Compartir
Publicidad
Publicidad

Pensar, paciencia y saber ver: Las mejores armas fotográficas

Pensar, paciencia y saber ver: Las mejores armas fotográficas
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad


En plena era de la fotografía digital, de cada vez es más difícil creer en lo que vemos en una fotografía. En la mayoría de ocasiones es más fácil y se obtienen prácticamente los mismos resultados, editando y recomponiendo las fotografías digitalmente que parándose a pensar, elaborando un concepto y buscándolo en la calle o en la naturaleza.

A través de twitter, Culturaclick (@culturaclick) me mandó un enlace a una selección de fotografías estupendas sin ningún tipo de retoque digital, imágenes reales, con una historia más o menos interesante según los casos, pero al fin y al cabo, una historia que contar. Viendo esas fotografías pensé que hacía mucho que no veía fotos así, que actualmente, salvo excepciones, se está ignorando la importancia de ese esfuerzo anterior a la toma de la fotografía.

Costó mucho, pero con la insistencia y el trabajo de muchos autores clásicos, llegó a considerarse la fotografía como un arte, y aunque personalmente pienso que han convertido el arte en simples objetos de comercio, el verdadero artista es aquel que se hace con algún medio físico (instrumentos musicales, colorantes, materiales, la luz, etc.) para expresar lo que lleva dentro, su forma de ver el mundo.

Nosotros como fotógrafos, hemos escogido una cámara con o sin sus accesorios, de película o digital, en todas sus variantes y formatos, pero que al fin y al cabo no hace más que captar la luz y convertirla en una imagen fija a través de la que tenemos una oportunidad de expresión.

Fotografís sin retoque

Todos intentamos aprender las técnicas fotográficas que más nos atraen, aprendemos a usar las cámaras, los objetivos o sus accesorios y de esta forma conseguimos de algún modo expresarnos mejor. Actualmente las herramientas para conseguirlo se multiplican día a día y por eso se nos facilitan mucho las cosas.

El problema es que muchas veces olvidamos la parte de la pre-producción de la que nos hablaba Rodrigo en el especial “flujo de trabajo” y nos vamos directamente a la toma, pensando que siempre nos quedará la post-producción para arreglar lo que hayamos hecho mal e incluso para componer cosas que ni se nos habían ocurrido.

Las fotografías de las que os hablaba antes y que algunas ilustran este artículo, se podrían haber montado perfectamente una vez en casa usando Photoshop (o cualquier otro programa) y aunque no restara calidad visual a las imágenes, conceptualmente para el fotógrafo que las tomó no sería lo mismo.

Estoy totalmente a favor del uso del Photoshop, pero no para la solución de errores, sino para la creación de imágenes que tenemos en mente y que por cualquier motivo nos es imposible conseguirlas. Me gustaría diferenciar aquí imposibles de difíciles, ya que muchas veces optamos por la solución más fácil sin pensar que precisamente esa es la opción que escogerá la mayoría y por lo tanto pasaremos a formar parte del montón.

Fotografías sin retoques

Hablo del pensar, la paciencia y el saber ver como las mejores armas fotográficas porque somos fotógrafos (me da igual si aficionados o profesionales) y cuando tomamos fotografías deberíamos tener algún motivo para hacerlo, por lo tanto debemos pensar antes de disparar qué es lo que estamos buscando y qué queremos transmitir con nuestras fotografías.

La paciencia siempre suele ser una gran compañera para conseguir que esas fotografías difíciles de las que hablaba antes, aparezcan ante nuestros ojos. Es cierto que en muchas ocasiones debemos ser veloces, coger la cámara y disparar, pero tambien es cierto que muchas veces es la paciencia la que nos permite esperar hasta el momento decisivo y no disparar antes o simplemente marcharnos del lugar sin tomar la fotografía que estábamos buscando.

El saber ver es lo más complicado, lo que la mayoría debemos aprender durante muchos años de experiencia, lo que sólo algunos, muy pocos, tienen como una especie de instinto desde que nacen. Pero es sin duda lo que nos llevará a obtener las mejores fotografías que tomemos.

Como digo, debemos aprovechar al máximo los recursos de los que disponemos, pero sin olvidar que somos fotógrafos y no diseñadores gráficos, que aunque me guste, es otra cosa distinta a la fotografía.

Fotografías | Culturaclick

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos