Compartir
Publicidad
Publicidad

En los límites de la realidad

En los límites de la realidad
Guardar
50 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Procesar una fotografía y llegar a los límites de la realidad. Es ¿fotografía o no? Esa sería la cuestión principal. Parece que algunas voces se levantan rechazando el que se revelen, editen o se haga post-producción. ¿Es otro producto? ¿Deberíamos llamarlo de otro manera? . Atendiendo a la definición del diccionario la fotografía es la ciencia y el arte de obtener imágenes duraderas por la acción de la luz. Es el proceso de capturar imágenes y fijarlas en un medio material sensible a la luz. Bien eso significaría en un sentido estrictamente purista que toda fotografía química o digital que lleve algún tipo de ajuste tanto en el revelado químico como en el ordenador pues ya no es fotografía. Técnicas como el HDR serían totalmente proscritas y descartadas.

Visto así deberíamos dejar de considerarnos fotógrafos en cuanto hubiéramos realizado un proceso cruzado en el laboratorio al usar un producto destinado a otra película porque lo que obtendríamos sería algo que ya no es totalmente fiel a lo que vimos al disparar la fotografía. O tal vez si ese efecto lo realizamos con algún plugin para nuestro editor favorito, pues tampoco deberíamos considerarnos fotógrafos. O sí. ¿Tal vez llamarnos artistas sería algo presuntuoso? Creo que sí, pero ello está destinado solamente a unos pocos. Me quedo con el término fotógrafo, a secas. Aficionado, profesional o genio dependerá de lo que tú hagas y los demás digan, de si llegas o no a los límites de la realidad. Aunque recuerda una frase que me dijo un amigo: “No te creas nunca los aplausos, recuerda lo que eres y qué haces”.. Recuerda siempre ser humilde y respeta el trabajo de los demás.


albert_giralt.jpg

Fotografía de Albert Giralt

Profundizando un poco más en el origen del término fotografía procede del griego φως phos (“luz”), y γραφίς grafis (“diseñar”, “escribir”) que, en conjunto, significa “diseñar/escribir/grabar con la luz”. Antes de que el término fotografía se utilizara, se conocía como daguerrotipia. Y es que aunque parte de su desarrollo se debió a Joseph-Nicéphore Niépce, el descubrimiento fue hecho público por Louis Daguerre, tras perfeccionar la técnica. Este término sirve para denominar tanto al conjunto del proceso de obtención de esas imágenes como a su resultado: las propias imágenes obtenidas o fotografías. Pero vuelvo a preguntar si en conjunto significa “diseñar/escribir/grabar”, porqué algunas voces no aceptan la coexistencia con las otras.

rodrigo_rivas.jpg

Fotografía de nuestro compañero Rodrigo Rivas

Creo que el problema de todo radica en que hay distintas corrientes de opinión o corrientes fotográficas pero algunas no quieren convivir con las otras. Ninguna me parece mejor ni peor. En mi opinión algunas no aceptan el hecho de que la fotografía ha evolucionado y se ha puesto al alcance de mucha gente. Algo que me parece genial y maravilloso. ¿Quién no tiene hoy en día una cámara de fotos? ¿Quién no hace fotografías hoy? ¿ Quién no la cuelga inmediatamente en las redes sociales? Quizás la diferencia radica en la calidad y el contenido de ellas, en lo que transmiten.

En cuanto a si se debe editar o no descartaría la fotografía periodística o de reportaje, la cual entiendo debe prescindir de técnica creativa alguna que altere el contenido del mensaje que transmite. En definitiva tienes muchas corrientes fotográficas donde poder desarrolar tu talento: academicista, antropológica, artística, de guerra o catástrofes, paisajística, de glamour, moda o publicitaria, subacuática, tradicional, documental, realista, pictorialista, de retrato y retrato creativo así como muchas más. Pero ¿porqué saltan voces diciendo que puedes hacer una foto que es mala pero que luego la haces un procesado y la puedes convertir en buena? No estoy de acuerdo, la base es la toma. También manipulas la realidad con la apertura del objetivo, con la velocidad, con la ISO. Pero si la toma es mala, poco hay que hacer. Yo me lo planteo con otro ejemplo: pienso en la fotografía que he tomado como un trozo de mármol ante en cincel del escultor. Si el mármol es malo poco podrá hacer el escultor pero si es bueno, probablemente podrá hacer una buena escultura. Es decir con un material de base bueno, puedes obtener mejores resultados, tan sencillo como eso. En mi opinión, claro está.

dgonzalez.jpg

Fotografía de David González

La fotografía no fue siempre considerada un arte. Su integración al arte fue un proceso muy discutido en los comienzos de la misma y dicho movimiento comenzó con los fotógrafos retratistas. De esa forma el retrato empezaba a competir con los retratos pintados al considerarse una representación más fiel de la realidad. De hecho, ocurrió que grandes pintores decidieron aprender fotografía y desarrollar su talento artístico en ese nuevo campo. Tal es el caso de Tournachon o Gustave Le Gray. Además estos pintores fueron algunos de los que lucharon por que la fotografía sea considerada un arte.

_dsc6449-como-objeto-inteligente-1.jpg

Fotografía de Alfonso Domínguez

Ya en la actualidad, la fotografía artística pura es casi completamente subjetiva y la manipulación de imágenes es una herramienta fundamental en su expresión artística como pueden ser la conocida Annie Leibovitz o David LaChapelle como alguno de los exponentes de la manipulación artístico-fotográfica actual. Recuerda que hace poco entrevistábamos al fotógrafo español Luis Beltrán, todo un especialista en esta tendencia. Es por eso que defiendo claramente la edición fotográfica e incluso la fotomanipulación artística como corriente artística fotográfica. Llegar a los límites de la realidad es mi objetivo.

Fotografía de portada | Alfonso Domínguez Lavín

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos