Compartir
Publicidad

Retoque digital: ¿Cuál es el límite?

Retoque digital: ¿Cuál es el límite?
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Se trata de un debate que la fotografía digital ha puesto sobre la mesa y que sigue vertiendo muchos comentarios, polémicas y discusiones. ¿Hasta dónde se puede llegar con el retoque digital para que no altere en exceso el contenido original de una imagen y desvirtúe la realidad?

Es un asunto complicado, pero que viendo casos como el que os comentamos de que el parlamento británico se plantea vetar el uso de Photoshop (usado en exceso alterando los cánones de belleza que pueden influir negativamente en los jóvenes), puede verse como cada vez genera más cuestiones sobre la ética, e incluso sobre si calificar una imagen digital como fotografía o como ilustración.

Es obvio que el retoque de imágenes, ya sea con Photoshop o con cualquier otro software de edición, es inherente a la fotografía digital, ya sea para recortar, reducir el tamaño o simplemente mejorar el contraste y la iluminación. Y esto, que todos hacemos en mayor o menor medida, dependiendo de gustos y conocimiento de las herramientas, es idéntico a lo que se ha venido haciendo siempre, desde los orígenes de la fotografía analógica o química. Hasta aquí, todos comprendemos que unos ajustes básicos, no alteran el resultado, sino simplemente lo mejoran en cuanto a calidad visual.

La polémica llega cuando una fotografía lleva un procesado excesivo (o más bien extremo), con eliminación o sustitución de elementos fundamentales (acabamos de conocer el sintomático caso de Microsoft) y llega a convertirse en una imagen que guarda poca similitud con el original. Lo cual no significa que no sea llamativa, valiosa y útil para cualquier menester. Muchos puristas atacan sin compasión a aquellos que abusan de Photoshop en sus imágenes, con argumentos como que eso no es fotografía, sino que traspasa el arte y se convierte en otra cosa diferente. Los más diestros en la materia, simplemente juegan con unas herramientas que la tecnología nos ha puesto al alcance para lograr imágenes sugerentes, atractivas e igualmente valiosas con un fin artístico o profesional (en publicidad es muy habitual).

viamoi

¿Habría que poner una limitación?


¿Hasta dónde se puede considerar una imagen digital como fotografía y donde pierde este concepto para ser otra cosa? Creo que el sentido común muchas veces se pierde y evita tener un concepto razonable de este asunto.

Está claro que hoy en día, la publicidad requiere de imágenes impactantes, que son el principal reclamo en publicaciones impresas, vallas y demás. Y eso nos lleva a tener que usar herramientas sofisticadas a cargo de profesionales de la imagen (aunque con Photoshop todos sabemos que se pueden lograr infinidad de resultados) para lograr los resultados deseados por un anunciante. ¿Esto deja de ser fotografía? Depende. El arte digital está ahí y todos congratulamos cuando vemos verdaderas maravillas, pero no se puede extender este concepto a todas las imágenes que llevan más o menos retoque digital. Además no sólo hay ejemplos de procesados extremos, sino que, por fortuna, ya hay muchas publicaciones y profesionales que abogan por mostrar imágenes lo más naturales posibles (como alternativa al exceso habitual de las portadas), en lo que parece una tendencia creciente.

Por otra parte, la fotografía documental o el fotoperiodismo, la que se utiliza en la prensa, es más un intento de reflejar la realidad, por lo que aquí el retoque suele ser menos tolerado, sobre todo si altera los elementos. Pero está claro, que también las imágenes documentales tienen un extenso procesado, y acaban siendo imágenes soberbias e impactantes, además de reflejar la realidad sin distorsionarla (pero siempre se tratará del punto de vista del fotógrafo, algo completamente subjetivo). Aquí, se trata de mejorar el resultado, la calidad final de la fotografía.

Creo, por todo ello, que es esencial distinguir bien ambos campos. Y no meter todo el mismo saco, ya que el término fotografía digital es muy amplio. Hay que valorar siempre los resultados y no caer tanto en el prejuicio escudándose en la ética para justificar una descalificación o una admisión de una imagen como tolerada o no. La fotografía digital tiene aún un largo camino.

El hecho de mejorar una fotografía, con mayor o menor medida, no implica que no deba ser considerada como una fotografía, puesto que el fotógrafo que procesa su imagen, busca transmitir una sensación, ofrecer su particular punto de vista al espectador. Distinto es cuando se realiza con una finalidad distinta, por motivos comerciales, políticos o incluso éticos.

snailbooty

Cada uno debe responderse la pregunta de este post y no limitarse, ni autocensurarse sin motivo sensato. Como decía Ansel Adams:

El negativo es la partitura y la imagen es la interpretación.

Apliquemos siempre el sentido común. Como indica Pedro Meyer, se puede confiar en las imágenes fotográficas siempre y cuando las tratemos con las mismas reglas de juego que le pedimos al texto escrito. Creo que es bastante sensato y el camino hacia la respuesta de la pregunta planteada.

Fotos | Catherine Jamieson | snailbooty | ViaMoi

En Xataka Foto:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos