Compartir
Publicidad
Cuatro errores que cometemos al iniciar nuestro negocio fotográfico (y cómo salir de ellos)
Opinión

Cuatro errores que cometemos al iniciar nuestro negocio fotográfico (y cómo salir de ellos)

Publicidad
Publicidad

Iniciar en el mundo fotográfico va más allá de tener una cámara profesional y unas luces. Es un ámbito que requiere tomar conciencia en lo que significa tener un negocio. Muchos de nosotros hemos cometido errores en esa exploración. Por eso aquí os hablamos de cuatro de aquellos errores que son comunes al iniciar en la fotografía profesional y de cómo podemos evitarlos o solucionarlos rápidamente.

Esperar a que llegue trabajo

Lo más común es que nuestros primeros trabajos vengan por referencias de amigos, asistiendo a un fotógrafo de más nombre o colaboraciones que hacemos entre personas que recién arrancan. Estos son métodos efectivos para crear contactos, clientes e ir creando un portafolio comercial (en especial cuando las imágenes que producimos son publicadas).

Sin embargo, al comenzar nos encontramos con que dependemos de esas alianzas para obtener trabajo. Estamos esperando a que el trabajo llegue a nosotros, en vez de buscarlo.

Es importante utilizar la experiencia que vamos adquiriendo como forma de acercarnos al mercado al que queremos llegar. Por ejemplo: si sois fotógrafos de bodas, es importante tratar de llegar a clientes a través de presentar un portafolio entre los distintos ‘wedding planners’ o ir directamente a las capillas a colocar publicidad. Si queréis tener publicaciones en revistas o webs específicas, es importante hacer trabajos editoriales pensados para la audiencia de esos medios y vender el trabajo editorial.

Lo importante es que debemos ser nosotros quienes nos acerquemos a las agencias, a las instituciones, los medios y demás clientes potenciales. Ofrecer nuestros servicios y mostrar lo que podemos hacer. Pues así es que aumentaremos la cantidad de trabajo que nos llegue.

No tener presencia

En esta línea de buscar clientes, uno de los grandes errores que podemos cometer es no tener una presencia comercial y profesional. Si bien las redes sociales nos pueden servir como un medio para presentar parte de nuestro trabajo y apuntar a cierta audiencia, tener una imagen comercial es de suma importancia.

Los mejores clientes que nos encuentren lo harán a través de una página web profesional. Donde se demuestre nuestro enfoque y se explique quiénes somos, qué ofrecemos como fotógrafos y que los lleve a contactarnos de manera eficiente (correo, móvil, teléfono).

Merc 001

A la hora de presentar una propuesta en físico o conocer un nuevo cliente en persona, la papelería que dejemos debe contener una identidad corporativa. Las tarjetas de presentación son una excelente herramienta para que un cliente nos recuerde, que nuestros logos y datos de contacto estén en cada página del presupuesto o de la presentación ayuda a que tengan nuestro nombre más presente y, a veces, un souvenir práctico como un boli puede ayudar a llamar más la atención de esas personas.

No saber dónde hay que invertir

Saber invertir nuestro dinero es importante. Algunos despilfarran tratando de conseguir cuanto equipo sale. Otros tratan de conseguir todo en versión chino a menos de la mitad del precio. Algunos son obsesionados por mantenerse siempre en la última tecnología. Otros simplemente son muy cerrados y tratan de no gastar y hacer todo bajo presupuesto.

Sin embargo, invertir necesita de estrategia. Lo primero que hay que pensar es, ¿enserio necesito la última cámara del mercado? Al pasar al lado profesional de este mundo, notaremos que muchas veces nuestro equipo rinde más de lo que es necesario. Solo debemos invertir en cuerpos nuevos cuando el actual no de más, tenga ya muchos píxeles muertos o en realidad hay algo que exige el cambio técnico; este último caso incluso pensando si será muy requerido el cambio, pues siempre se pueden alquilar cámaras para trabajos más específicos.

Merc 002

En cuanto a iluminación y objetivos, hay que pensar en cuál es nuestra prioridad. La fotografía de evento requerirá una inversión más enfocada en objetivos, pues no siempre podremos contar con nuestras luces. La fotografía de estudio y comercial requerirá una inversión más en luces, pues es más controlada y casi siempre un objetivo será suficiente para cubrir la mayoría de encargo. La fotografía salvaje está más centrada en teleobjetivos mientras que la fotografía de arquitectura tiende más a los angulares. Así que definir el mercado que atacamos es primordial.

A medida que tengamos más dinero para invertir, podemos mejorar nuestro set de iluminación o nuestro set de objetivos. Antes de gastar dinero en comprar un equipo que solo utilizaréis una o dos veces, pensad en la posibilidad de alquilar el equipo necesario para ese trabajo e incluirlo en el presupuesto.

También es importante invertir en nuestra marca personal, sin que esto implique no dedicarle tiempo a la fotografía. Pagarle a alguien profesional que nos ayude a optimizar el SEO de nuestras páginas. Mantener siempre un stock de tarjetas de presentación. Invertir en un paquete de analítica web. Invertir en nuestro software y equipo de edición (un buen armazón puede ser una inversión que toque actualizar cada cuatro o cinco años). Invertir en pauta en línea y demás elementos de SEM. Estos son gastos menores que benefician mucho a nuestros negocios.

El balance de inversión siempre debe dar prioridad a mejorar la producción de nuestro trabajo (un 50%). Luego en el mantenimiento de nuestro negocio (30%). Una inversión en equipo por gusto (10%). El colchón de inversión a gran escala o para algún imprevisto (10%). Usualmente crear ‘bolsillos de ahorro’ en nuestras cuentas bancarias o invertir el dinero en un fondo de inversión segura es lo más recomendable para ahorrar y no gastarse el dinero.

Desconocer las bases del marketing

Usualmente salimos de la universidad en búsqueda de trabajo y ahora a los fotógrafos nos piden que sepamos diseño, programación, motion graphics, vídeo, edición, 3D, cocinar, bailar el robot y muchas otras cosas más. Sin embargo, una habilidad importante que debería ser obligatoria en nuestra vida es el marketing.

Es una habilidad que recientemente se ha vuelto asequible al mundo y que debemos aprovechar para mejorar nuestro negocio. Esto es algo en lo que muchos fotógrafos fallan, incluso los que tienen más experiencia en nuestro campo. Y está muy centrado en lo que hemos visto alrededor del artículo: estrategia.

Através de Google Actívate podemos hacer varios cursos de manera gratuita, entre los cuales hay un curso de fundamentos de 'marketing digital'. En este podemos ver elementos desde: Cómo establecer objetivos, cómo optimizar el SEO, cómo entender la analítica para optimizar nuestro negocio y generar estrategias de crecimiento y presencia comercial, como crear estrategias para SEM, cómo volver un negocio una tienda online e incluso cómo expandir el negocio a nivel internacional.

Entender estos elementos nos ayudará a tener un manejo más profundo de cómo conseguir vivir de nuestra pasión.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio