada de objetivos, diseñados con muchísimo mimo, y que pretende sustituir a la "segunda cámara" que muchos fotógrafos llevan encima (sector donde Canon ha pegado muy fuerte con la S95).

Yo, que llevo a todos lado una Pen o una Leica, doy fé de que están un poco por encima del peso y el tamaño deseables para una cámara para todas las ocasiones. Por otro lado, una compacta de gama alta se nos quedará corta en muchos momentos. El hueco que queda en medio es justo el que Nikon quiere llenar.

Si es así, me parece una apuesta muy correcta: no compiten claramente con nadie (llegan tarde para hacerlo), y proporcionan una herramienta útil a los fieles de su marca, complementaria con su gama alta.

Yo apostaría porque no vamos a ver tantos adaptadores y gadgets como para las Pen o las NEX: no será una herramienta para geeks ni una navaja suiza: será una plataforma estable, con aspiraciones limitadas y calidad garantizada, para darle más peso a su gama media.

La luminosidad de los objetivos, por otra parte, es un factor obligatorio si quieren establecer un elemento diferenciador con la competencia por debajo, y no alejarse de las que la superan por arriba, permitiéndonos evitar los ISOs altos y lograr hacer enfoques selectivos con poca profundidad de campo (seguramente los principales handicaps de las cámaras compactas para los aficionados avanzados).

Por supuesto, estas son sólo las elucubraciones de un usuario moderadamente informado, pero estoy seguro de que tendréis muchas más visiones sobre esta noticia. ¿Cómo lo veis vosotros?

Imagen | Camera Gear Guide Más información | Nikon Rumors

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio