Publicidad

Objetivos de cine para complementar nuestra cámara fotográfica en el mundo del vídeo
Objetivos

Objetivos de cine para complementar nuestra cámara fotográfica en el mundo del vídeo

HOY SE HABLA DE

Hace poco comparamos cuáles son las mejores cámaras de fotografía para realizar vídeo. Cámaras como la Canon EOS R5 y la Sony A7S III son elementos atractivos para muchos fotógrafos y videógrafos que quieren entrar cada vez más al mundo del vídeo. Durante ese camino, una de las necesidades se vuelve: ¿cómo complemento mi sistema para ser más enfocado en este mundo?

Con objetivos tipo cine.

En esta entrada os explicamos las principales diferencias de estas ópticas respecto a los objetivos de foto. También os damos algunos de los nombres más conocidos si queréis complementar vuestra mirrorless o DSLR para un sistema de vídeo de mayor calidad, a un precio relativamente económico.

¿Qué es un objetivo de cine?

Un objetivo tipo cine es aquel que está diseñado para una producción profesional, sea de televisión o de cine. Los cambios más significativos se pueden ver externamente en el diseño uniforme de la familia a la que pertenecen, el rango de giro del anillo de enfoque (que además es dentado) y la nomenclatura de transmisión de luz (T) en vez de la de apertura (F).

Sin embargo, los objetivos tipo cine usualmente presentan un mejor diseño óptico que permite mantener una calidad de imagen pareja entre familias. Esto es importante, pues en un rodaje se necesita mantener una estética uniforme entre planos: color, resolución, luminancia, etc…

El anillo de enfoque extendido le permite al foquista tener un control preciso de dónde está el foco en escena. Mientras que en la mayoría de objetivos de fotografía, un movimiento minúsculo puede ser la causa entre tener foco en el ojo o la parte de atrás de los oídos. Así mismo, el diseño parejo se debe a que esto permite al equipo de cámara cambiar el objetivo y ajustar la rueda de enfoque sin tener que moverla de lugar.

La transmisión de luz es otro factor importante en esta búsqueda de la uniformidad. Dos objetivos de apertura F2.8 pueden resultar en dos imágenes con exposiciones diferentes, pues la apertura es una ecuación entre la focal y el diámetro abierto del diafragma. Sin embargo, la construcción y los recubrimientos de las lentes del objetivo pueden afectar la luz que se transmite. Para compensar y poder mantener una exposición pareja (incluso si se mezclan familias de objetivos), los objetivos son calibrados según la transmisión de luz. Esto permite asegurar mantener una exposición pareja entre objetivos.

Estos diseños y características especiales suelen resultar en que la mayoría son objetivos grandes y pesados. Así mismo, las familias más profesionales de cine tienen precios inalcanzables para el humano promedio. Los de nivel de consumidor de entrada (como los que os vamos a presentar) se encuentran entre los 1.000 y 2.000 euros. Aunque siempre podremos encontrar algunas excepciones.

¿Para mi cámara?

Este listado menciona las marcas y lo que caracteriza cada una de sus ofertas.

Samyang

La coreana lleva muchos años acompañando el camino de la videografía. Al igual que en fotografía, se destaca por tener una oferta de objetivos muy económicos, pero que cumplen el trabajo.

Obj 002

El precio de una óptica individual puede estar entre los 200 y 600€, pero cuenta con kits de familia con los objetivos básicos para una producción completa. Estos kits suelen estar entre los 1.187 y 2.130 € dependiendo del número de objetivos que estén en el paquete.

Samyang 2 14/35 / 85mm Kit VDSLR Lente para cámara Canon

Samyang 2 14/35 / 85mm Kit VDSLR Lente para cámara Canon

Además, por su trayectoria, encontraréis objetivos para montura M43, Sony E, Canon EF y Fuji X.

Laowa

La firma china se especializa en ofrecer objetivos especiales. Dedicados para cine tan solo cuenta con cinco modelos de objetivos, pero todos ellos cuentan con alguna característica distintiva.

Obj 001

Casi todas son versiones cine de su línea de angulares Zero-D, que permiten un ángulo de visión muy amplio sin la distorsión de barril que suele venir con ella. Entre sus ofertas se encuentran el famoso objetivo tubular macro con el que se realiza ese efecto de entrar en la comida.

Dos de sus objetivos están diseñados principalmente para monturas M43 y tienen un precio de tan solo 600 dólares. Los demás objetivos están diseñados para sistemas más robustos (incluso cámaras de cine de montura Canon EF Cine, Sony FE y PL) y su precio sobrepasa los 1000 dólares.

Irix

La compañía suiza tiene una pequeña pero completa familia de objetivos tipo cine para monturas MFT, Canon EF, Sony E y PL.

Obj 003

Esta es la primera marca que tiene una familia constante en diseño alrededor de todo el rango (Si bien Samyang lo trata, tiene un problema dejando el anillo de foco en un mismo lugar). Los objetivos tienen una construcción robusta, la calidad es decente y las prestaciones son muy completas si se usa en sistemas más pequeños.

La familia consta de un 11mm T4.3, un 15mm T2.6, un 45mm T1.5 y un 150 T3.0. Cada uno de los objetivos cuenta con un precio de 1.195 €, salvo los de montura PL que suben a 1.295€.

Sirui Anamórphic

El mundo del anamórfico es uno de los más costosos en el mundo del cine y el vídeo. Tanto así que muchos se conforman con agregar barras en postproducción y poner filtros para conseguir el flare alargado (o en su defecto poner hilos y una cartulina ovalada detrás del objetivo).

Sirui rompe esa barrera con un objetivo especial, aunque actualmente es el único que ofrecen: Sirui Anamorphic 50mm F1.8 1.33x (Aspecto 2.4:1). Es un objetivo diseñado para sensores de formato recortado y se encuentra disponible para monturas M43, Sony E y Fuji X.

SIRUI 50mm f1.8 Anamorphic Lente 1.33x (MFT Mount)

SIRUI 50mm f1.8 Anamorphic Lente 1.33x (MFT Mount)

Lo mejor, su precio es de tan solo 699.90 €. Un precio bastante bajo que abre puertas a muchos realizadores. Sin embargo, cabe recordar que este formato no es solo para jugar y que el vídeo se vea llamativo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios